Que ver en Madrid. Gran Vía de Madrid
Ciudades Turismo cultural

¿Qué visitar en la línea roja de metro de Madrid?

Preparen sus billetes, que pasa el revisor. Hoy viajaremos por Madrid en la línea 2 de metro. La línea roja, que ahora lleva el apellido Vodafone, os permitirá conocer un poco mejor la capital de España, aprovechando la velocidad de su subterráneo. ¿Preparados? Picad el billete que comenzamos.

montaje-metros-v3

Avisamos que la línea tiene 20 paradas, pero tranquilos que no os haremos bajar en todas. Para comenzar el periplo partimos desde la estación de Las Rosas, situada en la intersección del Paseo de Ginebra con la calle Suecia. Podéis abrir un libro mientras esperáis al convoy y ya dentro estad atentos a que llegue la primera parada: La Almudena. Quizá os parezca una visita un poco tétrica, pero si bajáis aquí os invitamos a dar un paseo por el Cementerio de La Almudena. Este camposanto data de finales del siglo XIX y ha sido el cementerio principal de Madrid durante muchos años. Entre sus ilustres ocupantes descubriréis a Lola Flores, Antonio Flores, Benito Pérez Galdos, Francisco Pi y Margal, Francisco Umbra, Dolores Ibarruiri, La Pasionaria o Santiago Ramón y Cajal. De vez en cuando se realizan visitas guiadas, os podéis informar en Información y Turismo.

El parque del Retiro es el pulmón verde de Madrid y tiene nada más y nada menos que 118 hectáreas

Tras este paseo, volved al metro, camino del siguiente destino: Ventas. Esta parada, que se puso en funcionamiento en 1924, os conducirá a la Plaza de Toros de Las Ventas, la plaza más grande del país. El edificio se inauguró en 1931 y se construyó bajo los parámetros del neomudéjar. Se realizan tours y se puede visitar todos los días en horario de 10:00 a 18:00, siempre que no haya ese día corrida de toros o espectáculo. Bajad de nuevo a los andenes para encaminaros hacia la próxima parada: Retiro. Allí desembarcaréis en la calle Alcalá al lado del parque del Retiro, un rincón de visita obligada en Madrid. El pulmón verde de la capital tiene nada más y nada menos que 118 hectáreas. Pasead por sus caminos y visitad el famoso estanque con la estatua de Alfonso XII, sentaros junto a la ría artificial o sorprenderos con la arquitectura del Palacio de Cristal. Coged aire para entrar de nuevo en subterráneo.

Desde la azotea del Círculo de Bellas Artes las vistas de la ciudad son increíbles

En la siguiente estación, Banco de España, os esperan numerosos atractivos entre los que se encuentran, evidentemente, el edificio del Banco de España, la Casa de América, el Círculo de Bellas Artes y la fuente de la Cibeles. En el Círculo de Bellas Artes podréis disfrutad de su azotea. Desde allí, las vistas de la ciudad son increíbles. Eso sí, para subir tendréis que pagar 3 euros (2 con carnet joven). Del cielo a la tierra, regresad al metro para conocer la estación más conocida de Madrid: Sol.

madrid_01

La estación de Sol, ahora Sol Vodafone, es el nudo de comunicaciones. Se sitúa bajo la Puerta del Sol. Nada más ascender las escaleras reconoceréis el reloj de las campanadas. Visitad el Kilómetro 0 de España, situado allí mismo, y aprovechad para conocer el centro de Madrid. Desde allí accederéis en pocos minutos a la Plaza Mayor o a Gran Vía. Podéis haceros una foto junto al Oso y el Madroño, símbolo de la ciudad, o comeros un bocadillo de jamón o calamares en los bares de las proximidades.

Siguiendo la línea 2 del metro de Madrid, tenéis que apearos en Ópera, una estación situada estratégicamente para visitar el Teatro Real, la Plaza de Oriente y el Palacio Real. El Palacio Real es la residencia oficial de los Reyes de España, aunque no viven allí. Merece la pena visitar este edificio del siglo XVIII para ver la opulencia de los monarcas españoles a lo largo de la historia. Destaca el Salón del Trono, cuya decoración sigue intacta desde la época de Carlos III. Para conocer la famosa Plaza de España, tendréis que bajaros en la estación de Noviciado, que está unida por un túnel con la salida a la Plaza de España. Allí veréis otra típica vista de Madrid con rascacielos y un jardín central donde descansar. En un último viaje llegaréis hasta el final de la línea 2 de Madrid: Cuatro Caminos. Esta estación presenta una curiosidad, ya que es la más profunda de toda la línea de metro de la ciudad, estando sus andenes (eso sí los de la línea 6, no los de la 2) a 45 metros de profundidad.

El viaje ha acabado, pero podéis volver atrás y visitar de nuevo aquello que más os haya gustado. Podéis hacer noche en Madrid reservando un hotel en el centro. ¡Ah! No tiréis el billete, será un buen recuerdo de esta experiencia en la línea 2 del metro de Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*