Madrid es una joya por descubrir. La capital española encierra una serie de lugares capaces de seducir a los viajeros culturales y es que dispone de una amplia oferta de museos, monumentos y mucho más. Tampoco hay que olvidar sus posibilidades gastronómicas y de ocio, que hacen que ir a Madrid siempre sea algo divertido.

Para conocerla en profundidad se necesitan días. No obstante, os hemos preparado una ruta en la que podréis conocer alguno de sus monumentos y zonas.

Que ver en Madrid. Gran Vía de Madrid

Para empezar la ruta nos calzaremos unas buenas zapatillas e iremos hasta Plaza de España. Si nuestro hotel está cerca de la Gran Vía de Madrid o si nos hemos decantado por alguno de los hoteles en la Puerta del Sol es posible llegar andando. Si tenemos el hotel en otra zona de la ciudad como en el Parque Madrid Río o Atocha, tendremos que ir hasta este punto en metro. Desde allí nos desplazaremos hasta la Plaza de Oriente, donde nos aguarda el Palacio Real de Madrid. Bien merece una visita. Si realmente disponéis de muy poco tiempo, en el próximo viaje podéis aprovechar la visita y conocer otros lugares reales cercanos como el Palacio de Aranjuez o el Monasterio del Escorial.

Bajad a los Jardines de Sabatini para ver mejor de cerca el estilo sobrio del Palacio. Seguid la ruta hacia la izquierda del edificio para en unos pocos pasos descubrir uno de los lugares más singulares de Madrid. Se trata del Templo de Debod, situado junto al Parque del Oeste. No dejéis de rodearlo y si está abierto a la hora que estáis, entrad para descubrir su interior (además el acceso es gratuito). Es una parte de Egipto en el corazón de la ciudad y tiene nada más y nada menos que 2.200 años de antigüedad. Es especialmente bonito por la noche, así que si después de todo el día os apetece volver, aquí os estará esperando. Si seguís caminando hacia la izquierda podréis llegar hasta la Ermita de San Antonio de la Florida, sobria por el exterior, pero en cuyo interior os aguarda un impresionante conjunto pictórico que el aragonés Francisco de Goya pintó a finales del siglo XVIII. Para ver más obra de Goya, además de en el Museo del Prado, podéis también acercaros hasta la Real Basílica de San Francisco el Grande, ubicada en el barrio de La Latina, al otro lado del Palacio Real.

madrid

Tras este paseo, nos dirigiremos ahora hacia la Puerta del Sol; Madrid es estado puro. Este punto neurálgico reúne a turistas, vecinos, trabajadores… El ir y venir es constante. Quizá os sintáis agobiados, si no estáis acostumbrados a las multitudes, pero merece la pena el esfuerzo porque sólo así se puede entender parte del carácter de los madrileños. Tras observar lo básico de esta plaza, que incluye como puntos interesantes la escultura del Oso y el Madroño, el Reloj de la Puerta del Sol y el Kilómetro Cero, nos encaminaremos hacia la calle más famosa: la Gran Vía de Madrid. Allí os esperan tiendas, restaurantes y lugares como la Espacio de la Fundación Telefónica, un edificio que si tenéis tiempo merece la pena visitar por sus exposiciones temporales. En el caso de que hayáis escogido el hotel en esta zona, tenéis la diversión asegurada por la noche, y sería una buena idea aprovechar la visita y disfrutar de alguna obra de teatro o musical. La oferta es variada e interesante durante todo el año.

madrid

Si recorréis toda la Gran Vía iréis en dirección a la Plaza de Cibeles, donde celebran los triunfos los seguidores del Real Madrid, haya ganado su equipo en el estadio Santiago Bernabeú o fuera. La fuente en estas ocasiones se valla, el resto del año está impasible en medio de la avenida observando el tráfico madrileño y mirando de reojo a la Puerta de Alcalá. Desde allí, tenéis un bonito paseo por el que pasaréis por delante de los museos más importantes de la ciudad como el Museo del Prado, el Thyssen Bornemisza y el Reina Sofía. Antes, podéis acercaros hasta el recién renovado Museo de Arqueológico Nacional, ubicado en la parte trasera de la Biblioteca Nacional, en el Paseo de Recoletos. Tras el paseo acercaros hasta el Parque del Retiro de Madrid, un remanso de paz, en el que además, hay muchos secretos por descubrir.

madrid

Si habéis estado en Madrid otras veces, quizá os apetezca cambiar alguno de los puntos de esta guía para conocer lugares menos populares, pero no por ello menos interesantes. Por ello, os animamos a que os acerquéis hasta alguno de los museos más pequeños de Madrid entre los que se encuentran, entre otros, el Museo Cerralbo, el Museo del Romanticismo, el Museo Nacional de Artes Decorativas, el Museo Lázaro Galdiano y el Museo Sorolla. Además, desde un tiempo, existe la posibilidad de comprar una entrada conjunta para visitar todos ellos. Se llama “Cinco Museos, Otro Madrid” y merece la pena su adquisición.

¿Preparados? Esperamos que disfrutéis de vuestra escapada. Si todavía no tenéis alojamiento, no dejéis de visitar Centraldereservas.com para conseguir los mejores precios en Madrid.