Hacer maletas es todo una arte. Dicen que es como montar en bicicleta, que nunca se olvida. No obstante es una responsabilidad seria, ya que la calidad de nuestras vacaciones dependerá en parte de lo que llevemos con nosotros. Eso sí, si os olvidáis algo, no os agobiéis, ya que en la época en la que vivimos seguro que en destino hay tiendas donde poder adquirir los productos que os faltan.

Aún así, para que preparéis vuestra estancia en la nieve, os hemos recopilado algunos consejos y productos que no pueden faltar en vuestro equipaje. ¿Qué meter en la maleta para ir a la nieve? Aquí van algunas ideas que os pueden resultar muy útiles.

maleta nieve Consejos viajar a la nieve

Proteger la piel

La crema solar es un seguro de vida. La incidencia de los rayos del sol en la nieve es más peligrosa si cabe que en otros lugares como la playa o la piscina. Por eso, sea cual sea nuestra tonalidad de piel, debemos de llevar crema solar de alta graduación y no salir nunca sin ella. Id a una farmacia y preguntad, seguro que allí os aconsejan cuál es mejor para vuestro tipo de piel. Igualmente junto a la crema solar tiene que ir un protector labial, ya que la boca es otro punto peligroso. Una vez protegidos, sólo hay que disfrutar. Y eso sí, al acabar, ya en el hotel o el apartamento será el momento de aplicarse la crema hidratante para que la piel no sufra.

Las gafas de sol, grandes aliadas

Igual de importante que lo dicho en el primer párrafo es lo que os indicamos en este. No os podéis dejar las gafas de sol, ya que protegerán vuestros ojos de posibles lesiones. Es indispensable llevarlas puestas, sin ellas es muy peligroso andar por la nieve. Eso sí, aseguraros de que son buenas y que están reguladas para que no os hagan daño. Nuestro consejo es que las compréis en una óptica y que les digáis que vuestra intención es usarlas en la nieve para que os indiquen las más adecuadas.

Mantener caliente el cuerpo

Además del mono de esquí, que no necesitamos ni nombrarlo, es una buena idea hacer hueco en la maleta para ropa interior, mallas y camisetas térmicas. Mantener al cuerpo protegido de las bajas temperaturas es indispensable para disfrutar de la experiencia. Eso sí, escoged ropa cómoda, que os permita moveros con facilidad porque si os abrigáis mucho y luego no podéis cantearos, no habréis ganado nada. Así que antes de ponérosla en la nieve, probadla en casa. También debéis meter forros polares, nunca se echan de menos.

Pies protegidos

Mantener los pies calientes debe ser una máxima para vosotros, así que además de un calzado adecuado para cuando esquiéis, debéis introducir en vuestro equipaje calzado para fuera de pistas y para el apre-ski. Éste debe ser cómodo, calentito e impermeable. Igualmente hay que llevar buenos calcetines. Los hay especiales para la nieve y suelen estar compuestos por lana mezclada con materiales sintéticos como la licra (se secan más rápidos que el propio algodón). Meted varios porque seguramente os los cambiaréis a la largo del día en más de una ocasión.

Gorro y guantes impermeables

Un gorro y unos guantes son lo siguiente que hay que introducir en nuestra bolsa. Nuestro consejo es que llevéis un par por si se mojan. Los guantes deben ser especiales para nieve, sino se calarán a la primera de cambio y llevaréis encima una sensación de humedad durante toda la jornada. Compradlos en tiendas especializadas donde os aconsejarán.

Casco por seguridad

La seguridad es muy importante, por lo que os recomendamos que uséis casco tanto esquiando como en otras prácticas y más si no sois expertos. Os puede salvar de varios accidentes y más vale prevenir que curar. Eso sí, no es obligatorio.

esquí

Equipo para esquiar o hacer snow

Podéis llevar vuestro propio equipo, pero muchas veces es más fácil alquilarlo en destino. Cargar con peso es incómodo por lo que tenéis que valorar si merece o no merece la pena esquiar con el propio equipo. Antes de ir, podéis llamar a la oficina de turismo de la zona para preguntar por tiendas de alquiler de material. Allí os dirán los precios aproximados de cada una de las cosas que necesitáis. Así podréis decidir qué hacer.

Libros y tablets

No siempre el tiempo permite disfrutar de las pistas, por lo que es aconsejable llevar material que os entretenga en caso de que os tengáis que quedar en el hotel. Podéis meter desde un libro de papel hasta un eReader, una tablet, una baraja o un juego de mesa. Eso os dejamos que lo decidáis vosotros mismos.

Bañador para spa

Sí, leéis bien, bañador. No os lo dejéis porque en muchas estaciones de esquí, los hoteles cuentan con centro wellness o spa, ya que darse un baño relajante después de un día de ejercicio es más que reconfortante. Así que como ocupa poco, hacedle un pequeño hueco, aunque sea en el lateral de la maleta. Y por si acaso, coged también un gorro de baño.

Ropa de vestir para veladas especiales

Al igual que el bañador, es un tipo de prenda que tenéis que introducir en vuestra bolsa. En los alrededores de la estaciones de esquí suele haber restaurantes de renombre que ofrecen veladas especiales con menús realizados con productos de la zona. Por eso, no está de más tener algo con lo que ir arreglado. Nunca se sabe cómo va a terminar el día.

¿Qué no puede faltar en vuestra maleta cuando vais a la nieve? ¿Nos hemos dejado algo que consideréis indispensable? ¡Contádnoslo y tomaremos nota!

Pirineo Catalan esqui