Turismo cultural Viajar al extranjero

Hoteles para disfrutar de las flores

Las flores llenan de colores los paisajes. Aunque para los alérgicos pueda ser un problema, lo cierto es que dan alegría y hacen que los lugares luzcan de manera especial. ¿Queréis disfrutar de una gama cromática única? Acompañadnos en este viaje a través de hoteles donde las flores os ofrecerán una panorámica especial.

Hoteles con flores

Tulipanes en Flevolanda

Viajaremos hasta Países Bajos para ver de primera mano sus famosos campos de tulipanes. Si bien es cierto que esta flor es originaria de Turquía, es en el país europeo donde se han hecho más que famosos. Existe una región en el Noroeste, en la provincia de Flevolanda, donde se encuentran la mayor parte de campos de cultivo.

Allí además se ubica el Parque Keukenhof, el mayor parque floral del mundo. Éste abre sus puertas entre abril y mayo, meses en que los tulipanes están en su mejor momento. Allí se plantan más de 7 millones de bulbos cada año en los jardines y en los pabellones. No sólo será una experiencia visual, sino también olfativa, ya que la nariz se verá inundada de cientos de olores agradables.

Podéis alojaros en el Hotel Apollo, en Lelystad, situado en la provincia de Flevolanda. Desde este hotel de cuatro estrellas podréis subir gracias a su wifi gratutito todas vuestras fotos con los tulipanes a las diferentes redes sociales.

Lavanda en Francia

Otro destino que nos viene a la cabeza cuando pensamos en flores es Francia con sus campos de lavanda. El morado invade las laderas de regiones como la Provenza y la Costa Azul para crear un escenario mágico. El periodo de floración es entre junio y julio.

Podeis acercaros a la ciudad de Sault, la capital de la lavanda

 

Os proponemos un viaje a la Provenza para que además de disfrutar del paisaje, conozcáis otros encantos del país galo como sus vinos Chateauneuf-des-papes o su aceite de oliva. Os podéis alojar en Arlés, localidad conocida por aquí vivió Van Gogh, en el Hotel Julio Cesar. Desde allí podéis hacer una excursión de un día a localidades como Sault, capital de la lavanda, Rousillon o Coustellet.

Un paisaje salpicado de lavanda. No os podéis perder el Museo de la lavanda de Coustellet y la Abadía de Senanque.

Girasoles en España

Una flor que pinta de color los campos en la Península Ibérica es el girasol. No es raro viajar por la geografía española y toparse con uno de sus campos, con los girasoles mirando al sol. Un destino donde podréis disfrutarlo en vuestros paseos es en Ronda, Málaga. Sus alrededores están llenos de campos moteados de amarillo.

Podéis hacer una escapada rural y alojaros en el Hotel Molino del Arco, un establecimiento a 3 kilómetros de Ronda, donde descansar y relajarse viene con la llave de la habitación. Sacar fotos y observar el comportamiento de esta planta a lo largo del día.

Jazmines en Tailandia

Un lugar pintoresco es el mercado de las flores de Bangkok. La capital tailandesa está llena de mercadillos que a ojos occidentales son todo un descubrimiento lleno de secretos y cosas nuevas que probar. Pues bien, uno de ellos, el de Pak Khlong Talat, está especializado en flores.

Es el principal mercado de Bangkok y abre… ¡las 24 horas del día! Está situado cerca del Memorial Bridge y es visitado por pocos turistas. Sin embargo, sí que tiene mucha afluencia de tailandeses que acuden sobre todo a primera hora, nada más amanecer.

Allí se venden guirnaldas de flores o flores sueltas como jazmines y caléndulas. Toda una experiencia.

En Bangkok, un alojamiento donde podéis descansar es el Hotel Park Plaza, ubicado en un rascacielos en una zona comercial y de negocios de la ciudad. Y lo mejor es que está muy bien comunicado, con una estación de metro en las proximidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*