Montaña

El Pirineo resplandece tras las lluvias

Desde Centraldereservas.com queremos mostrar nuestra solidaridad con las zonas afectadas el pasado mes de junio por las lluvias y los desbordamientos de los ríos en el Valle de Arán, el Pallars Sobirà y la Alta Ribagorza en Cataluña y en el Valle de Benasque, en Aragón.

Por ello os queremos presentar varios de los atractivos de estas zonas que os terminarán de convencer para venir a pasar unos días de vacaciones a este rincón de los Pirineos.

Centraldereservas.com tiene su sede en la localidad de Aínsa, en Sobrarbe, cuyo valle también sufrió los efectos de las riadas y las lluvias, aunque en menor medida.

Las fuertes precipitaciones y el deshielo provocaron daños en varias infraestructuras, sin embargo, eso no significa que el turismo haya quedado afectado y es completamente seguro desplazarse hasta las zonas para conocer los secretos de estos valles, que lucen más verdes y bonitos que nunca.

Valle de Arán

Este valle del Pirineo catalán se vio afectado por el desbordamiento del río Garona. Desde la web de Turismo del Valle de Arán, os podéis hacer una idea de todas las posibilidades del lugar.

Una buena idea es hacer senderismo.

Existen rutas de todos los niveles, desde las más sencillas como la de los Caminos de los mineros y contrabandistas hasta otras de mayor dificultad para visitar el Parc Nacional Aigües Tortes i Estany de Sant Maurici.

Además de senderismo, las opciones de este valle para el turismo activo son numerosas: barrancos, hidrospeed, tiro con arcos, BTT, rutas ecuestres, aguas bravas, canoa, pesca, escalada… Incluso cuenta con un parque para descubrir a los animales y vegetación del valle, el Parque de visualización de Fauna Aran Park.

Después del ejercicio, también os podréis relajar en alguno de sus balnearios, metiendo los pies en aguas sulfurosas, como ya harían los romanos.

Asimismo, el patrimonio cultural también hace acto de presencia en este valle a través de pequeñas iglesias, en gran número románicas, como Santa María de Arties, casas señoriales o por su patrimonio minero.

No nos olvidamos tampoco de su cara invernal, ya que es en ese momento cuando se abre la estación de Baqueira Beret, y se pueden realizar todo tipo de deportes de invierno. Podéis reservar alojamiento en la misma Vielha o en Baqueira Beret, os servirán de base para descubrir este valle.

Pallars Sobirà

Este valle es quizá conocido sobre todo el 22 de diciembre… ¿por qué? Porque aquí se encuentra una de las administraciones de lotería nacional más famosas de España, la Bruja de Oro, en Sort. Sort es la capital de esta comarca.

En esta zona no sólo existe el turismo de lotería, sino que en su territorio se pueden descubrir varios tesoros en forma de naturaleza, como el Parque Natural del Alto Pirineo o la la Reserva Nacional de Caza del Boumort. También cuenta con patrimonio histórico representado por el románico del pallarés e interpretado en museos.

Por supuesto existe la opción de realizar deporte en este lugar. En el Pallars Sobirà se encuentra Certascan, el lago más grande los Pirineos, y La Pica d´Estats, el pico más alto de Cataluña.

Además se pueden practicar deportes como el senderismo, la caza, la pesca, piragüismo, deportes de aventura… y en invierno es tiempo para los deportes de nieve en alguna de sus cuatro estaciones. Para más información podéis visitar la página web de turismo de la comarca e ir mirando alojamiento en Sort.

Valle de la Alta Ribagoza

También en la provincia de Lérida se presenta este valle en el que se pueden descubrir joyas como las iglesias románicas del Valle de Boí, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Pero además de este impresionante legado artístico, el valle ofrece muchos más atractivos. Los amantes de la montaña podrán pasear por el Parque Natural d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, un paraíso donde descubrir más de 200 estanys (lagos), los riscos de «Els Encantats», cascadas, turbinas, meandros…

Pasar un día caminando puede ser una opción muy atractiva. Además también se puede visitar su balneario y descansar allí, después de haber pasado una jornada activa ya sea pescando, haciendo escalada o montando a caballo.

Podéis reservar alojamiento en Taull o Pont de Suert y consultar la web de patronato de turismo.

Visitando el valle de Benasque

El Valle de Benasque se encuentra en la comarca aragonesa de Ribagorza y fue afectado por el desbordamiento del río Ésera.

Su territorio es un paraíso para los amantes de la naturaleza.

En invierno, es la nieve la que cubre el valle, con la estación de esquí de Cerler como protagonista, mientras que en verano son los veraneantes que eligen este destino los que llenan de color todos los rincones.

Se pueden realizar muchas actividades entre las que es obligatoria la visita al Parque Natural de Posets-Maladeta o visitar los íbones que existen en este valle.

El senderismo es una buena idea para conocer rincones de la Ribargoza. Existen caminos de diferente dificultad, lo mejor es que os informéis en la web de la Asociación de Turística del Valle de Benasque o en la Oficina de Turismo sobre cuáles se adecuan a vuestro nivel.

Si queréis que vuestra adrenalina se manifieste, lo mejor es decantarse por practicar alguno de los deportes de aventura que existen ya sea en aire, agua o aire.

Reservad vuestro alojamiento en Benasque e ir planificando bien vuestros días para no perderos ni un solo detalle de este valle aragonés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*