Tendencias

Tasa turística: lugares con peaje

España está de enhorabuena. El pasado mes de agosto salieron a la luz unos datos prometedores referentes al turismo, ya que el país había recibido durante el mes de julio un total de 7.875.997 turistas extranjeros y la cifra acumulada llegaba a los 34.019.611 visitantes foranos en lo que va de año, batiendo todos los récords. A todo el turismo externo hay que sumarle el nacional, ya que los españoles también viajan dentro de las fronteras del estado. Entre todas las cifras destaca la de Cataluña, ya que esta comunidad ha recibido al 25,8% del total de visitantes extranjeros.

Turismo en Cataluña

Es quizá por eso que cuando tenemos que hablar de Tasa Turística en España, de momento, sólo hablemos de Cataluña, ya que es la única Comunidad Autónoma que la aplica a todo aquel que pernocte en su territorio. En el resto de Europa son muchas las ciudades que la cobran en sus establecimientos, como un impuesto que intenta revertir en la zona para cuidar el patrimonio y servicios turísticos. Cataluña la aplica desde el 1 de noviembre de 2012.

¿Cómo funciona?

La tasa se cobra por noche a todos aquellos que usen hoteles, apartamentos turísticos, campings, casas rurales, albergues de juventud, áreas de pernoctación para albergues móviles, embarcaciones de crucero o viviendas de uso turístico.

El precio varía del tipo de establecimiento y de si está o no está en Barcelona capital.

Si el alojamiento elegido es de 5 estrellas o es un crucero cada persona tendrá que pagar un impuesto de 2.25 euros la noche. La tasa para 4 estrellas o 4 estrellas superior será de 1,10 en Barcelona y de 0,90 en el resto de Cataluña. Para los demás establecimientos hoteleros la tasa es algo menor. En la ciudad condal es de 0,65 por noche, mientras que el resto de la Comunidad Autónoma es de 0,45.

Sólo se podrán librar de este pago los menores de 16 años o aquellos cuya estancia este subvencionada por algún programa de la Unión Europea. Eso sí habrá que acreditar que se pertenece a alguno de estos dos grupos exentos. En los lugares, están obligados a señalar el pago extra para que el cliente sepa que se debe al Impuesto Turístico de la Generalitat de Catalunya (este el nombre oficial).

¿Cómo se reparte el dinero?

Funciona también diferente en Barcelona que en el resto de Cataluña. En la capital, el dinero recaudado se repartirá a partes iguales entre el Ayuntamiento y la Generalitat, mientras que el resto del territorio, el ejecutivo autonómico se quedará con el 70% y el 30% restante será para los ayuntamientos.

Su aplicación despertó cierta polémica entre el sector privado de la hostelería catalana, ya que argumentaba que podría hacer huir a los turistas a otras comunidades con servicios similares que no la tuvieran.

¿Qué opináis? ¿Deberían el resto de Comunidades Autónomas gravar las pernoctaciones? ¿Cuánto sería el peaje ideal?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*