Paisaje Austria Seehotel Huber
Montaña

La primavera el reserving altera: hoteles de montaña que están preciosos en primavera

Ya llegó la primavera. Es hora de deshacernos de nuestros abrigos y dar paso a la ropa de entretiempo. También es el momento de sacar las zapatillas y la ropa de deporte. Por fin hace tiempo para pasear por la montaña y los senderos. ¿Lo echabais de menos? Si os apetece visitar cuatro destinos a los que les sienta bien la primavera, aquí os recomendamos cuatro hoteles donde alojaros.

Tarazona

Nuestra primera parada será cerca del Moncayo, en Tarazona. Esta localidad os acogerá entre sus calles empedradas y sus cuestas. Os podéis alojar en el Hotel Condes de Visconsi, un establecimiento ubicado dentro de un palacete del siglo XVI.
Hotel Condes de Visconti Tarazona
A 12 kilómetros os esperan el Monasterio Cisterciense de Veruela, que con la primavera luce más bello que en cualquier época del año, y el Parque Natural del Moncayo. El Moncayo dispone de unas características únicas que mezclan el paisaje húmedo del Norte de Europa con el cálido del Mediterráneo. La fauna y la flora es bien variada y es ahora cuando empiezan a florecer los principales árboles y plantas. Existen numerosas rutas interesantes en el parque.

Lo mejor es que preguntéis en la Oficina de Turismo de Tarazona. Allí os recomendarán los mejores senderos para esta época del año. Después del paseo, podréis descansar en el patio Renacentista del hotel o caminando por Tarazona. Un último apunte, no podéis dejar de ver la recién restaurada Catedral de Tarazona.

Austria

Las montañas de Austria las solemos relacionar con la nieve, pero una vez pasa el frío invierno, el verde se va extendiendo poco a poco por sus laderas. Sus paisajes son impresionantes y sus alojamientos están a la par. Podéis alojaros en el Seehotel Huber, un establecimiento a orillas del lago Wolfang, decorado al estilo austriaco.

Paisaje Austria Seehotel Huber

En el mismo hotel podréis alquilar bicicletas y equipo deportivo para realizar excursiones por los alrededores. Tras una jornada de ejercicio, el restaurante del Seehotel Huber os ofrecerá platos de comida orgánica (incluida carne) e incluso cocinará para vosotros pescado fresco sacado del mismo lago.

Todavía no hace tiempo para darse un chapuzón en el lago Wolfang, ya que el agua estará un poco fría. Pero sí para disfrutar de los primeros rayos de sol primaverales en su orilla.

Francia

Desde el restaurante panorámico del Hotel Alpina podréis observar cómo el sol va avanzando y cambiando las tonalidades del Mont Blanc y de los glaciares de los alrededores. Éste puede ser vuestra base para descubrir Chamonix y sus alrededores, un área famosa por sus deportes de invierno, pero que cada vez reclama más atención en primavera, debido a la belleza de sus paisajes.

Vista restaurante Hotel Alpina

El valle de Chamonix dispone de más de 350 kilómetros de senderos, repartidos en 160 itinerarios adaptados a todas las capacidades. Muchos de ellos son para época estival, sin embargo, con la llegada de la primavera se pueden hacer pequeñas excursiones para descubrir el encanto de este rincón francés.

Podéis también subir al tren cremallera de Montevers, que se coge junto la estación de tren de Chamonix. Una visita que no olvidaréis y os permitirá ver de cerca el glaciar de Mer de Glace y observar las cumbres de los alrededores.

Japón

Los japoneses tienen un vínculo muy especial con la primavera. Se vive en todo el país de una manera mágica. Un lugar donde lo celebran es en Takayama. Rodeado de montañas, podréis disfrutar de la arquitectura típica japonesa, así como de sus costumbres.

Hotel Best Western Japón Primavera

Os podéis alojar en el Hotel Best Western, un edificio moderno en pleno centro de la localidad. Os recomendamos que paséis por Sanmachi Suji, uno de los barrios con más encanto de todo Japón, que os desplacéis hasta el pueblo tradicional de Shirakawa-gō y que os acerquéis a los Alpes Japoneses.

La naturaleza os asaltará a cada paso con los famosos cerezos en flor orientales y numerosas plantas que os sorprenderán. Además, si vais a mediados del mes de abril coincidiereis con el Sannō Matsuri, un festival muy peculiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*