Si has caído en esta página es porque o bien eres un novato, llevas mucho tiempo sin esquiar o bien porque tienes a tu cargo a un grupo de personas que se inician en el mundo de los deportes de invierno. Por eso te asalta la duda de si es conveniente o no contratar clases de esquí para aprender lo básico y poder disfrutar más de esta modalidad perdiendo el miedo a deslizarse sobre las tablas. Para intentar ayudarte en tu decisión hemos creado esta entrada con razonamientos que podrán servir para que te decidas en contratar o no clases de esquí en la nieve.

clases de esquí

Clases para nóveles

Primero hay que hacerse una idea de qué esperamos de nuestra experiencia en la nieve. Si somos valientes y un poco echados para adelante a la par que habilidosos, quizá con unos cuantos consejos podremos deslizarnos por las zonas para debutantes sin asistir a ninguna escuela de esta disciplina. Antes de atreverse con ellas es obligatorio ensayar lo básico (cómo frenar, cómo y cuándo poner los bastones…) en un área en la que no molestemos a nadie y en la que no interfiramos en el ritmo de la estación. Si entre nuestro grupo tenemos a algún voluntario con paciencia que quiera perder su tiempo trasladándonos sus enseñanzas, aprovechemonos de la situación. Eso sí, hay que ser conscientes de que esa persona está gastando su jornada de esquí con nosotros, así que habrá que tener consideración y dejarle también que disfrute de su día.

clases de esquí

Para no sentirte culpable y para no hacer perder el tiempo (y hasta la paciencia) a tus amigos o familiares, contratar clases de esquí es la solución más cómoda para todos. No es la más barata a corto plazo, pero a la larga es mejor para evitar tensiones y también para sentirse más libre a la hora de preguntar. Las estaciones de esquí por normal general ofrecen la posibilidad de contratar clases de diferentes niveles, que puedes reservar directamente con nosotros, así que hay que ser conscientes de que las clases no sólo están orientadas para esquiadores debutantes. Es importante dejar claro a la escuela de esquí cuál es nuestro nivel y cuáles son nuestras expectativas, no vayamos a pasarnos por arriba o por abajo y se convierta en una experiencia frustrante.

Clases de esquí

Las escuelas cuentan con auténticos profesionales que cada año forman a numerosos esquiadores, por eso hay que dejarse aconsejar y no desconfiar. Volver a la escuela nunca es fácil, pero si no nos dejamos llevar por los consejos que nos dan, no aprenderemos nada. Así que la primera regla: ser abiertos de mente y aprender a recibir críticas y rectificaciones. También tenemos que ser conscientes de que al principio si somos nuevos en esto, es probable que nos caigamos constantemente, así que además de alguna crema para los golpes en la maleta, debemos meter paciencia para no desistir a la primera de cambio.

Igualmente, en las escuelas nos darán consejos para evitar grandes lesiones. Nos enseñarán cómo caer y cómo evitar fallos que pueden hacer que le cojamos miedo el primer día al esquí. Hay que hacer caso y seguir al pie de la letra estas directrices si queremos aprender y esquiar de forma segura. Asimismo, los profesores son expertos en la materia así que nos aconsejarán sobre qué material necesitamos para esquiar. Seguramente si acabas de empezar, todo lo que lleves sea alquilado, por lo que si te entra el gusanillo y a la larga quieres comprarte material, los profesores te podrán ayudar para ver qué tipo de material de esquí necesitas en cada momento. Nunca está de más recibir ayuda de expertos en el tema para saber escoger lo que a la larga nos saldrá más barato.

clases de esquí

Otra ventaja es que el profesor local además de darnos consejos sobre el esquí en sí mismo, nos podrá aconsejar pistas y lugares donde practicar que quizá no sean tan conocidos como los más populares. Esos pequeños secretos que nos pueden dar también se pueden ampliar a otros campos del ocio como las actividades apres-ski. Podrán informarnos sobre qué restaurante es el que mejor gastronomía local sirve y cuál tiene mejores precios. Aprovechad la clase para sonsacar este tipo de información.

Clases para esquiadores de nivel

Aunque ya hayáis esquiado alguna vez, siempre hay margen de mejora, siempre hay algo nuevo que aprender y que conocer sobre las técnicas de esquí. Así que cada cierto tiempo no es mala idea apuntarse a una clase de reciclaje. Se dice que esquiar es como conducir, que nunca se olvida, por lo que que con cuatro apuntes que nos dé el profesor volveremos a surcar las pistas con nuestra gracia habitual. También nos podrá dar consejos sobre cómo enfrentarse a obstáculos menos frecuentes como baches o a nieves diferentes como la nieve primavera.

Además, nunca hay que decir que no a aprender algo nuevo. Si ya te aburres de lo que haces siempre, ¿has pensado en aprender una nueva disciplina? ¿Te animas a practicar snowboard?

clases de esquí

Nos interesa saber cuál es tu experiencia. ¿Has contratado alguna vez clases de esquí? ¿Te han servido para disfrutar de la nieve? ¡Estamos ansiosos de saber lo que pensáis!

Centraldereservas.com