¿Sin ideas para el 14 de febrero? Seguro que si os gusta la aventura habéis pensado más de una vez sorprender a vuestra pareja con un viaje. ¿Necesitáis motivos para decidiros? Aquí van unos cuantos.

Happy loving couple in Paris, kissing by the Eiffel Tower

Momentos únicos

Regalar un viaje es regalar una experiencia. Una pequeña escapada en la que esteis los dos solos es algo más que un detalle. Lejos de la rutina, los problemas, el agobio… Unos días para disfrutar el uno con el otro, sin nada más que vuestra compañía. Un regalo difícil de envolver y aún más complicado de borrar de la memoria.

Compartir una afición

Dicen que no hay nada que una más a una pareja que una pasión conjunta. Ya sea gastronomía, deportes de aventura o patrimonio cultural. Elige el tipo de turismo que más os guste a ambos y busca las ofertas románticas de nuestra página, seguro que encuentras algo que se acomode a vuestros intereses. ¿Eres capaz de decirle te quiero mientras te deslizas por alguna de las pistas de esquí del Pirineo?

En busca de la sorpresa

Las pulseras, pañuelos, los anillos o las corbatas son obsequios muy típicos para San Valentín. No están mal, pero pronto pasan a formar parte de nuestro largo historial recibiéndolos. Seguro que vuestra pareja no espera al abrir ese paquete envuelto que dentro haya un cheque para un viaje, y menos que llegue en forma de globo. La cara que ponga valdrá más que mil regalos convencionales.

La primera vez

Piensa en un destino en el que no habéis estado ninguno de los dos. En ese del que habéis hablado alguna vez, visto en alguna pantalla de cine o imaginado en vuestra cabeza. Descubrir rincones juntos, explorar el lugar… Puede ser un momento muy excitante, lleno de ilusión e inolvidable.

Fecha especial

Y además es que el 14 de febrero es un momento único al año para los enamorados. Allí donde vayáis seguro que hay una amplia oferta de actividades especiales para San Valentín. Cenas románticas, visitas temáticas guiadas, fiestas… Una vez escogido el destino, consulta la agenda del lugar y completa un viaje redondo con alguna de sus propuestas.