La ropa para ir a la nieve es casi tan importante como el material de esquí. Por eso, antes de partir, tenemos que asegurarnos de que disponemos del equipo necesario para enfrentarnos a un día en la montaña. La importancia de llevar las prendas adecuadas se incrementa, incluso más, cuando hay niños y vamos a la nieve en familia. Para evitar resfriados y facilitar la comodidad de todos tenemos que saber qué ropa de esquí necesitamos.

ropa de esquí para toda la familia

Qué no puede faltar en tu maleta

Esquiar es un placer, pero para poder disfrutar al 100 % de la experiencia tenemos que ir abrigados con ropa cómoda, que nos proteja del frío, de la humedad y del temido viento. Bajo esta máxima, debemos ponernos manos a la obra para confeccionar una maleta perfecta. Es importante no llevarnos ropa de algodón, ya que esta se moja rápidamente y es complicada después de secar. Lo mejor es decantarse por materiales sintéticos que sirvan para mantener el cuerpo seco.

Siempre se habla de que para esquiar es recomendable llevar tres capas de ropa. Nosotros no vamos a llevar la contraria a los expertos, así que empecemos con la primera capa. Esta es la que va pegada al cuerpo, y la más importante para mantener la temperatura. Es indispensable que sea transpirable. Así que primer elemento en la maleta: camiseta interior térmica y mallas.

La segunda capa irá encima para darnos calor y expulsar la humedad que se produce con el sudor. En este caso nos podemos decantar por meter un forro polar, que no pese, que se ajuste a nuestros movimientos y que no deje ninguna parte de nuestro cuerpo al aire. La tercera capa es la exterior, cuya función principal será protegernos de los agentes externos como el frío, el agua y el viento. Tiene que ser cómoda y fácil de quitar, porque en sitios cerrados o si hace mucho calor, es probable que queramos prescindir de ella. Lo ideal es que sea impermeable, que transpire y que sea de buena calidad. Nos tiene que mantener secos, sino queremos coger un buen resfriado.

ropa de esquí para toda la familia

Para la parte inferior del cuerpo hay que optar por pantalones de esquí o monos. Los pantalones son más cómodos para adultos, pero si vais acompañados de niños, es mejor que ellos lleven monos, ya que son más prácticos y sencillos de ajustar. Además algunos monos de niños llevan los guantes incluidos, así evitaremos que se pierdan en la nieve. Tampoco hay que desechar la idea de los cascos, rodilleras y coderas para evitar el daño en caso de caída.

A todo ello hay sumar más accesorios indispensables como los guantes. Es necesario que sean impermeables. Se pueden llevar unos más finos debajo, siempre y cuando nos resulten cómodos para el movimiento. Tampoco nos podemos olvidar de los gorros o pasamontañas. La cabeza, el cuello y las orejas están expuestos en primera línea del frío por lo que hay que asegurarse de que estén bien cubiertos. Los pasamontañas vienen bien, aunque para muchos resultan molestos. En ese caso, un buen gorro y una braga para el cuello pueden ser la solución ideal. En la maleta tampoco hay que olvidarse de meter varios pares calcetines, botas para la nieve (antideslizantes y resistentes al agua), gafas de sol para evitar lesiones oculares y crema solar y protector labial de alta protección.

Y por supuesto, hay que dejar sitio en la maleta para ropa para fuera de pistas. En vuestra estancia podréis ir a restaurantes, museos o monumentos, en los que deberéis vestir según la ocasión. Poned dentro de la maleta buen calzado, pantalones y un buen abrigo para ese tiempo de ocio y descanso.

Ropa de esquí toda la familia

La importancia de mimar la ropa

Como todo el material de esquí, la ropa para ir a la nieve no es barata, por eso es indispensable cuidarla y mimarla para que no deje de ser útil en poco tiempo. La ropa hay que tratarla con cuidado, guardarla de una temporada a otra a bien recaudo y en el caso de que tenga algún desagarro, arreglarlo. Antes de meterla en los armarios hay que lavarla adecuadamente siguiendo las instrucciones del fabricante para eliminar cualquier tipo de suciedad que pueda quedar incrustada.

También es importante entre jornada y jornada de esquí, dejarla bien extendida para que se seque en caso de quedar mojada para que no se estropee, pero también para que no coja olores derivados de la humedad.

ropa de esquí para toda la familia

¿Cuáles son vuestros indispensables para ir a la nieve? ¿Qué no falta en vuestra maleta? ¡Contádnoslos! Seguro que entre todos aprendemos trucos nuevos.

Reserva ya tu alojamiento de nieve en Centraldereservas.com