Ramblas de Barcelona
Turismo cultural

San Jorge: disfrutar de Aragón y Cataluña

El día 23 de abril es San Jorge, patrón de Aragón y de Cataluña. Ambas comunidades poseen un pasado en común y son muchos los puntos que les unen. Uno de ellos es este: San Jorge (Sant Jordi en catalán). ¿Queréis hacer un viaje por el nordeste de España? Allá vamos.

En Huesca se apareció por primera vez San Jorge

Huesca es una ciudad tranquila, que se coloca como un buen lugar desde donde partir para conocer el Pirineo Aragonés. Es nuestra primera propuesta de este viaje. ¿Por qué? Porque fue aquí donde se apareció por primera vez San Jorge. Las leyendas cuentan que San Jorge se presentó en 1096 en la batalla de El Alcoraz y, gracias a su presencia, Pedro I logró tomar la ciudad de Huesca a los musulmanes y convertirla en un bastión cristiano. Lejos de la historia, hoy en día en el lugar de la batalla se erige una ermita, que es visitada por miles de oscenses el día 23 de abril. Suben allí y pasan el día al sol disfrutando de una jornada festiva. Si viajáis hasta Huesca descubriréis otros lugares de interés como el Parque Miguel Servet, su Catedral (fijaros en el alero de su portada), el Monasterio de San Pedro el Viejo o su Museo Provincial. Y sobre todo, no podéis dejar la ciudad sin probar su gastronomía. 100% recomendable.

Sos del Rey Católico os guiará por sus calles hacia su pasado glorioso

También en Aragón, en la provincia de Zaragoza, os espera una pequeña localidad que guarda el encanto de siglos de historia. Nos referimos a Sos del Rey Católico, un enclave en las Cinco Villas, que os guiará por sus calles empedradas hacia su pasado glorioso. Aquí, en estas calles, declaradas Conjunto Histórico-Artístico, nació Fernando El Católico y muchos nobles influyentes de la época. Sus recovecos y su olor medieval y renacentista os encandilarán. Se pueden visitar numerosos lugares de interés como su castillo, la iglesia de San Esteban, el palacio de Sada, su catedral, su lonja, su judería… Además se puede hacer senderismo por los alrededores y visitar otras localidades paradas en el tiempo como Uncastillo o Biel. Y si os apetece daros un baño, os espera el Pozo Pígalo de Luesia.

Ramblas de Barcelona san jorge
Además de ser San Jorge, el día 23 de abril es el día del libro y ciudades como Zaragoza y Barcelona se llenan de puestos de las librerías que salen a la calle a compartir literatura con los ciudadanos. Este día en Cataluña es típico que te regalen una rosa y un libro. En Aragón, suelen regalar un clavel y un libro. Es una buena oportunidad para medir el pulso literario de las ciudades. Pasear por el Paseo de la Independencia de Zaragoza o por la Rambla de Barcelona y descubrir qué se mueve en el mundo editorial de ambas comunidades. En Zaragoza, al ser un día festivo, se realizan múltiples actividades que incluyen visitas especiales, conciertos gratuitos, mercadillos de artesanía y actividades para niños. En Barcelona es un día para visitar el Palau de la Generalitat, ya que celebra una jornada de puertas abiertas.

Museo del Molino san jorge
Siendo el día del libro, una visita curiosa es la que se puede realizar al Museo Molino de Papel de Capellades, ubicado en un antiguo molino papelero, en la provincia de Barcelona. Dentro descubriréis la estructura de un molino encargado de realizar papel en el siglo XVIII. Asimismo, el museo conserva un fondo formado por herramientas, maquinaria, papeles y tampones desde el siglo XII hasta la actualidad. El molino se sitúa junto a la “Bassa”, una fuente de agua natural que era la que utilizaban los molinos para la elaboración del papel. Esta papelera fabricaba sobre todo papel de barba de primera calidad y papel de fumar. Hoy en día se sigue realizando papel a mano y desde el museo ofrecen numerosos talleres y actividades para que se aprenda el proceso de creación del papel. Asimismo, existe una exposición permanente dedicada al papel de la imprenta en la historia y su importancia en la industria editorial. Podéis hacer noche en el mismo Capellades.

El Parque Natural del Delta del Ebro contiene hábitats naturales como lagunas con sal, dunas, playas, bahías, ríos y arrozales

Por último, si os apetece algo de naturaleza, un lugar que viste especialmente bonito estos días es el Parque Natural del Delta del Ebro, en la provincia de Tarragona. Contiene diferentes hábitats naturales como lagunas con sal, dunas, playas, bahías, ríos y, sobre todo, arrozales. Un lugar donde os podéis alojar es en L´Ampolla, la denominada puerta del Delta. Si hace buen tiempo, la arena de su playa os espera. Si lo que queréis es sumergiros en la naturaleza, una visita que se puede realizar es a la zona de les Olles, la laguna más pequeña del Delta. Allí podréis observar el espectáculo de los pájaros. Desde la web de turismo, nos recomiendan varios itinerarios para recorrer ya sea a pie o en bicicleta. ¿Os atrevéis con este que mezcla arrozales y aves?

Montaña, mar, libros, museos, cultura, historia, gastronomía… Aragón y Cataluña, dos territorios que sin duda merecen la pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*