Playa de las catedrales
Playa Turismo cultural

Qué ver en la playa de las Catedrales

La Playa de las Catedrales es una de las playas más bellas de la costa española. Se sitúa en Galicia, más concretamente en la provincia de Lugo. La naturaleza ha obrado para que las rocas conformen un paisaje de bóvedas y arcos que recuerdan a la grandeza de una catedral gótica. ¿Queréis daros un baño con nosotros?

playa-de-las-catedrales-atardecer

Principales características de una playa única…

El nombre real de este rincón gallego es Aguas Santas, aunque su aspecto le ha hecho ganar la fama como Playa de las Catedrales. Pertenece a Ribadeo, a la parroquia de A Devesa. Es el Cantábrico, no el Mediterráneo por lo que hay que tener cuidado con el tiempo y el estado del mar.

Las mareas, en este caso, transforman por completo el aspecto de la playa. A las mareas de esta zona se les conoce como “mareas vivas”, ya que cambian rápidamente. Es cuando está baja cuando es considerado el momento óptimo para visitarla, ya que es entonces cuando se puede caminar por la arena entre los acantilados.

Se accede a la playa por unas escaleras y, en bajamar, se puede llegar hasta las cavidades formadas por el paisaje y recorrer las galerías de hasta 32 metros de altura.

Antes de ir, informaros sobre las mareas y el tiempo que os espera. Y una vez estéis allí no descuidéis el reloj, no os vayáis a llevar un susto, puesto que las mareas no avisan. Podéis consultar las mareas en esta web.

Playa de las catedrales

La playa tiene bandera azul desde 1997 y se extiende a lo largo de casi 1.400 metros de arena fina. Dispone de aparcamiento, vestuarios, socorristas y servicios, por lo que podéis o bien llevaros la comida para pasar la jornada (hay zona de pic-nic con bancos y mesas) o ir al restaurante de la playa, cuyas vistas son impresionantes.

Playa de las catedrales vista aérea

Más consejos si visitas la Playa de las Catedrales

Si no habéis mirado las mareas y resulta que vuestra visita coincide con marea alta, no podréis acceder a la arena, pero sí podréis deleitaros con un paseo por los acantilados, sintiendo la fuerza de la naturaleza a vuestros pies. Si además, elegís una fecha en la que la marea alta coincida con el atardecer, la experiencia puede ser inolvidable.

Ya que estáis en Ribadeo, podéis hacer turismo por el área. Uno de los atractivos turísticos de este destino es su patrimonio arqueológico donde destacan sus castros con yacimientos como el Castro de As Grobas, en la parroquia de Vilaselán. Tampoco hay que dejar de visitar el yacimiento paleolítico de Louselas, al que se data con una antigüedad de 300.000 años. Allí se han encontrado bifaces, raspas y otros utensilios elaborados con los cantos rodados de la Ría. También podéis visitar el pueblo marinero de Rinlo y por supuesto conocer Ribadeo. En él os tenéis que fijar en edificios como la Torre de los Morenos, una casa de indianos de principios del siglo XX o el Pazo de Ibáñez, hoy sede de la casa consistorial.

Playas más bonitas de España

Para descansar hay una amplia oferta de hoteles en Ribadeo, elegid el que más os guste y preparaos para disfrutar de un paisaje único.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*