Ofertas Nieve anticipada
Viajes de nieve

¿Esquí y spa? Una buena combinación

Disfrutar de la nieve es incluso mejor si al final de un día de ejercicio espera una experiencia relajante. El cuerpo necesita recuperarse y qué mejor manera que sumergirlo en agua y darle tratamientos especiales. Para que no tengáis demasiadas agujetas tras una jornada deportiva, os proponemos cinco hoteles a pie de pista donde combinar el esquí con el relax para que las vacaciones sean perfectas.

En Grandvalira

El Hotel Sport Hermitage & Spa, junto a la estación de andorrana de Grandvalira, en Soldeu, es una muy buena opción gracias a las atenciones y detalles que reciben los clientes. Dejad vuestras botas en la entrada y cambiad la ropa de abrigo por la de baño.

hotel-sport-hermitage-spa-servicios-4351d

Una vez equipados, ya estáis preparados para acceder directamente desde las habitaciones a 5.000 m2 de puro placer. El centro spa, gratuito para todos los huéspedes del hotel, se reparte en cinco plantas y cada una está dedicada a un ambiente: salud y belleza, relajación por hidroterapia, purificación y tonificación por calor húmedo y seco, y zona de spa con circuito de aguas (con piscinas de diferentes temperaturas, dos bañeras hidromasaje exteriores, masaje subacuático o camino de guijarros).

 

5.000m2 de centro spa en Andorra

Además, es posible encargar tratamientos específicos, que podéis recibir en vuestra propia habitación. Una vez descansados, seguid con vuestro homenaje particular comiendo en alguno de los cinco restaurantes del hotel, supervisados por los cocineros Nandu Jubany y Carles Gaig, ambos con estrella Michelín.

En Baqueira

Si buscáis un hotel con un carácter más íntimo, quizá os convenza más el Hotel Val de Ruda, situado en la mismísima estación de Baqueira Beret, a pocos metros del telecabina del Bosque.

hotel-val-de-ruda-general-251e08

El establecimiento cuenta con sólo 35 habitaciones. Guarda el encanto de un hotel de montaña, pero esconde en su interior un spa, especializado en masajes. Una profesional os aconsejará sobre el tipo de tratamiento que más os conviene.

La lista es larga y en ella se encuentran masajes deportivos, masajes energizantes de piernas, masajes de cráneo facial con digitopresión o masajes de espalda relajante, entre otros. Eso sí, después del día de esquí, también podéis optar por un masaje descarga de esquí. Si no queréis tratamientos, os aguarda el spa, donde reposar el cuerpo y la mente.

En Sierra Nevada

En Sierra Nevada, una elección a tener en cuenta es la del Hotel Meliá Sol y Nieve, ubicado a 100 metros de los remontes que os llevarán a pistas.


Aquí, previo pago, podréis disfrutar del YHI SPA, “un lugar para la recreación de los sentidos en un tiempo dedicado a la purificación del cuerpo, el equilibrio de la mente y el cultivo del alma”.

¿En qué consiste?

En 2.500 m2 dedicados al cuidado total. Sumergiros en el circuito termal y pasad la tarde disfrutando de sus instalaciones, donde se incluyen una piscina lago con zonas oxigenantes y estimulantes, duchas de hidroterapia o floratarium, entre otras. Asimismo, existe la posibilidad de hidratarse con zumos naturales e infusiones en el área de relax. Si vais con niños, sabed que existe un spa infantil (gratuito) con una piscina de chorros, un tobogán y un hidromasaje.

En Panticosa

Si además de descansar los músculos queréis disfrutar de un lugar con solera, vuestro destino está en Aragón, en el Gran Hotel Panticosa Resort.

gran-hotel-panticosa-resort-servicios-dbd99c

Este establecimiento vivió sus años dorados a finales del siglo XIX cuando se inauguró el Gran Hotel. Hoy en día ha sufrido una restauración reciente (2004) y ofrece unas instalaciones lujosas y modernas en pleno Pirineo. Lo mejor es que el hotel posee pistas de esquí nórdico.

 

Balneario con aguas con propiedades únicas

Pero el secreto mejor guardado se encuentra en sus aguas, las cuales tienen propiedades únicas para el cuerpo. Ofrece seis áreas para sus clientes: piscina termal a 34 º (propiedades antitóxicas, relajantes y descontracturantes), fuente de hielo, cubo sueco a 14º, Vaporarium (tratamiento de vapor caliente a 42º), pozo de agua fría a 25º y zona de descanso. Además se dan tratamientos personales (cromoterapia, envolventes, masajes), efectuados por auténticos profesionales.

En Formigal

La última propuesta nos lleva hasta la estación de Formigal, al Hotel HG Alto Aragón. El establecimiento se sitúa en la parte más alta de la urbanización Formigal con transporte gratuito a pistas para sus clientes.

hotel-hg-alto-aragon-servicios-1f702a
Tras haberos deslizado por los kilómetros de esta estación aragonesa, descansad en el wellness center del hotel, que podréis usar de manera gratuita. Cuenta con una zona de aguas con jacuzzi, piscina climatizada, ducha de sensaciones, baño de vapor y zona relax con vistas.

Si aún tenéis ganas de hacer ejercicio, también os podéis terminar de cansar en la zona fitness (gratuita). Por supuesto, existe la opción de contratar tratamientos específicos algunos tan llamativos como el que se hace con oro marino o con piedras preciosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*