Tradiciones

Vivir la Feria de Abril desde dentro

La Feria de Abril se celebra en Sevilla cada año a finales de abril o primeros de mayo. ¿Os apetece conocerla? Si queréis disfrutar de una de las fiestas patronales con más fama de España, podéis recorrerla con nosotros en este post y conocer en qué consiste.

La Feria de Abril llena de vida las calles de Sevilla. Son varios los focos de atención a los que hay que estar atento para no perdérselos. Estos van desde las casetas y atracciones que se instalan en el barrio de Los Remedios, las corridas de toros en La Maestranza pasando por las sevillanas, los trajes de gitana, los “tablaos flamencos” o los refrescantes rebujitos.

Las casetas: el corazón de la feria

El Real de la Feria, llamado así por la moneda que cobraban los cocheros por llevar hasta las casetas antaño, es el espacio central de la fiesta. Allí se encuentran las casetas, que se reparten en manzanas y calles. Cada una de las calles lleva el nombre de un torero famoso. Por el día, es fácil ver a los carruajes y el paseo de caballos, mientras que por la noche, la feria se ilumina con sus farolillos para recibir con baile y cante al sol.

de0580

Las casetas son el corazón de la feria. Suelen tener todas un “tablao”, donde dar rienda suelta al baile y al cante andaluz. Si bien es cierto que gran parte son privadas y sólo se puede acceder si eres socio, también existen casetas públicas que puede entrar quien quiera. Allí dentro, podéis probar el famoso rebujito, una bebida que consiste en manzanilla con gaseosa, refrescante. Os dará fuerzas para aguantar el ritmo sevillano.

Paseo de caballos

Uno de los espectáculos más llamativos de la feria es el paseo de caballos, donde se exhiben los mejores ejemplares equinos y los carruajes más llamativos de Andalucía. Son muchos los que quieren participar y tal es así que se controla la entrada de carruajes, dejando acceder a los de matrícula par unos días y a los de impar, otros. Los carros se clasifican dependiendo del tipo de enganche y el número de caballos que los lleven.

feria de abril

Allí, sobre los carruajes, se exhiben los trajes de gitana de las sevillanas y sevillanos, que lucen con orgullo. Hay algunos sevillanos que tienen un traje para cada día de feria, así que no os dejaréis de sorprender. Las modas van cambiando, pero la esencia del traje siempre se mantiene.

El Alumbrado

El Alumbrado marca el inicio de la Feria y tiene lugar la noche del lunes al martes a las 00:00, en este año, del 5 al 6 de mayo. El alcalde es el encargado de pulsar el interruptor para que poco a poco se vayan encendiendo todas las bombillas del recinto ferial a la vez que suenan los ritmos de sevillanas. A esta primera noche se le conoce como “lunes del pescaíto”, los socios de las casetas se reúnen como preludio al encendido y cenan un menú variado de pescado frito. El mejor lugar para ver el encendido es la calle Antonio Bienvenida, donde la panorámica de la Portada (puerta principal) es perfecta.

Otro de los puntos calientes de la feria es La Maestranza, la plaza de toros, donde se realizan corridas durante la feria

Junto al Real se encuentra la “Calle del Infierno”, que no es sino el recinto de atracciones que se colocan con motivo de las fiestas. Los más pequeños y los que tienen ese espíritu aventurero no dejan acabar las fiestas sin haber probado suerte en sus tómbolas o sin haber gritado en sus atracciones. Otro de los puntos calientes de la feria es La Maestranza, la plaza de toros, donde se realizan corridas durante la feria. Suelen participar los mejores toreros del momento y no es difícil verles terminar la faena saliendo a hombros por la puerta.

¿Convencidos? Reservad hotel en Sevilla e id practicando vuestro arte bailando, ya que es muy difícil no dejarse llevar por la marcha y la diversión de la Feria de Abril. También podéis consultar el apartado de ofertas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*