Empresa

Las vacas son geniales

Por Ricardo Buil, ganadero y director de Centraldereservas.com

La foto de Fran Rivera toreando con su hija se ha sacado de contexto. Tenía un carácter íntimo y familiar, de juego y celebración… pero ha adquirido un significado reivindicativo. Ha saltado del orden privado al público. Esa imagen, que en otro tiempo hubiera sido calificada como entrañable, hoy sirve para exagerar, para avivar la polémica sobre el toreo y la fiesta de los toros.

vacas

Quizá es oportuno aportar otro punto de vista. Cualquier ganadero conoce a sus animales. Vive con y de ellos. Sean toros o vacas, sabe cuál es su comportamiento y cómo gestionarlo. Hay familias que tienen un perro grande que juega con sus hijos y son muchas las ocasiones en las que hemos visto fotos de un perro grande jugando con un niño. ¿Acaso llamaríamos al fiscal, o diríamos qué locura?

Posiblemente uno nunca dejaría a su hijo al lado de ese perro. Pero su dueño, que lo conoce, confía en el animal y deja a su hijo jugar con él. Seguro que ni usted, ni tú, ni yo nunca dejaríamos a un hijo jugando con el perro de otro. Lo mismo podemos decir con un gato o con otras de las mascotas variadas que tenemos en nuestras casas.

Al margen de toda esta polémica, las grandes damnificadas de todo este despliegue mediático han sido las vacas. De forma subliminal lo que hemos dicho a la sociedad durante estos días es que las vacas son malas.

La vaca es un animal inteligente y social. Tienen una memoria increíble. Viven en grupos y se relacionan y defienden a su grupo de agresiones externas. Tienen un instinto especial de detección precoz de fenómenos naturales. Y, además, Centraldereservas.com no hubiera nacido y podido desarrollarse si no hubiera sido por las vacas (aquí tenéis nuestra historia).

La vaca es el animal que nos permite vivir a la mayoría de nosotros. Toda la leche que tomamos, aunque salga de una lata en forma de polvo o líquida de un tetrabrik, con mil denominaciones y variantes, su origen es la vaca. La mantequilla, la cuajada, las natillas, el yogurt… todo tiene su origen en la vaca.

La carne que comemos de estos animales es una de nuestras principales fuentes de proteína y toda la criada en España tiene todas las garantías hoy de ser saludable y alimentada correctamente.

Muchos zapatos, bolsos o abrigos están hechos con la piel de las vacas. Las vacas se han usado en España para arar los campos —sí, no estamos tan lejos, muchos de vuestros abuelos lo han hecho y muchos de quienes leéis esto, también— y aunque en España por suerte ya tengamos tractores, en otros países las vacas siguen arando los campos.

Los espectáculos taurinos permiten mantener muchas tradiciones y cuidar la naturaleza. Son un polo de atracción turística de vital importancia para muchas zonas de España y, lo más importante, permiten mantener ganaderías de reses bravas de primera calidad y muy bien cuidadas que, de otro modo, directamente, desaparecerían.

Hay imágenes como la foto típica de Nueva York con el toro de Wall Street, símbolo de optimismo, agresividad y prosperidad. Las vacas están en tu desayuno, en tu comida, en tu calzado, te abrigan, proveen al campo de abono natural, son atractivos turísticos. Están en el campo y también en el centro de la ciudad…

Hay varios tipos de vacas que responden por genética a diferentes formas de comportamiento. Las vacas bravas embisten porque es su herencia genética; las frisonas tienen mejor genética para la producción de leche; y hay varias razas cárnicas cuya genética está más adaptada para la producción de carne. En general, todas ellas responden a comportamientos inteligentes, respetuosos y amor por sus semejantes, a los que ayudan y defienden cuando lo necesitan.

Los ganaderos las conocemos bien. Igual que las personas, las que se quedan solas y no pueden convivir con sus semejantes o bien con personas, acaban volviéndose locas y mueren muy pronto. En algunos países como en India la vaca es un animal sagrado. En la mitología egipcia la diosa Hathor, representada por una vaca, es la diosa del amor, de la alegría, del baile y la protectora de los recién nacidos.

Como ellas no pueden defenderse ante esta polémica y ese mensaje subliminal que se ha transmitido en los últimos días, mi hija y yo queremos decir con nuestra foto que: «Las vacas son buenas, más que buenas… las vacas son geniales».

Los que las cuidamos y mantenemos cada día las conocemos bien, las respetamos y nos respetan, si se cuidan y son felices producen más. Aprenden del humano y los humanos deberíamos aprender de ellas muchas cosas.

Por este motivo, desde Centraldereservas.com hemos creado #lasvacassongeniales un hashtag en defensa de las vacas.

Y en las próximas semanas presentaremos: Conoce a las vacas, una actividad que vamos a desarrollar en el Pirineo para que niños y adultos puedan conocer mejor a las vacas.

3 Comments

  1. Partiendo de la base que soy un verdadero amante de los animales, es decir, ni los mato por disfrutar de su carne (está demostrado que no es necesario comer carne para estar sano) ni los mato o maltrato en espectáculos como las corridas de toros (es otro hecho, no una opinión) voy a intentar ser lo más imparcial posible:

    «Los espectáculos taurinos permiten mantener muchas tradiciones y cuidar la naturaleza». Me gustaría saber el por qué de estas dos afirmaciones. No se da al lector ni un sólo argumento.

    «Son un polo de atracción turística»
    Que algo genere dinero no quiere decir que sea bueno o aceptable.

    «permiten mantener ganaderías de reses bravas de primera calidad y muy bien cuidadas que, de otro modo, directamente, desaparecerían»
    Se crían para posteriormente matarlos violentamente (hecho). Tampoco es un argumento válido.

    «La vaca es un animal inteligente y social.» / «Las vacas son buenas, más que buenas… las vacas son geniales» / » «para que niños y adultos puedan conocer mejor a las vacas»
    Y las matamos para comérnoslas sin necesitarlo y las matamos por diversión. ¿No es un incongruencia?

    ¿Algún argumento válido a favor de lo que se está exponiendo en este artículo? Gracias.

    1. Hola:

      Hoy en día hay muchas opiniones acerca del cuidado animal y no solo animal, también de las personas. Es un tema del que se podría hablar muchísimo y hay opiniones divergentes.
      La supervivencia de algunas razas como la vaca de lidia está basada en los espectáculos taurinos, sin ellos desaparecería porque no tiene ayudas como otras especies animales ya que no es muy lechera, tampoco muy apta para la producción de carne y su manejo es más difícil que otras, a eso nos referimos simplemente en el artículo.

      Nosotros lo único que planteamos en el artículo es que pensamos que se ha transmitido un mensaje subliminal de que las vacas son animales malos y queremos «defenderlas» explicando a la sociedad cual es la aportación de las vacas a la misma y preparando una actividad para que podamos conocer mejor cómo es la vida de una vaca y cual es el origen de todos los productos que consumimos y dependen de ella (muchos niños piensan que la mantequilla sale de una caja y la leche de un tetra brik, pero no conocen el origen).
      A partir de aquí, cada uno tendrá su opinión sobre la conveniencia o no de comer carne, ponerse zapatos de piel de vaca, tomar natillas, mantequilla, nata, ir a los toros, dar a su hijo leche de vaca… según esté de acuerdo o no en los métodos que se usan para realizar todo esto.
      Nosotros no entramos en ese tipo de valoraciones, simplemente exponemos la realidad actual desde el prisma del ganadero y queremos acercarla a la sociedad para que la conozca desde nuestra agencia de viajes.
      Los que hagan uso de nuestra actividad podrán conocer mejor el sector y opinar con más criterio.
      Algunos tendrán su opinión, otros una distinta y a otros simplemente les dará igual una opción u otra.

      ¡Muchas gracias por su aportación!

  2. Por cierto, el hashtag en defensa de las vacas tampoco lo entiendo. ¿Podrían explicarlo mejor el motivo de éste?

    La definición del verbo «defender» ni implica maltratar ni matar. ¿Qué mensaje se pretende difundir?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*