Tendencias

Hoteles con terrazas impresionantes

Hoy os invitamos a que viajéis con nosotros por el mundo para descubrir hoteles con terrazas de ensueño. Coged el ascensor, dejad el vértigo a un lado y preparaos para descubrir desde las alturas vuestro destino.

En el piso undécimo del Hotel Titania, de Atenas, comenzamos la aventura. En este hotel de los años 70 se encuentra una de las terrazas con las mejores vistas de la capital griega. Está cerca de los principales puntos turísticos del centro de Atenas. Lo mejor se descubre en su azotea, donde nos espera una vista de postal de la Acrópolis. Podéis subir de día o a media tarde, pero nada comparable con la belleza de contemplar el Partenón por la noche, iluminado. Existe la posibilidad de cenar en la misma terraza. Allí podréis probar el yogur griego o platos típicos del país. Una sugerencia: asomarse por la barandilla, enchufar vuestro mp3 con música tranquila y dedicar unos minutos a admirar las grandezas que nos legaron los griegos de la antigüedad.

Otra vista bien diferente la encontramos en Zaragoza. Sobre el perímetro de la ciudad romana, en el mismo coso zaragozano, el Hotel Alfonso, de reciente inauguración, presenta a sus clientes la posibilidad de ver la ciudad desde un punto de vista aéreo, que permitirá descubrir los tejados de los principales edificios de la capital aragonesa. Mientras sofocáis el calor en la piscina, podréis observar el paso silencioso del tranvía delante de antiguas sedes bancarias convertidas en oficinas. Podréis sacar y hojear un folleto de la oficina de turismo tendidos en alguna de sus tumbonas. No os olvidéis el bolígrafo para ir marcando con un X todos los museos que queréis visitar, ya que en Zaragoza hay mucho que ver.

Pocas cosas impresionan más que la grandeza del Vesubio. Este volcán, que destruyó Pompeya y Herculano, luce una silueta amenazadora sobre la ciudad de Nápoles, al sur de Italia. Un buen lugar para observar a este gigante dormido es la terraza del Hotel Excelsior. Allí, rodeados de un cuidado jardín, podréis tomar el sol e incluso degustar varios platos de la rica gastronomía italiana. Los atractivos no se quedan allí, si se sigue observando, podréis descubrir el relieve de la costa de Sorrento y la tierra de la isla de Capri. El hotel es reconocido en todo Nápoles.

Viajemos un poco más al este, hasta Turquía. Una terraza que ofrece una vista inmejorable de Estambul es la que se encuentra en el Hotel Adamar, situado en pleno centro histórico de esta ciudad turca. Si os alojáis en él, podréis subir a la parte más alta del edificio para tomar una bebida a la vez que la vida bulle a vuestros pies. Podréis brindar ante la imagen imponente de Santa Sofía (edificio levantado en el año 360) o cenar en la misma terraza observando los colores de la Mezquita Azul. Relajaos y sacar vuestra cámara de fotos para retratar desde la altura la belleza de la antigua Bizancio, mientras recordáis un día en el Gran Bazar o las horas de relax en uno de los hammanes que existen en Estambul.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*