val thorens FranciaNada menos que a 2.300 metros sobre el nivel del mar. Allí, en la zona de los Alpes franceses conocida con el nombre de Les Trois Vallées (Tres Valles), se sitúa este resort que, precisamente gracias a su altitud, puede garantizar la presencia de nieve durante toda la temporada…de principio a fin.

Si Les Trois Vallées fuera una herradura, Val Thorens sería su punto medio, su epicentro. Esta circunstancia hace que aquí converjan muchas de las pistas y salidas de remontes de la comarca. Este hecho hará fácilmente entendible que en esta estación haya lugar para todos los niveles de esquí posibles. Es más, con un nivel intermedio el esquiador se podrá considerar, así mismo, preparado para casi todas lval-thorens hotelesas pistas de la estación.

Si se buscan los mejores territorios esquiables, lo mejor será subir hasta Breche de Rosael y la Cime de Caron, justo en la frontera entre Val Thorens y Orelle, una suerte de puerta de entrada a la estación. Allí están las mejores pistas de todo el lugar. Para llegar a esta zona, desde Val Thorens, hay tres pistas, una azul, una roja y una negra, esta última no muy complicada pero muy expuesta al viento, y por tanto, habitualmente con no mucha nieve.

La montaña y los niños no siempre son compatibles… sobretodo si se desea vivir la primera en toda su intensidad. En Val Thorens ese potencial inconveniente tiene fácil solución. No hay más que acudir a las dos instalaciones habilitadas para los más pequeños y a las que han llamado Piou Piou (Pió, Pió). Allí se ha instalado, en un espacio acotado, vigilado y atendido por personal especializado, un local cubierto dónde refugiarse cuando el tiempo no acompaña, con sala de juegos y comedor. Además, en el Montana’s Mival thorens estación esquí Franciani Club hay guardería para dejar a bebés desde los tres meses de edad. Y, si ya han cumplido los niños los cinco años, se les admite en la escuela de esquí, donde podrán hacer sus primeras bajadas.

¿Y los no esquiadores? Pues también estos tendrán su lugar. Lo mismo podrán decantarse por ir de tiendas cómo por practicar algún deporte. No faltarán propuestas: motos de nieve, Trineos, raquetas de nieve, Parapente, BTT sobre nieve, un curso de conducción de coches sobre hielo… ¿qué eliges?