Sea verano, otoño, primavera o invierno, Canarias nos espera como un paraíso con sus playas y encanto. Sus siete islas tienen mucho que ofrecer, así que no es fácil decantarse por una zona u otra. Para que lo tengas más sencillo, hemos creado una pequeña lista con once playas de Canarias a las que merece la pena hacer una visita.

Playa de Maspalomas, Gran Canaria

Empezamos en la isla de Gran Canaria, más concretamente en una de playas más bonitas: la de Maspalomas. Su sistema de dunas es de gran belleza, pero además del paisaje, podréis disfrutar de un buen baño y de una jornada bajo el sol canario. No dejes de acercarte hasta la zona de El Palmeral y del Charco. Por cierto, dispone también de zonas con menos afluencia donde puede practicar el naturismo.

Playa de Las Canteras, Gran Canaria

También en la isla de Gran Canaria se localiza en el nordeste de la isla, en pleno corazón de Las Palmas de Gran Canaria, una playa urbana de gran calidad. De arena dorada, está totalmente adaptada por lo que es ideal para ir en familia o para bañistas de la tercera edad. Destaca por su barra, que crea un espacio tranquilo con zonas llenas de vida marina. Cuando cae el sol, los alrededores se iluminan con la luz de restaurantes y bares.

Puerto Naos, La Palma

La siguiente parada es en el Puerto Naos, en La Palma. Es la más grande de toda la isla y sorprende su arena negra volcánica que se mezcla con el verde de la roca olivina, dando unas tonalidades que brillan con los rayos de sol. Tiene unos servicios de alta calidad y puede presumir de su bandera azul. Para los que les guste la fotografía está bien saber que en la zona se practica parapente, así que no es difícil encontrarse con concentraciones de aficionados a este deporte. Aprovecha la ocasión y captura el momento con tu objetivo.

Playa Puerto Tazacorte, La Palma

En la misma isla, esta playa disfruta de un ambiente familiar gracias a sus aguas tranquilas. Está rodeada de naturaleza, pero no renuncia a ninguna comodidad. Se localiza en la desembocadura del barranco, en una zona natural con servicios. Ideal para niños y mayores.

Costa Calma, Fuerteventura

Saltamos de isla para aterrizar en la bella Fuerteventura, donde nos aguarda nuestro siguiente destino: Costa Calma. La arena blanca y las aguas transparentes son sus principales atractivos que se extienden a lo largo de 2 kilómetros de largo. En la zona hay unas buenas infraestructuras hoteleras, donde poder descansar tras un día pasándolo a tope en la playa.

Playa de Sotavento, Fuerteventura

Cerca está la Playa de Sotavento, nueve kilómetros de arena que cambia de aspecto al son de las mareas. Cuenta con una barrera de arena a unos metros de la orilla, que crea una laguna de tres kilómetros donde es normal ver gente practicando windsurf y kitesurf.

Charco Azul, El Hierro

La isla del Hierro parece sacada de otra dimensión. Es uno de esos lugares que sorprende por su abrumadora naturaleza. Además de vegetación dispone de playas como ésta del Charco Azul, que más bien definiríamos como una piscina natural. Se localiza dentro de una cueva en la que te podrás bañar. Asimismo es de fácil acceso y tiene una solárium de madera.

Playa de la Tejita, Tenerife

Junto a la playa de El Medano, se ubica la Tejita, una playa de un kilómetro de longitud en la se puede extender la toalla sobre una arena fina dorada. Está en una zona lejos de las aglomeraciones, así que es ideal si quieres estar en contacto con la naturaleza. Si levantas la vista podrás observar la Montaña Roja, un cráter volcánico inactivo que le da una imagen diferente. Asimismo es un destino donde acuden los amantes del surf y windsurf, ya que el viento es el adecuado para la práctica de estos deportes.

Playa de los Patos, Tenerife

El acceso hasta la playa de los Patos no es muy sencillo, pero una vez se alcanza su arena el esfuerzo valdrá la pena. Se localiza en el valle de la Orotava, con el Teide de telón. Su arena volcánica te dará la bienvenida para pasar un día distinto. Igualmente es un espacio donde practicar nudismo en Tenerife.

La Calera, La Gomera

Continuamos en la isla de La Gomera, un tesoro por descubrir al que no llegan tantos viajeros como a otros puntos de las Canarias. La Calera es la mejor playa de la isla para ir en familia por su aguas y por la tranquilidad que se respira lejos de grandes marabuntas de toallas y sombrillas. Dicen que su atardecer es uno de los más bonitos de las islas, así que tendrás que quedarte a comprobarlo.

Playa de Famara, Lanzarote

Ubicada dentro del Parque Natural del Archipiélago Chinijo esta playa de Lanzarote pone ante nuestros ojos un paisaje único, sobre todo, con la marea baja. Es entonces cuando su relieve se proyecta en el agua, dando lugar a inolvidables instantáneas. Frente a ella está la isla de La Graciosa, otro lugar donde poder disfrutar del paisaje canario.

Playa del Papagayo, Lanzarote

Terminamos con esta playa que es todo un regalo para la vista. La Playa del Papagayo tiene una gran belleza que atrae cada año a los turistas hasta su orilla. Su forma de concha y su arena blanca hacen que tenga una personalidad propia que encaja muy bien con el azul esmeralda de sus aguas. Es un buen lugar para sacar las gafas de bucear y tubo y lanzarse a descubrir el fondo marino de la isla.