Igual que hay gente que necesita que, a la hora de viajar, le den todo hecho, hay otras personas que prefieren ir descubriendo el mundo… a cada paso que dan. Normalmente, y aunque, como para todo, hay que valer, quien elige la segunda de las opciones suele sacarle un mayor provecho a eso de perderse por el mundo.

Sin embargo, y a pesar de la emoción que implica el dejarse sorprender, conviene tomar una serie de precauciones antes de liarse la manta a la cabeza…sólo. Aquí van algunos consejos que, quizás, eviten más de un problema al viajero solitario:
1. Ser muy cuidadoso sobre lo que se mete en la maleta. Llevar todo lo importante –y nada superfluo- evitará muchos problemas.
2. Tratar de informarse acerca de detalles como si los hospedajes elegidos tienen, al menos, en alguno de los casos, posibilidad de lavar la ropa; si la zona a recorrer está bien surtida, o no, de transportes públicos; si va a haber que alquilar un coche… De la respuesta a algunas de estas preguntas dependerá (debería) el contenido de nuestro equipaje
3. Si no se habla el idioma del lugar al que se va a viajar, convendría memorizar –escribir o hacerse con un diccionario fonético también podrían ser buenas opciones- (en todo caso, el inglés se habla en casi cualquier rincón del Planeta, a no ser que se visiten lugares muy apartados)
4. Informarse de si en los países que vamos a visitar supone algún problema añadido –lo es para ciertas culturas- sacar fotos a la gente.
5. Hacerse un seguro medico, en especial si se viaja fuera de la Unión Europea. Es conveniente escanear toda la documentación –tanto la médica como la otra- y, evidentemente, llevar las copias separadas del original.
6. No llevar encima mucho dinero en efectivo (las tarjetas de crédito se pueden cancelar; el dinero robado…es dinero robado) y, sobretodo, no llevarlo metido en la maleta o mochila, fácil presa de pérdida, extravío o robo.

DATOS PRÁCTICOS
http://www.losviajeros.com/foros.php?f=1