Peyragudes Pirineo francesEsta estación del Pirineo francés, situada a tres horas y media de San Sebastián y a una hora de Toulouse, tiene una peculiaridad de la que pueden presumir pocas estaciones: contar con dos laderas de la misma montaña, una orientada a Noreste y la otra a Noroeste. Dicha circunstancia permite, en la práctica, contar con nieve, en las mejores condiciones, durante todo el día, puesto que, si en una cara de la montaña, el sol da por la mañana, lo mismo sucede en la otra durante la segunda parte del día. Esto sucede en Peyragudes desde que, hace más de diez años, sumó a su dominio el de la vecina estación de Agudes.

Una de las ventajas más sugerentes de la estación es que se puedpeyragudes Pirineo francése combinar el ski con el cuidado del cuerpo. Para ello, uno de los forfaits incluye, en el precio, el acceso al Balneario Balnea, en Loudenvielle (a un cuarto de hora de allí). Quizás un buen plan fuera ponerse los esquíes por la mañana y gozar del spa por la tarde, con los músculos doloridos del esfuerzo matinal.

Además de un circulito de fondo y raquetas, de uso gratuito para todo aquel que se acerque por la estación, los cincuenta y cinco kilómetros de pistas de Peyragudes ofrecen posibilidades, siempre muy bien balizadas, para debutantes, intermedios y expertos. Y es que aquí se viene, básica y principalmente, a disfrutar: con pistas rojas y negras de calidad, largas, con curvas, cambios de rasante, bamps….¿y que decir de la Valée Blanche? Pues decir que se trata de una largísima pista roja, que permite bajar, en un suspiro, desde la cota más alta de la estación, marcada en 2.400 metros, hasta los 1.600. Ah….y cualquiera que se acerque por aquí verá, enseguida, que los practicantes del snowboard no se verán, para anda, relegados en Peyragudes.

Si quieres probar la experipeyragudes Franciaencia de esquiar y divertirte en Peyragudes, te recomendamos 3 hoteles en Bagneres de Luchon Hotel Le Magestic 3*Hotel Acta Luchon 4*HotelCity Blue Corneille Luchon 3*.

Si te gusta la nieve, no te lo pienses, escapáte al Pirineo francés y ¡disfruta!