¿Viajas con niños? ¿Ves complicado combinar las vacaciones con los horarios de los más pequeños? Muchas veces es difícil encontrar un destino donde estar cómodos y lejos de todo tipo de peligros, donde bajar a la playa no se convierta en una odisea peor que la que vivió Ulises.

Os proponemos tres playas en España para familias, para que podáis disfrutar de vuestra estancia fácil y relajadamente.

La Alcudia. Islas Baleares

La Alcudia se encuentra en la isla de Mallorca, siendo la playa más amplia de todo el archipiélago balear. Las ventajas de este lugar son varias que van desde aguas tranquilas y poco profundas hasta arena blanca muy fina.

Por supuesto, cuenta con la Bandera Azul. Comprende más de 7 kilómetros, por lo que podéis elegir el tramo que más os convenza.

En la parte más cercana al Puerto Deportivo encontraréis un paseo peatonal que os llevará hasta la Ciudad Blanca, donde está la mayor oferta de ocio. El segundo tramo desde Ciudad Blanca hasta Platja de Muro es más virgen y más tranquilo. En la playa encontraréis servicios, duchas, chiringuitos, socorristas, alquiler de hamacas, sombrillas…

Si además sois una familia con ganas de emociones, siempre podéis disfrutar el parque acuático de Hidropark, con toboganes, piscinas y muchas sorpresas más.

Oropesa del Mar, Castellón

Cuatro de sus playas, las de Les Amplaries, Morro de Gos, La Concha y Platgetes de Bellver, han conseguido este año el distintivo de Bandera Azul, debido a su accesibilidad y buenos servicios. Este municipio de Castellón dispone de múltiples ofertas para el turismo familiar.

En julio se celebra el Festival Internacional de Títeres, con compañías venidas de varios puntos del planeta, ofreciendo un espectáculo para todo los públicos. Además, en temporada alta cuenta con animación infantil en las playas con concursos de castillos de arena, carreras…

Lejos del mar, los más pequeños podrán dar rienda suelta a toda su energía en alguno de los parques de ocio de la localidad o podrán disfrutar del cine al aire libre en la playa o de los fuegos artificiales que cubren el cielo en los meses de julio y agosto.

La oferta hotelera es muy amplia ya que aquí se encuentra Marina D´Or y muchos de los establecimientos disponen de servicios especiales para niños, además de instalaciones para que los adultos descansen y se relajen.

La Playa del Inglés, Gran Canaria

En el otro extremo de España, en la isla de Gran Canaria, os espera la Playa del Inglés, un rincón lleno de propuestas para que le saquéis partido a vuestras vacaciones en familia. Dispone de zonas resguardadas donde los más pequeños pueden estar a su aire sin peligro y otras con más animación, especialmente concurridas en los meses de verano.

Además, se pueden realizar actividades únicas como pasear sobre un camello por la Playa del Inglés, una experiencia que nunca olvidaréis. La isla de Gran Canaria es muy amplia y desde este destino se pueden acceder a otro tipo de propuestas como la de hacer un safari marino para conocer el hábitat de los delfines, hacer un curso de surf para toda la familia o visitar Palmitos Park, un paraíso lleno de animales exóticos.

En cuanto a la hora de encontrar alojamiento, no hay ningún problema ya que existe una gran oferta de hoteles y apartamentos para todos los bolsillos.

viajar con niños