La Manga del Mar Menor es un destino curioso, que ha sabido aprovechar su singularidad para desarrollarse como un polo de atracción gracias a las propiedades de sus aguas y sobre todo a la adaptación de su infraestructura hotelera para ofrecer unos servicios adaptados a lo que demandan los viajeros. Pero, si nos preguntan sobre qué es la Manga del Mar Menor, quizá no sepamos explicarnos bien. Para que descubráis qué se esconde tras este nombre y, sobre todo, para que sepáis qué os espera en ella, hemos preparado esta entrada. ¿Nos acompañáis unos minutos?

La Manga del Mar Menor

La Manga del Mar Menor es la laguna de agua salada más grande de Europa. Un cordón litoral de aproximadamente unos 24 kilómetros que por un lado está bañado por el Mediterráneo y por otro por el propio Mar Menor. Este cordón se extiende entre Cabo de Palos y la Punta del Mojón, en la comunidad autónoma de Murcia. La anchura de la manga va variando dependiendo del lugar, pero se mueve entre los 200 metros y el kilómetro y medio de ancho. Hay entradas de agua del mar gracias a la existencia de pequeños canales que dejan que el Mediterráneo se cuele en la laguna. A sus condiciones geográficas hay que añadir las buenas condiciones meteorológicas en las que la media de sol al año es de 315 días y la temperatura media anual ronda los 18 grados.

La Manga del Mar Menor

A lo largo del litoral se encuentran los diferentes hoteles y apartamentos de la Manga del Mar Menor. Los hay de muchos estilos y precios, así que hay que hacer una buena búsqueda para dar con el tipo de alojamiento que estemos buscando y que más se adapte a lo que queramos hacer durante nuestra estancia en este enclave murciano. Una de las actividades favoritas de los viajeros es visitar sus playas y calas, muchas de ellas galardonadas con Bandera Azul. Algunas de las favoritas de los bañistas son la playa de Poniente, una playa urbana con acceso en autobús urbano desde Cartagena y Murcia, con buenas instalaciones y servicios; la playa del Barco Perdido, dividida a su vez en la zona de Entremares y la zona de las Sirenas, estando bien adaptada para bañistas con movilidad reducida; la playa del Levante, semiurbana en Cabo de Palos, donde merece la pena hacer alguna inmersión para descubrir sus fondos marinos; la playa de la Gola, localizada en una de las golas que unen el Mediterráneo con el Mar Menor; la playa Cavanna, ideal para ir con niños, ya que cuenta con zona de juego para ellos, además de todo tipo de equipamientos y un paseo marítimo; la playa El Pedruchillo, urbana de arena gruesa y dotada con buenos servicios y la playa Galúa, con zona deportiva.

La Manga del Mar Menor

Otro lugar que suele ser objeto de visita para aquellos que están de vacaciones en La Manga es la zona conocida como la Veneziola, una pequeña Venecia residencial, adaptada a la geografía del lugar. Aquí uno puede darse un baño tranquilo o cruzar el famoso Puente de la risa, que habrá que traspasar en coche para descubrir el porqué de su nombre. Y por supuesto, una acción que repiten muchos de los que visitan este enclave es darse un baño de lodos con sus barros mineromedicinales. El agua del Mar Menor tiene alta salobridad y es rica en magnesio, calcio, sodio, bromo, yodo y flúor. La mejor zona para aplicarse estos lodos está junto a La Manga, en Las Salinas, en Lo Pagán. Hay que aplicarlo sobre la piel, dejarlo actuar y después retirarlo con agua salada. Como máximo se recomienda dejarlo una hora sobre la piel, así ayuda ante problemas en huesos y articulaciones.

Enclave entre dos mares

Su localización entre una zona tranquila y las aguas del Mediterráneo hacen de La Manga un lugar idóneo para disfrutar de los deportes acuáticos. Por eso hay varias escuelas de vela y de esquí naútico que organizan cursos periódicos para que quienes quieran aprender los rudimentos básicos de estos deportes lo puedan hacer de manera sencilla. De hecho dispone en Cabo de Palos de una Estación Naútica del Mar Menor, que emulando a las estaciones de esquí, dispone de una serie de infraestructuras para disfrutar al máximo de lo que nos tiene que ofrecer el mar.

La Manga del Mar Menor

No obstante, si destaca un deporte sobre otros en la zona de la Manga del Mar Menor es el submarinismo, ya que la costa crea las condiciones óptimas para las inmersiones, con buenos puntos como los que se encuentran en las profundidad de la Isla Grosa y en Cabo de Palos. La Reserva Marina de Cabo de Palos – Islas Hormigas es un lugar a descubrir no sólo por su pradera de posidonia, sino por la gran cantidad de pecios hundidos de gran valor histórico. La Isla Grosa, por su parte, ofrece también un espectáculo natural con su pradera de posidonia, que se completa con una visita a El Farallón, un conjunto de islotes volcánicos con una gran biodiversidad marina.

La Manga del Mar Menor

También hay cabida para los deportes al aire libre fuera del agua. Se pueden hacer interesantes rutas tanto a pie como en bicicleta. Una que gusta mucho a quienes la realizan es la que lleva por el sendero que parte desde Cala Reina a Calbanque, un paseo entre palmitos y antiguos pozos de minas, que crean un paisaje curioso. Al final espera las hermosas playas vírgenes de Calblanque, una zona sin edificios alrededor, en la que todavía se respira cómo era la costa murciana antes de la llegada masiva del turismo. Si lo que se quiere es practicar otros deportes más exclusivos, en La Manga existe la posibilidad de disfrutar de uno de los mejores campos de golf de Europa en La Manga Club. Allí también hay un servicio de spa para los clientes más exigentes.

La Manga del Mar Menor

Tras tanto deporte, habrá llegado la hora de tomar una copa o disfrutar de una buena cena en una terraza en pareja o con amigos. Para ello hay que dirigirse a la zona de El Zoco o Plaza Bohemia, donde no faltan los restaurantes, los bares, los pubs y los locales de moda.

Si aún os quedan dudas sobre si ir o no ir a La Manga del Mar Menor, echad un ojo a nuestra oferta de hoteles en Centraldereservas.com.