Hoy queríamos compartir con vosotros una noticia de lo más curiosa, de esas que lees y piensas… ¿será verdad? Pues sí, es verdad. Los turoperadores británicos solicitan habitaciones sin balcón para sus clientes…

Con el verano llegan la gran mayoría de turistas a las costas españolas, y con ellos, un fenómeno que llevamos varios años escuchando, el balconing.

El balconing consiste en tirarse desde el balcón de la habitación del alojamiento a la piscina, una mala práctica que ha traído consigo numerosos accidentes, algunos de ellos muy graves e incluso mortales.

¿Los líderes de la práctica del balconing? Sin duda los turistas británicos.

¿Qué hacer para impedir el balconing? Pues a los turoperadores británicos se les ha ocurrido que la mejor idea es no dejar que sus clientes reserven habitaciones con balcón, con una barandilla que mida menos de 1,1 metros de altura, o con cualquier tipo de apoyo que permitan escalar por ellas y «caer» al vacío; según informa The Mirror.

Según informaciones de este mismo diario, los balcones de los hoteles de lugares como Benidorm o Magaluf son un grave peligro para los turistas británicos, y se está trabajando con algunos hoteles para la creación de unas guías de buen uso de los balcones.

¿Qué os parece la noticia? ¿Conseguirá esta medida acabar con el temido balconing?

Fiesta balconing
Jóvenes de fiesta