Viajar al extranjero

¿Por qué visitar Filipinas?

Este país, formado por 7107 islas, es uno de los menos turísticos del Sudeste Asiático. Si os apetece unas vacaciones lejos de los típicos resorts turísticos, disfrutando de la autenticidad, Filipinas es vuestro destino, pero ¿por qué viajar a Filipinas?

Filipinas

 

En este archipiélago podréis encontrar desde ciudades grandes como su capital Manila, a playas paradisíacas como White Beach en la isla de Boracay, sin olvidar lugares salvajes como la isla de Bohol o impresionantes como el Underground River. Además, es un destino que permite viajar con todo tipo de presupuestos, ya que se pueden encontrar desde alojamientos y restaurantes económicos a grandes complejos de lujo. Vuestra es la elección de elegir qué tipo de vacaciones pasar. Nuestro consejo es que las disfrutéis. Allá vamos.

Manila

Manila es la capital y es un centro de mezcla de culturas donde no falta la parte colonial de intramuros o el barrio chino. Aquí se combina lo exótico con lo occidental, la riqueza con la pobreza. Pasear por Makati, el distrito financiero (con hasta 11 centros comerciales) contrasta con una visita al Mercado de Divisoria o al Parque Rizal. Puede ser un buen punto de partida para tomar contacto con el país. Eso sí, el tráfico se hace agobiante, así que lo mejor es pasar un par de días y visitar puntos más tranquilos.

Isla Palawan

Esta isla alberga lugares tan impresionantes como el Underground River, el río subterráneo más grande del planeta, con un total de 8,2 kilómetros. Es considerado como una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo. Poneos los chalecos para navegar por sus aguas y descubrir el transcurso del tiempo marcado en sus estalactitas y estalagmitas. En la misma isla podéis visitar El Nido, un paraíso para hacer buceo. Otra opción es saltar de isla en isla descubriendo parajes inhabitados llenos de sorpresas agradables. No podéis dejar de visitar la isla de Corón, cuyo paisaje kárstico os dejará con la boca abierta.

Isla de Bohol

En esta isla os espera un paisaje de ensueño que podréis observar desde el mirador de el pueblo de Carmen. Ante vosotros se extenderán las Colinas de Chocolate, ondulantes en el horizonte. Son de color verdoso, pero se vuelven marrones cuando llega la estación seca. En esta isla descubriréis también al primate más pequeño del mundo: el Tarsier. Para conocerlo, podéis desplazaros hasta Corella, donde existe un santuario Tarsier, donde viven en libertad. Por último antes de iros de la isla disfrutad del azul y del fondo marino de sus playas.

Filipinas

Isla de Boracay

Es uno de los destinos más turísticos de Filipinas gracias a playas como la White Beach. Está a 300 kilómetros de Manila y se llega a ella en 35 minutos de avión. Allí encontraréis un gran número de calas y rincones donde pasar desapercibido, así como una animadísima vida nocturna. El paisaje que os espera es el de arena fina blanca, arrecifes de coral y aguas cristalinas llenas de peces de colores.

Cono de Mayón

Al verlo es inevitable pensar en el Monte Fuji. El Cono Mayón, el volcán en activo más importante de Filipinas, es otra atracción turística de las islas. Se ubica en la isla de Luzón, a 330 kilómetros de Manila. La ciudad más próxima es Legazpi, desde allí, desde su playa, se pueden observar los 2.400 metros de altura del gigante de fuego. Se recomienda no acercarse mucho sin haberse informado sobre su actividad sísmica. En el volcán, a 750 metros se puede visitar un Observatorio, al que se accede por una carretera. Allí también hay un Planetario y una Casa de las Ciencias, dedicados al mundo de los volcanes.

Atardecer en Filipinas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*