Turismo cultural Viajar al extranjero

Conoce Nueva York con la línea Q

Viajar a Nueva York es toda una aventura y dentro de los “retos” a los que se tienen que enfrentar los turistas destaca sin duda comprender su metro.

Lo primero hay que tener en la cabeza que los americanos utilizan la palabra Subway para el metro y no Underground, ese término es británico.

Tras esto, no hay que tener vergüenza, pero sí maña, para parar a alguno de los neoyorquinos que recorren a toda prisa los andenes y escaleras y preguntar: Please, Could you help me? How could i get to…? Una pregunta a tiempo, os salvará de perderos.

montaje-metros-v3

A pesar de todo lo que puede impresionar este medio de transporte neoyorkino, hemos preparado una entrada para que conozcáis Nueva York a través de su subterráneo.

La línea Q

Para ello, hemos pensado que la línea Q, de color amarillo, os puede dar una imagen muy real de la capital mundial, ya que recorre tres de sus principales barrios: Queens, Manhattan y Brooklyn.

Antes de montar, informaros sobre las tarifas. El billete sencillo cuesta 2,50 dólares, pero podéis adquirir la Metro Card, una tarjeta para hacer viajes ilimitados que, o bien se puede coger para 7 días (29 dólares) o para 30 (104 dólares).

También hay que tener en cuenta que hay muchas estaciones en las que sólo paran algunos convoys, las distinguiréis porque en el plano están señaladas con un punto sin rellenar, frente a las que siempre para el metro, que llevan un punto negro relleno.

¿Preparados para comenzar el viaje en metro?

La línea comienza en el barrio de Queens, en la zona conocida como Astoria, en la parada Astoria-Ditmars Boulevard. Esta zona se llama así debido a un comerciante de pieles John Jacob Astor.

Allí podréis comer la mejor comida griega de la ciudad y es que Astoria acoge a una comunidad amplia de griegos. Es un barrio multicultural con otras agrupaciones venidas de todas partes del mundo.

Subid al metro y cambiar la mentalidad porque os dirigís a uno de los lugares más lujosos del planeta, la Quinta Avenida (parada 5 Avenue /59 Street ). La línea Q para en la Quinta Avenida con la Calle 59, en el Midtown de Manhattan.

Aquí entre la Calle 59 y la Calle 34 encontraréis las tiendas más exclusivas, así que cuidado con las tentaciones, que todavía queda mucho día por delante.

Merece la pena mirar hacia el cielo, ya que sobre vosotros se elevan la mayoría de los rascacielos de Nueva York

Regresando a nuestra querida línea Q, la siguiente estación que os espera es la de Central Park, situada en la Calle 57, al pie del parque (57 Street / 7 Avenue ). Os dejamos un plano interactivo del parque para qué sepáis que queréis ver dentro.

Antes de aventuraros en su interior, hay que tener en cuenta que tiene aproximadamente un tamaño de 4 kilómetros de largo y 800 metros de ancho. Una opción es alquilar una bicicleta y conocer sus lagos, fuentes o monumentos.

Tras la tranquilidad del parque y la naturaleza, la siguiente parada que os recomendamos es la de Times Square (Times Square-42 Street). Este rincón lleno de luces y multitudes es quizá uno de los más conocidos de Nueva York.

No os agobiéis y sentaros a disfrutar de los anuncios que aparecen en sus luminosos y observad la vida neoyorquina.

Nueva York' OCTUBRE 084

Tras Times Square, cambiemos de distrito y adentrémonos en Brooklyn. ¿Qué tal algo de cultura?

El metro para cerca del Museo de Brooklyn, la parada se llama Prospect Park y está junto al Jardín Botánico de Brooklyn. Podéis hacer un picnic observando la vegetación y después visitar el segundo museo más grande de Nueva York, con más de un millón y medio de piezas en la colección.

Las dos últimas paradas, la de Brighton Beach y Coney Island-Stillwell Avenue, os enseñarán otra cara de la ciudad, muy diferente a las que habréis visto a lo largo de la línea.

Brighton Beach se construyó a mediados del siglo XIX para evocar al Brighton inglés como un lugar de vacaciones. Hoy en día se le conoce como la Pequeña Odesa y es un lugar donde probar comida rusa y, si hace buen tiempo, daros un baño en sus aguas.

Por último, os aguarda Coney Island con sus atracciones, bares y el mar Atlántico. Es una península ideal para tomar el sol, relajarse en su balneario, caminar por el paseo marítimo de madera o soltar adrenalina y recordar viejos tiempos en su parque de atracciones.

Nuestro consejo es que utilicéis más de un día esta línea de metro, ya que estamos más que seguros que los lugares os atraparán y querréis sacarles el máximo partido. Para descansar, podéis echar un ojo a nuestros hoteles y reservar una habitación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*