El Caribe mexicano es un paraíso que nos está esperando con sus instalaciones de lujo, su naturaleza apabullante, sus ruinas mayas, sus cenotes y sus playas de ensueño. Sólo hay que elegir unas fechas para ir y dejarse llevar por el encanto de la Península del Yucatán. Allí también habrá que decantarse por alojarse en la misma Riviera Maya o en Cancún, ambos destinos muy completos y preparados para cumplir todas las expectativas de los viajeros.

Riviera Maya México

La Riviera Maya es un destino que por méritos propios se ha colado como uno de los favoritos de viajeros de todo el mundo. Allí se escuchan todos los acentos del mundo y es que es difícil resistirse a sus encantos. Es un enclave perfecto para pasar parte de la Luna de Miel o para disfrutar con amigos de una mezcla de fiesta y descanso. Se estima que más de 8 millones de turistas pasan por sus hoteles y resorts de lujo, muchos de ellos con la opción de todo incluido. Como no es fácil decantarse por un lugar u otro si no hemos ido con anterioridad, os hablaremos de tres lugares que encarnan lo bueno de esta zona de México. Después, os pasaremos la pelota para que vosotros mismos elijáis qué destino es más acorde a lo que buscáis.

Tulum

En plena Riviera Maya este lugar lo mezcla todo para crear un cóctel que puede parecer suave al principio, pero que tiene su picante. No es un enclave en el que os podáis quedar todo el día en el hotel disfrutando de la piscina y las tumbonas, no, sino que su paisaje y su patrimonio harán que os pongáis protector solar y salgáis a disfrutar de la zona. Un indispensable son las ruinas de la ciudad maya de Tulum, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, unos vestigios de una cultura precolombina que merece la pena conocer de primera mano. En lo alto de un promontorio podréis pasear entre ruinas en las que destacan edificaciones como el Castillo, el Templo de los Frescos o el Templo de Dios Descendiente. Una buena opción es hacer una visita guiada para que os expliquen la mitología maya y el significado de lo que estáis viendo. También cerca, podéis visitar las ruinas de Cobá, quizá menos conocidas, pero cuyas pirámides os dejarán con la boca abierta.

Riviera Maya Tulum México

Si habéis ido a la Riviera Maya a descansar, Tulum también es vuestro destino. Los arenales de color blanco aderezados con aguas turquesas y palmeras tropicales crearán el atrezzo perfecto para vuestra actuación de tumbaros sobre la toalla. Una playa que podría ganar el Oscar a mejor fotografía es la Playa Paraíso, considerada como una de las más bonitas del mundo. Allí, en los alrededores, encontraréis un gran número de hoteles a pie de playa, que seguro que os convencen para pasar unos días inolvidables. A la calma de este lugar hay que sumar las excursiones y deportes acuáticos que se pueden practicar. Por supuesto entre los más destacados está el snorkel, ya que los fondos de lugares como los de la Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an harán que alucinéis.

Riviera Maya, Tulum

Playa del Carmen

Es un destino más urbano, ya que además de las playas, cuenta con una zona llena de bares y tiendas abierta las 24 horas que ofrece diversión sin fin. Esta arteria que cruza toda la ciudad es la Quinta Avenida, una calle de más de 4 kilómetros, cuya oferta de ocio es tan amplia que es imposible no entrar en sus bares para tomar una rica comida mexicana o un tequila auténtico. Es un destino cosmopolita, preparado para acoger a viajeros de todos los puntos del planeta y ofrecerles una estancia de todo incluido en la mayor parte de sus establecimientos. Aquí también hay hoteles más pequeños e íntimos que apuestan por un turismo slow.

Riviera Maya

Al igual que Tulum, uno de sus principales atractivos son sus playas paradisíacas. Entre ellas hay que apuntar el nombre de Punta Maroma, una delicia, gracias a su paisaje con menos construcciones y a las posibilidades de bucear o hacer snorkel en ella. Hay empresas que hacen tours y preparan las inmersiones para visitar el arrecife de la zona. Hay más playas y en todas ellas destacan los Beach Clubs, donde podréis tomar algo y disfrutar de música mientras observáis el Caribe.

Cancún

Aunque se considere una zona aparte de la Riviera Maya comparte con esta muchas similitudes, y encima está pocos kilómetros. Cancún es una localidad cuyo nombre no nos resulta ajeno y es que este municipio ha sabido hacerse un hueco en el mercado gracias a su apuesta por un turismo de calidad con establecimientos de cinco estrellas de grandes cadenas hoteleras internacionales, sus playas de aguas cristalinas, sus fondos marinos y su zona de compras (es una ciudad libre de impuestos).

Cancún, Riviera Maya

Uno de los lugares más llamativos es Isla Cancún, una lengua de tierra donde se sitúan la mayor parte de los hoteles de Cancún. Allí no faltan las playas, pero para encontrar alguna más especial uno puede ir hasta la Isla Mujeres, una auténtica sorpresa a la que hay que llegar en barco. Asimismo, no hay que dejar pasar la oportunidad para hacer excursiones a lugares como el yacimiento de Chichén Itzá, uno de los más importantes de México, en el que se localiza el Templo de Kukulcán o al acuario natural de Xel-Ha, a 122 kilómetros de distancia.

Ahora os toca a vosotros, ¿por cuál os decantáis? Para cualquier duda, sabéis que podéis preguntarnos sin problema y os ayudaremos en vuestra elección.