Tradiciones Viajar al extranjero

Destinos para huir de la Navidad

No a todo el mundo le tiene porque gustar la Navidad tradicional. Cada vez hay más gente que no cree que en estas fechas se tengan que seguir unos cauces determinados.

Por eso, si sois de los que queréis disfrutar de estas vacaciones de manera diferente, os traemos esta entrada inspiradora para que busquéis un destino del que huir de los villancicos y belenes.

Otra Navidad es posible.

Para ello nos embarcaremos en un avión que nos lleve de una esquina a otra del mundo. Nuestras sugerencias son bien distintas y van desde la magia de Marruecos, a la impresionante India, pasando primero por la Costa Oeste estadounidense. Dejad los abetos, el turrón y el espumillón atrás y coged vuestra cámara, que allá vamos.

navidad en Marruecos

Marruecos

Marruecos engancha. Su contraste con España tiene un encanto que enamora, sobre todo, gracias lugares como Marrakech. Esta ciudad ha encandilado a numerosos viajeros a lo largo del último siglo debido a su autenticidad y su ambiente.

Lo mejor en Marrackech es alojarse en un hotel céntrico desde el que se pueda llegar a pie en pocos minutos a la Medina y a la Plaza de Jemaa El Fna. Allí los olores, sonidos y el movimiento os hipnotizarán, ya que esta plaza tiene una vida que en pocos lugares habréis visto. Desde este punto, podréis desplazaros por su zoco para descubrir lugares como la fuente Chrob ou Chouf y la Mezquita Ben Youssef.

No podéis dejar de visitar el Palacio de Bahía ni el Palacio Badi así como los famosos jardines de la Menara, a los que hay que ir en taxi (están muy lejos a pie), las Tumbas Saadíes y la Mezquita de Koutoubia. Desde aquí se pueden hacer excursiones muy interesantes como la que os llevará a los pueblos del Valle de Ourica, en el corazón del Atlas.

Si ya habéis estado en Marrakech o os apetece conocer otros destinos marroquíes, la oferta es muy amplia. Además de Casablanca, donde os recomendamos visitar entre otros el Boulevard Anfa, la Plaza de Mohammed V y la Gran Mezquita de Hassan II, podéis conocer otras ciudades como Fez, Rabat, Tánger, Tetuán y Meknes.

Durante el viaje es probable que os olvidéis de que es Navidad. No veréis luces, ni belenes y si os animáis, podréis dar la bienvenida al nuevo año de nuestro calendario en un lugar tan especial como el desierto del Sáhara.

Costa Oeste en Navidad

En la Costa Oeste de Estados Unidos huiremos de la Navidad tradicional española y de las reuniones familiares, pero el espíritu de Papa Noel nos acompañará en nuestro viaje.

¿Qué podremos visitar? Nuestra idea es que ya que os desplazáis a miles de kilómetros, aprovechéis la ocasión para conocer al menos dos ciudades. Podéis, por ejemplo, visitar dos tan simpares como San Francisco y Las Vegas.

Empezaremos por San Francisco, una localidad que pronto reconoceréis por vuestros recuerdos televisivos. Tendréis que pasar 2 ó 3 días mínimo para que os de tiempo de estar en los lugares más importantes e imbuiros del espíritu auténtico que se respira en sus calles.

Monumentos y rincones para ver hay muchos, pero no os podéis perder sus inclinadas calles (sobre todo Russian Hill), el Golden Gate, Alcatraz, el Golden Gate Park, los muelles (en el 39 hay leones marinos), el Distrito Castro, sus tranvías y Chinatown, entre otros.

Desde San Francisco, una escapada muy interesante, sobre todo si sois unos geeks, es la que os llevará hasta Silicon Valley. Realmente allí os encontraréis son edificios corporativos y no podréis ver muchos, pero estar en Palo Alto y Mountain View os permitirá ver las sedes de Google (donde se puede entrar al campus) y Apple, casi nada. También allí, está la prestigiosa Universidad Standford.

Lejos del ambiente universitario, pero igualmente interesante, se presentará ante vosotros la ciudad de Las Vegas. Un gran urbe nacida de la nada alrededor de casinos y hoteles, cuya calle principal, el famoso Strip, deberéis de recorrer de arriba a abajo.

Allí descubriréis algunos de los establecimientos hoteleros más impresionantes del mundo como el Flamingo Las Vegas Hotel & Casino, Hotel Caesar’s Palace, Paris Las Vegas Hotel, Luxor y Bellagio Hotel & Casino. Podéis visitar varios casinos, eso sí, controlad lo que gastéis, ya que una vez se empieza es difícil resistirse a Las Vegas.

La India

La India requiere de un planteamiento más espiritual. Este país, el más poblado del mundo, es un choque para cualquier occidental, así que hay que estar preparado para ver los contrastes de una sociedad distinta.

La Navidad no se celebra en sus calles tal y como pensamos, pero sí disfrutan de fiestas especiales para esta fechas (no hay que olvidar que también hay cristianos en este estado). Es una época de vacaciones escolares por lo que encontraréis sobre todo turismo nacional que aprovecha estas semanas para conocer el país. Lo primero que hay que hacer antes de partir es elegir qué queremos ver si el Norte o el Sur. Nosotros os recomendamos para una primera visita el Norte.

Así podréis conocer Delhi, Agra y Jaipur, un destino conocido como el Triángulo de Oro. Al menos necesitaréis una semana para poder disfrutarlo.

Dehli es la capital de La India desde 1947 y es una ciudad inabarcable, así que lo mejor es hacerse un planning de lo que se quiere ver. Los indispensables serían Lal Quila (Fuerte Rojo), Jama Masjid (la mezquita más grande de la India), Puerta de la India, Birla House (donde Gandhi fue asesinado) y el templo de Gurdwara Bangla Sahib.

Delhi sirve de punto de partida para otros lugares de interés como Agra, donde se encuentra el Taj Mahal o las ciudades y fuertes Rajasthan, un destino que os impresionará y cuya capital Jaipur os descubrirá un mundo nuevo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*