Archivo

Archivo para la categoría ‘Turismo de compras’

Hoteles con piscinas cubiertas en Europa

15 de octubre, 2014

¿Qué es lo que más deseáis que tenga vuestro hotel? ¿Desayuno incluido? ¿Café de bienvenida? Si sois de los que os fijáis en si en la lista de instalaciones del alojamiento hay piscina, este post es para vosotros y más si os gusta sumergiros sea la época del año que sea. Hay muchos hoteles que cuentan con servicio de piscina climatizada, permitiendo a sus clientes relajarse tras un día de trabajo o tras una jornada pateando una ciudad.

Hotel Mandarin Oriental, París

hotel-mandarin-oriental-paris-servicios-fa3ca2

Este 5 estrellas es todo lujo. Se inauguró en el año 2011 cerca de la exclusiva Place Vendôme, donde el lujo se deja sentir en sus tiendas de alta costura y cafeterías. Este establecimiento es una oda al buen gusto y entre los muchos servicios que ofrece no dejan de lado al bienestar. Tal es así que dispone de un área de spa, con influencias orientales, que además de estar dedicada tratamientos, cuenta con una piscina de entrenamiento interior de 14 metros. Igualmente algunas de sus suites más exclusivas vienen equipadas con piscinas de vitalidad. Eso sí, este hotel no es económico, por lo que pasar una noche aquí puede trastocar vuestros ahorros. Pero, ¿no os apetece daros un baño en un cinco estrellas en París?

Hotel The Landmark London

hotel-the-landmark-london-habitacion-1b897

No nos alejamos del lujo en nuestro siguiente destino: Londres. El Hotel The Landmark London atesora igualmente cinco estrellas. Se ubica en un edificio de 1899, pero fue totalmente renovado en 2004. En ese año se construyó un spa moderno, donde se encuentra una curiosa piscina de 15 metros, que no usa cloro, ideal para mujeres embarazas. Dispone además de un horario para niños, que pueden usarla durante determinadas horas para que después los adultos pueda relajarse o ejercitarse sin ser molestados. Y todo ello en pleno corazón de Londres.

Hotel Eurostars Grand Central, Múnich

hotel-eurostars-grand-central-general-25b873

Si vistáis Alemania en sus meses más fríos seguro que os apetece una ducha de agua caliente tras un baño en una piscina climatizada. En Múnich hay varios hoteles que ofrecen este servicio, siendo uno de ellos el Hotel Eurostars Grand Central, situado en el corazón de la capital bávara. En su interior, os esperan unas instalaciones vanguardistas, en las que destaca una piscina climatizada interior. También se puede hacer uso del baño turco o de la sauna. Después de unos buenos largos, os aguardan sus camas tamaño XXL para descansar y coger fuerzas para conocer la ciudad al día siguiente.

Hotel Okura Amsterdam

hotel-okura-amsterdam-general-1e3bdf

Amsterdam es una ciudad multicultural es por eso que entre los muchos alojamientos con los que cuenta dispone de un hotel japonés. El Hotel Okura es un cinco estrellas que se levanta en una zona tranquila de la ciudad, a poca distancia del centro. Este establecimiento busca la relajación y tranquilidad de sus huéspedes por eso no falta un área de gimnasio con una piscina de 18 metros. También hay disponible jacuzzi, saunas, aparatos de fitness… Si tenéis la suerte de alojaros en su suite, además de disfrutar de unas buenas vistas sobre Amsterdam, tendéis vuestra propia sala de cine privada.

Un fin de semana en Zaragoza

10 de octubre, 2014

A mitad de camino entre Barcelona y Madrid y a orillas del río Ebro se erige Zaragoza, una ciudad que ha cambiado de cara en los últimos años y que tiene mucho que ofrecer al visitante. Con más de 2000 años de historia, la capital aragonesa late durante todos los meses del año. ¿Venís a pasar un fin de semana?

Lo más clásico

Pilar Zaragoza

Lo más típico cuando se visita Zaragoza es acudir a la Basílica de Nuestra Señora del Pilar. Muchos creen que es la catedral, pero no lo es. Este impresionante templo de un tamaño destacable alberga a la Virgen del Pilar en su interior. Además, contiene otras joyas como el precioso altar mayor, una obra gótico renacentista de Damián Forment, hecho en alabastro, o las pinturas de Francisco de Goya. En su interior hay también dos bombas caídas durante la Guerra Civil, que según cuenta la leyenda no explotaron por la protección de la virgen. Se puede subir a una de sus torres para ver una bella panorámica del Ebro y la ciudad.

El otro clásico que hay que visitar es La Seo, la verdadera catedral, un edificio donde convergen varios estilos arquitectónicos de gran belleza. Rodearla y si podéis id al atardecer a su muro mudéjar, veréis como el sol refleja en todos su azulejos. Dentro, os esperan verdaderas obras de arte como su altar mayor o su Museo de Tapices.

La ciudad contemporánea

Museo Pablo Serrano Zaragoza

Desde la celebración en 2008 de la Exposición Internacional, Zaragoza cuenta con varios edificios y espacios dedicados al arte contemporáneo que merecen una visita. En el área donde se sitúo la Expo se puede visitar el Pabellón Puente de Zaha Hadid, donde se realizan exposiciones temporales, la Torre del Agua, con visitas guiadas los fines de semana, o el Parque del Agua, con su playa y zona de ocio.

Asimismo, para ver la nueva Colección Circa hay que visitar el Museo Pablo Serrano (no os olvidéis de subir a su ático). Tampoco os podéis perder el nuevo Caixa Forum, recientemente inaugurado, y el Centro de Historias, donde se encuentra el Museo del Origami.

Para terminar el día podéis pasear por las orillas del Ebro y sentaros en alguna de sus terrazas.

Un edificio de casi un milenio

Palacio de la Aljafería Zaragoza

El Palacio de la Aljafería, actual sede de las Cortes de Aragón, es un lugar que hay que visitar sí o sí. Está alejado del centro, pero desplazarse hasta allí (hay autobuses urbanos) merece la pena. Es un palacio de origen árabe, del siglo XI, que ha ido evolucionando a la vez que lo hacía la ciudad.

En su interior os espera un patio islámico, un palacio de Pedro IV, otro palacio de los Reyes Católicos y la Cámara de las Cortes de Aragón, entre otros rincones. Os aconsejamos que hagáis la visita guiada, ya que los guías os contarán todos los secretos que se esconden en sus piedras. Los domingos, la entrada es gratuita.

Tapear

Torre mudéjar Zaragoza

El casco antiguo dispone de una zona cocida como El Tubo, donde hay numerosos bares donde tomar una tapa y un buen vino de la tierra. Pero no es el único sitio del centro con pinchos y raciones gustosos.

Desplazándoos hacia el barrio de la Madalena y la calle Heroísmo, encontraréis locales más alternativos con ofertas para todos los gustos que van desde hamburgueserías a bares vegetarianos o de vinagrillos.

En esta área también hay tiendas de artesanos curiosas. Y, por supuesto, ya que andáis por allí, observad la Torre de la Madalena, una joya mudéjar que luce especialmente bonita por la noche.

Zaragoza para niños

Si viajáis en familia, en Zaragoza hay varias actividades pensadas para los más pequeños. Una de las más conocidas es el Megabús, un bus turístico animado para menores, que recorre la ciudad a la vez que hace reír a quien se sube abordo.

Ahora han lanzado una nueva promoción mediante la cual se puede coger un combi de Megabus más Acuario. El Acuario de Zaragoza es un acuario fluvial, que dispone de diferentes especies de ríos del mundo y otros animales. También para niños está pensado el Parque de Atracciones, cuyas instalaciones de los 70 conviven con atracciones modernas.

Caesaugusta

Zaragoza es una de las pocas ciudades que recibió el nombre de César Augusto. Su pasado romano está muy presente y se puede hacer una ruta por la Zaragoza romana que os llevará por distintos restos entre los que destacan el Foro romano, el Puerto Fluvial o el Teatro Romano. Están musealizados y se puede comprar una entrada conjunta para todos ellos.

Reservad una habitación y preparad la visita a una de las grandes ciudades desconocidas del país.

Cinco cosas que hacer en París una vez en la vida

08 de octubre, 2014

París es un lugar que ha cautivado a lo largo de la historia a todos aquellos que la han pisado. Y no es para menos con su encanto especial. ¿Habéis estado? Tanto si sí como si no, os traemos cinco propuestas de cosas que hay que hacer en París al menos una vez en la vida.

París, sena

Subir a la Torre Eiffel

Es sin duda el emblema de la capital francesa. La estructura realizada por Gustave Eiffel para la Exposición Universal de París de 1899 es la estampa que viene a la mente cuando se piensa en París. Por eso hay que subir. Las filas suelen ser largas, así que tendréis que reservar al menos una mañana o una tarde de vuestro viaje. Se puede acceder a ella o bien por escalones o por ascensores. De estos últimos hay 3, y hay que cambiar en el segundo piso para llegar hasta arriba. Si sois unos valientes, podéis enfrentaros a 704 escalones que os llevarán hasta la segunda planta. Es más económico, pero si no estáis en forma, coged los ascensores. Os dejamos las tarifas actuales.

Sonreír a la Mona Lisa

Este cuadro es quizá el más conocido del mundo. Se encuentra en el Museo de Louvre. Puede servir como excusa para visitar este maravilloso museo, que acoge todo tipo de arte, albergando algunas de las obras más importantes de la historia del arte. Es muy difícil ver todo el museo entero, por lo que existen itinerarios dentro que os guiarán hasta lo que queráis ver. Una de ellas será la Mona Lisa, de Leonardo da Vinci. No os permitirán acercaros demasiado y probablemente esté rodeada de una marabunta humana. Por eso id, a primera hora, cuando la afluencia es menor. Nuestro consejo es que organicéis la visita con este plano del museo.

Emular a Amélie en Montmatre

Montmartre es el barrio de la bohemia francesa. En sus calles se sitúan lugares como el famoso Moulin Rouge o el Sacre Coeur, además de bares de striptease y de marcha. Siempre ha sido un polo de atracción de artistas, de hecho Picasso, Dalí o Degas y muchos más se dejaron seducir por su ambiente. Allí se rodó parte de la famosa película de Amélie. Podréis visitar el café donde trabajaba, el Cafe des 2 moulins, en la 15 rue Lepic y tomaros algo en una de sus mesas. También os invitamos a que investiguéis por las calles empinadas y encontréis lugares como la Place du Tertre o bares como Le Relais Gascon (6, rue des Abbesses), donde os sorprenderán con sus ensaladas gigantes servidas con patatas con sabor a ajo. No podéis dejar de subir hasta el Sacre Coeur y observar unas vistas únicas de París.

Pasear por el París más lujoso

La zona de la Plaza Vendôme y Ópera alberga un gran número de establecimientos de lujo donde hay joyerías, tiendas de grandes diseñadores… Si vuestro bolsillo os lo permite, daros un caprichito, sino conformaros con pasear por allí y descubrir el París más exclusivo. Se puede visitar el Palacio Garnier, donde se ubica la Ópera (su interior os impresionará). Cerca se encuentran las Galerías Lafayette (Boulevard Haussmann 40).os recomendamos que entréis y observéis su maravillosa cúpula modernista y que subáis hasta su terraza para regalaros una panorámica maravillosa.

Visitar la tumba de Napoleón

Sin duda Napoleón Bonaparte fue un personaje clave en la historia de Europa y a él le debemos gran parte de las bases de nuestra actual sociedad. Napoleón, el gran emperador francés, está enterrado en París, en los Inválidos. Al principio esta zona fue creada como residencia real para soldados y militares retirados. Dentro, uno de los edificios que más destaca es el Mausoleo de Napoleón. Allí descansan sus restos, en una cripta circular. También está enterrado en este punto José Bonaparte, conocido por haber sido rey de España durante la dominación francesa. Impresionan las dimensiones.

Para hacer una o las cinco propuestas tendréis que pasar varios días a orillas del Sena. Así que reservad hotel y preparad bien el viaje. ¿Qué nos recomendáis vosotros? ¿Qué tenéis ganas de hacer en París?

Tres imprescindibles de Oporto

06 de octubre, 2014

La vecina Portugal tiene mucho que ofrecer. Al sur destacan sus playas, en el centro su capital Lisboa sobresale por su belleza y en el norte, en la desembocadura del río Duero, se erige una ciudad con personalidad propia: Oporto. ¿Queréis conocerla?

Oporto

Gastronomía y vino

Uno no puede comer mal en Oporto. En sus calles empinadas se esconden pequeñas tascas llevadas a la antigua usanza, donde sirven platos del día por precios muy económicos. Que no os sorprenda si vais al baño y os tenéis que lavar las manos en una pila situada enfrente de la barra del bar. Tiene su encanto. Normalmente los menús comprenden recetas como buñuelos de bacalao con grelos, vitela (ternera) con arroz, sardinas a la plancha… Casi siempre acompañado de un buen plato de sopa (sea invierno o verano) y un café auténtico. El plato más famoso es la francesinha, un sandwich que lleva de todo: carne de cerdo o de ternera, huevo, panceta, longaniza… todo ello con queso por encima y nadando en una salsa especial. Contundente y no apto para vegetarianos. Los más conocidos son los del Café Santiago, en la Rua Passos Manuel 226, pero se pueden encontrar buenos en toda la ciudad. Otra de las cosas que hay que hacer es cruzar el Puente de Luis I para ir a Vila Nova de Gaia. Allí os esperan las bodegas de vino de Oporto. Todas tienen visitas y muchas de ellas están en castellano. Éstas incluyen la cata de uno o más vinos con un precio 5 euros. Hay muchas, podéis elegir la que más os convezca. Allí os explicarán el proceso de este vino dulce y el porqué de su presencia en Oporto.

La animación de la Ribera

La zona de la plaza de la Ribera y sus alrededores tienen un encanto especial. Está llena de restaurantes y de animación. De fondo tendréis al río Duero con sus barcos, en los que os podéis montar para hacer un pequeño crucero de una hora de duración. Descubriréis el impresionante Puente de Luis I, toda una obra de ingeniería de finales del siglo XIX, diseñado por un discípulo de Gustav Eiffel. Escudriñando la vista se divisa a lo lejos el puente que realizó el mismo Gustav Eiffel, quien residió una temporada en Oporto y tenía su despacho en el Palacio de la Bolsa (también se puede visitar este edificio y también hay visitas guiadas en castellano). Un consejo: id al atardecer, la panorámica lo merece.

La librería más bella del mundo

Paseando por Oporto da la sensación de que a los portugueses les encanta leer, ya que no es raro encontrar pequeñas librerías de viejo y nuevo. Es en esta ciudad donde se ubica la librería considerada como la más bonita del mundo. Nos referimos a la librería Lello e Irmao (Rua das Carmelitas 144). El problema es que se ha convertido en un lugar turístico, abarrotado. Sólo se pueden tomar fotografías un día a la semana y a primera hora para evitar los atascos. Aún así, no podéis perderósla. Intentad ir a primera hora, cuando hay menos gente. En los alrededores encontraréis una renovada plaza y la Torre de los Clérigos, un edificio del siglo XVIII que fue durante mucho tiempo el más alto de Portugal. Podéis subir y observar desde lo alto los colores de Oporto.

Para encontrar alojamiento no tendréis problema, ya que hay un gran número de establecimientos y los precios son económicos. ¡Buen viaje!

Calles donde comprar en España

24 de septiembre, 2014

Hay turismo de todo tipo y uno de ellos es el turismo de compras. Hay tiendas que son auténticas obras de arquitectura. En su interior puedes encontrar ropa de alta costura, productos artesanales, libros… A veces en un desplazamiento, merece la pena parar de ver monumentos y dedicarse tiempo a uno mismo, a comprar, o simplemente a observar las tendencias y la decoración de los locales. Para ello os dejamos algunas de las calles de España donde comprar.

Calle Alfonso, Zaragoza.

Galería Calle Alfonso Zaragoza

Esta zaragozana calle no sólo ofrece una amplia oferta de establecimientos, sino que muestra una bella vista de la Basílica del Pilar desde lejos. Si se comienza por el Coso, los visitantes verán al fondo el relieve del templo y no podrán evitar fotografiarlo. En el camino hacia la Plaza del Pilar, se verán sorprendidos por numerosas tiendas de todo tipo. Desde las que ofrecen trajes de novia de alta calidad hasta las de recuerdos donde comprar una medallita de la Virgen o unas Frutas de Aragón. No faltan las cadenas de tiendas, las chocolaterías, las heladerías, las zapaterías de toda la vida y los bares con larga tradición. La calle es peatonal y bulle cualquier día del año. No es raro ver músicos callejeros tocando sus piezas. Al final, casi en la plaza, sorprende el Pasaje el Ciclón, un pasaje comercial de finales del siglo XIX, que tiene un ambiente especial. Dentro os esperan locales decorados con gusto, incluido un café-floristería.

Calle del Toro, Salamanca.

Salamanca

Es fácil de encontrar. Si habéis estado en Salamanca, seguro que recordáis su Plaza Mayor, una de las más bellas del país. Pues bien, saliendo por debajo del lateral del derecho del ayuntamiento, dirigiréis vuestros pasos hacia una de las calles más comerciales de la ciudad, la Calle del Toro. Allí os esperan numerosas tiendas, entre las que destaca una cadena española que ha reformado un antiguo convento para crear una impresionante tienda de ropa, que merece la pena ser visitada. Es una vía peatonal, donde os esperan cadenas de ropa nacionales, supermercados, restaurantes… Todo ello bajo la arquitectura de una ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Paseo de Gracia, Barcelona.

Paseo de Gracia Barcelona

Qué decir de esta calle. Es una de las principales arterias de la Ciudad Condal y en su interior recoge el buen gusto albergando tiendas exclusivas que se mezclan con bares y restaurantes de toda índole. No faltan tampoco los hoteles, que se reparten entre sus dos aceras, mezclados entre auténticas joyas modernistas, entre las que destacan las de Antonio Gaudí. Encontraréis grandes marcas internacionales así como tiendas de diseñadores españoles de renombre, un buen escaparate para saber qué se llevará la próxima temporada.

Calle Serrano, Madrid.

Calle Serrano Madrid

Más de 150 tiendas se extienden a lo largo de está vía madrileña. Una oda al lujo y a las marcas más lujosas y caras. Es cierto que necesitaréis llevar dinero encima o crédito en vuestra tarjeta si queréis daros un capricho. La Calle Serrano es conocida como la Milla de Oro. Joyerías, ropa, tiendas de muebles, restaurantes, marcas nacionales de diseñadores, internacionales… La calle es larga, ya que comienza en la Puerta de Alcalá y termina en la Plaza de la República de Ecuador, así que no llevéis calzado incómodo si queréis recorrerla entera. Para acabar la jornada, podéis visitar el Museo Arqueológico Nacional, que se sitúa en el número 13 de esta calle.

 

Tres hoteles hipster en España

22 de septiembre, 2014

Hipster, moderno, chic, a la moda… El gusto por lo estéticamente cuidado a la vez que se le impregna un aire moderno y atrevido se ha convertido en una tendencia en la que los hoteles no han quedado fuera del juego. Por ello, os traemos tres hoteles hipster en España. Sacad las gafas de pasta para leer todo lo que tienen que ofreceros.

Hotel Praktik Metropol, Madrid

hotel-praktik-metropol-habitacion-9c5

En el corazón de Madrid, este establecimiento ha cuidado hasta el más mínimo rincón con el fin de hacer la estancia de sus huéspedes toda una experiencia hipster. La decoración ha corrido a cargo del diseñador Lázaro Rosa-Violán y su equipo Contemporain Studio, quienes han apostado por el blanco como signo de identidad. En las habitaciones, los teléfonos de ruleta adornan una mesilla donde poder dejar los últimos libros de las editoriales del momento antes de descansar de un día de mercadillos, galerías y tiendas por la capital. Algunas de sus estancias como las Gran Vía Corner Rooms, sorprenden con su disposición de la cama y sus vistas de 180º. Otra de las maravillas de este hotel es su terraza, donde podréis relajaros a 30 metros de altura en pleno corazón de Madrid.

Casa Gracia, Barcelona

hostal-casa-gra-cia-habitacion-a1eddf

¿Quién dice que los Hostel no pueden tener estilo? Un ejemplo de ello es la Casa Gracia, en Barcelona. Un establecimiento ubicado en la intersección del Paseo de Gracia y la Diagonal que ofrece un alojamiento divertido en pleno centro de la ciudad. Las habitaciones pueden ser tanto privadas como de grupo. Dispone de una cocina amplia donde poder sorprender al resto de huéspedes con vuestra habilidad en los fogones para después comentar las recetas en el amplio salón donde os esperan libros, juegos de mesa y hasta una pantalla de cine. En el comedor descubriréis cuadros y fotografías de artistas locales e incluso de residentes en el hostel. La decoración resulta más que acogedora.

Granada White Nest, Granada

hostal-granada-white-nest-general-f4c6c7

Otro albergue ideal para gustos hipsters se ubica en la ciudad de Granada, en una situación inmejorable para irse a dormir justo después de mirar por la ventana como se ilumina La Alhambra bajo la luz de la luna. Este albergue ocupa un antiguo palacio del siglo XVII en el barrio del Albayzin. Podréis descansar en su patio central mientras consultáis gracias al wifi qué se cuece en Instragram a la vez que escucháis vuestra lista de éxitos de Spotify. Hay habitaciones privadas, pero también compartidas. Eso sí estas últimas sólo pueden ser ocupadas por viajeros entre los 18 y 35 años de edad. En los alrededores encontraréis bares, tiendas y hasta un tablao de flamenco.

¿Por qué visitar Filipinas?

17 de septiembre, 2014

Este país, formado por 7107 islas, es uno de los menos turísticos del Sudeste Asiático. Si os apetece unas vacaciones lejos de los típicos resorts turísticos, disfrutando de la autenticidad, Filipinas es vuestro destino, pero ¿por qué viajar a Filipinas?

Atardecer en Filipinas

En este archipiélago podréis encontrar desde ciudades grandes como su capital Manila, a playas paradisíacas como White Beach en la isla de Boracay, sin olvidar lugares salvajes como la isla de Bohol o impresionantes como el Underground River. Además, es un destino que permite viajar con todo tipo de presupuestos, ya que se pueden encontrar desde alojamientos y restaurantes económicos a grandes complejos de lujo. Vuestra es la elección de elegir qué tipo de vacaciones pasar. Nuestro consejo es que las disfrutéis. Allá vamos.

Manila

Manila es la capital y es un centro de mezcla de culturas donde no falta la parte colonial de intramuros o el barrio chino. Aquí se combina lo exótico con lo occidental, la riqueza con la pobreza. Pasear por Makati, el distrito financiero (con hasta 11 centros comerciales) contrasta con una visita al Mercado de Divisoria o al Parque Rizal. Puede ser un buen punto de partida para tomar contacto con el país. Eso sí, el tráfico se hace agobiante, así que lo mejor es pasar un par de días y visitar puntos más tranquilos.

Isla Palawan

Esta isla alberga lugares tan impresionantes como el Underground River, el río subterráneo más grande del planeta, con un total de 8,2 kilómetros. Es considerado como una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo. Poneros los chalecos para navegar por sus aguas y descubrir el transcurso del tiempo marcado en sus estalactitas y estalagmitas. En la misma isla podéis visitar El Nido, un paraíso para hacer buceo. Otra opción es saltar de isla en isla descubriendo parajes inhabitados llenos de sorpresas agradables. No podéis dejar de visitar la isla de Corón, cuyo paisaje kárstico os dejará con la boca abierta.

Isla de Bohol

En esta isla os espera un paisaje de ensueño que podréis observar desde el mirador de el pueblo de Carmen. Ante vosotros se extenderán las Colinas de Chocolate, ondulantes en el horizonte. Son de color verdoso, pero se vuelven marrones cuando llega la estación seca. En esta isla descubriréis también al primate más pequeño del mundo: el Tarsier. Para conocerlo, podéis desplazaros hasta Corella, donde existe un santuario Tarsier, donde viven en libertad. Por último antes de iros de la isla disfrutad del azul y del fondo marino de sus playas.

Isla de Boracay

Es uno de los destinos más turísticos de Filipinas gracias a playas como la White Beach. Está a 300 kilómetros de Manila y se llega a ella en 35 minutos de avión. Allí encontraréis un gran número de calas y rincones donde pasar desapercibido, así como una animadísima vida nocturna. El paisaje que os espera es el de arena fina blanca, arrecifes de coral y aguas cristalinas llenas de peces de colores.

Cono de Mayón

Al verlo es inevitable pensar en el Monte Fuji. El Cono Mayón, el volcán en activo más importante de Filipinas es otra atracción turística de las islas. Se ubica en la isla de Luzón, a 330 kilómetros de Manila. La ciudad más próxima es Legazpi, desde allí, desde su playa, se pueden observar los 2.400 metros de altura del gigante de fuego. Se recomienda no acercarse mucho sin haberse informado sobre su actividad sísmica. En el volcán, a 750 metros se puede visitar un Observatorio, al que se accede por una carretera. Allí también hay un Planetario y una Casa de las Ciencias, dedicados al mundo de los volcanes.

Copenhague: la ciudad más feliz del mundo

12 de septiembre, 2014
Copenhague

Copenhague. Fuente: http://www.visitdenmark.es/

¿La felicidad se puede medir? Parecer ser que sí. La ONU lanza cada año su Informe Mundial de la Felicidad. Dinamarca encabeza la lista de lugares más felices del planeta. Nosotros queremos viajar hasta Copenhague, su capital, para conocer la ciudad más feliz del mundo.

Los daneses no candan sus bicicletas, ya que en Copenhague es muy complicado que roben

Copenhague es una ciudad no demasiado grande, pero sí lo suficiente para que disfrutéis de unos días de turismo y de descanso. Es capaz de conservar tradiciones y mezclarlas con las nuevas tendencias. Si queréis recorrerla, lo más aconsejable es que lo hagáis en bicicleta, puesto que es una ciudad bike friendly, llena de carriles bici y preparada para que rodéis por sus calles. Es un lugar seguro, si os fijáis, los daneses no candan sus bicicletas, ya que en Copenhague es muy complicado que roben.

The Killing/Forbrydelsen, Borgen y The Bridge se rodaron en Copenhague

Aún así, en la ciudad más feliz del mundo, hay cabida para los crímenes… Aunque sea en las series de televisión. Si sois amantes del género negro, debido al éxito de series como The Killing/Forbrydelsen, Borgen y The Bridge podréis conocer los escenarios donde se rodaron. Por ejemplo, podréis cruzar el Puente  Øresund, que une Dinamarca con Suecia, lugar clave en The Bridge. Si lo que os gustan son los colores y explorar, lo mejor es que visitéis la ciudad libre de Christiana, un rincón habitado desde hace tres décadas por okupas, quienes instalaron allí su propio mundo con impuestos y leyes propias. Los olores, las exposiciones, los bares, los restaurantes… No dejaréis de sorprenderos con cada esquina de esta antigua área militar abandonada. Eso sí, en sus calles están prohibidas acciones como llamar con el móvil o hacer fotografías, así que, guardad vuestras cámaras y dispositivos para otras partes de la ciudad.

El mejor restaurante del mundo, Noma, está en Copenhague

En una ciudad feliz se come bien. Por eso no es de extrañar que el que el mejor restaurante del mundo se encuentre en sus calles. Se trata de Noma, que este año, ha destronado a Can Roca del primer puesto de la lista elaborada por Restaurant Magazine. Está ubicado en un antiguo almacén de sal en el puerto de Copenhague. Si queréis ir, lo mejor es reservar con tiempo y preparar un buen fajo de billetes (en este caso coronas, ya que en Dinamarca no tienen euros), además de tener ganas de disfrutar de una comida que recordaréis siempre.

La estatua de La Sirenita se ha convertido en el símbolo de Copenhague

Por supuesto no podéis dejar de visitar la estatua de La Sirenita, que se ha convertido en el símbolo de Copenhague. Ésta fue donada por Carl Jacobsen (fundador de la cerveza danesa Carlsberg) a la ciudad. No es muy grande, pero merece la pena por lo que significa. Otro de los sitios típicos que todo turista no debe perderse es el Castillo de Rosenborg, ubicado en el parque más popular, en pleno centro. Es un palacio renacentista, donde se encuentran las joyas de la corona danesa.

Con niños, se puede visitar los Jardines de Tivoli, un parque de atracciones

Si queréis disfrutar con niños visitad emplazamientos como los Jardines de Tivoli, un parque de atracciones que entretiene a los daneses desde 1843. También se puede hacer una escapada al Parque de los Ciervos, bajándose en la estación de Klampenborg, una oportunidad para ver a estos animales en libertad, a la vez que se pasa un día en plena naturaleza.

Pasear por las calles peatonales de Copenhague os hará felices

Y por supuesto, otra cosa que os hará felices es pasear por sus calles peatonales, por la Kongens Nytorv y por la calle del puerto de Nyhavn. Quizás mientras paseáis os cruzaréis con la Guardia Real danesa, puesto que hacen cambio de guardia todos los días, con un marcha que va desde la Plaza del Ayuntamiento hasta el Palacio Amailenborg.

Si queréis ser felices, no os olvidéis que un buen alojamiento también os ayudará. Por eso os dejamos una lista de hoteles en Copenhague.

 

¿Vacaciones en septiembre? Tres destinos de final de verano

26 de agosto, 2014

Septiembre es un buen mes para viajar, porque además de que es más económico, los destinos suelen estar menos llenos de gente. Así que si tenéis las vacaciones en este mes, alegraros. Para que podáis pasar unos buenos días os recomendamos tres destinos para vivir el final del verano en España.

Alicante

el-castillo-de-santa-barbara de Alicante

Esta opción os permitirá combinar buenas playas con otros planes alternativos, ya que la ciudad de Alicante es mucho más que arena y sol. Aunque una cosa no está reñida con la otra, podéis combinar la visita a playas como la de San Juan, la de la Almandraba o la Albufereta con otras actividades. Un día desplazaros hasta la isla de Tabarca, donde además de inspeccionar su litoral, tendréis la oportunidad de degustar la caldereta, plato típico del lugar. En otro orden de propuestas, Alicante alberga lugares como el Museo Arqueológico, que os llevará hasta su pasado romano, o el Centro Cultural Las Cigarreras, un espacio para exposiciones temporales, cine y conciertos con propuestas siempre interesantes. Por supuesto, tampoco os perdáis el Castillo de Santa Bárbara o las calles del centro con edificios como el Ayuntamiento, del siglo XVIII o la Basílica de Santa María. Para descansar la vista y ver Alicante desde las alturas, dejaros caer por el Parque de la Ereta, en la ladera del monte Benacantil. Un espacio cuanto menos curioso.

Calafell

Paseo maritimo Calafell

Este pueblo marinero ha crecido hasta convertirse en un destino lleno de servicios sin perder el encanto. La localidad se divide en dos. La parte antigua con su castillo medieval de la Santa Creu queda en lo alto e invita al paseo con sus calles empinadas que guardan el sabor de pueblo. Por su parte, la zona de la playa, donde antaño vivían los pescadores, hoy en día está llena de locales de restauración y de ocio. En este lugar se encuentra el Museo Casa Barral, donde es posible conocer algo más sobre el fundador de la editorial Seix Barral a la vez que se descubre cómo eran las casas de los marineros. No queda aquí la cosa, Calafell cuenta con los yacimientos arqueológicos de Ciudadela Ibérica y de la Villa romana del Vilarenc, ambos visitables. Si os apetece probar vuestra habilidad con un palo de golf, lo podéis hacer en el campo de golf de la Graiera, de 18 hoyos, apto para todos los niveles. Y por supuesto, tenéis playa. Una playa limpia, calmada, urbana, donde no falta de nada. Ideal para familias.

Fuengirola

Playa de Fuengirola

En la Costa del Sol los rayos siguen dando buenos momentos en el mes de septiembre. Nuestra tercera propuesta os llevará hasta Fuengirola, en la costa malagueña. Dispone de 8 kilómetros de Paseo Marítimo y un gran número de playas de alta calidad, de hecho todas sus playas están premiadas por sus excelentes condiciones. Podéis relajaros a la orilla del mar, pero también os aguardan actividades de más movimiento. En la zona, hay varias empresas de deportes acuáticos y podréis probar suerte con el submarinismo o el snorkel. También está la posibilidad de subirse a un barco para ver a los delfines en alta mar o visitar el Bioparc, un espacio donde los animales viven en semilibertad. Tampoco falta minigolf, cine, senderos… Y por si fuera poco, desde Fuengirola es fácil llegar a otras localidades del entorno como Mijas, a la que está unida.

¿Habéis decidido ya destino? ¿Dónde os gusta ir en septiembre?

Salou: playa, familia y buenos precios

13 de agosto, 2014

Salou es una localidad no sólo conocida en España, sino que su fama traspasa fronteras. La calidad de sus playas, la cercanía de Barcelona y Tarragona, la posibilidad de pasar el día en Port Aventura, los buenos precios de sus hoteles y apartamentos y la gran oferta de ocio, la convierten en un punto ideal de vacaciones. ¿Veraneas en Salou?

Salou playa familia y buenos precios

Ubicado en la provincia de Tarragona, Salou se ha desarrollado como enclave turístico clave de la Costa Dorada. Dispone de más de 14 kilómetros de playas, con rincones para todos. Desde las típicas playas de arena fina con alta ocupación, a algunas más resguardadas. Las playas de Ponent y de Llevant son las más urbanas y gracias a ellas (y a otros servicios) el municipio ostenta el sello de Destino de Turismo Familiar. Son playas accesibles, con la Q de Calidad y cuentan con áreas de juego infantil. Además en la playa del Llevant, los más pequeños podrán entretenerse en el Club Infantil en los meses estivales con talleres y propuestas de lo más divertido. Para ir a playas más apartadas hay que alejarse del Paseo de Jaime I.

Salou

Más que playa

No sólo de playa se vive en Salou, sino que cuenta con la cercanía del parque temático de Port Aventura. Está a escasos kilómetros y se accede a él fácilmente. Dentro, la imaginación y la adrenalina se cogen de la mano en sus seis áreas temáticas (Mediterrània, Far West, México, China, Polynesia y SésamoAventura). Podréis escoger entre 30 atracciones diferentes, combinadas con 15 espectáculos diarios para todos los gustos. La novedad de este año se ubica en China, con la atracción Angkor, ideada para toda la familia. Está pensada para todos los públicos y consiste en una barca que recorre varios escenarios, donde tendréis que disparar con pistolas de agua a los peligros que os acechen. Asimismo, este verano, Port Aventura contará con el espectáculo Kooza, del Cirque du Soleil. Las actuaciones se llevarán a cabo hasta el 30 de agosto. Acrobacias, belleza, música… Una oportunidad para ver a este famoso grupo.

Junto a Port Aventura se ubica también el Costa Caribe Aquatic Park, uno de los mejores parques acuáticos de España. En su interior, con más de 50.000 metros cuadrados, podréis practicar rafting, lanzaros por toboganes interminables o descansar al sol rodeados de más de 4.300 plantas tropicales.

Si os apetece pasear, podéis coger un buen calzado y seguir el Camino de Ronda, que os llevará a distintas calas de la zona. Es especialmente bonito al atardecer (además también hará menos calor). El sendero consta de 2,4 kilómetros, sencillos, que os guiará desde la zona de Pilons hasta Replanells. Lo podéis hacer en familia o con amigos. Es apto también para bicicletas.

Si lo que queréis es puro entretenimiento, Salou está servido. Las propuestas son muchas y variadas y van desde el tren turístico a circuitos de karting (para todos los públicos), parques de aventura con tirolinas y paintball, campos de golf, excursiones en catamarán… Cuando cae la noche, después de cenar, podéis tomar un helado mientras observáis el espectáculo de luz, agua y sonido de las Fuentes Cibernéticas y de la Fuente Luminosa del Paseo. Y si lo que os apetece es salir de marcha a tomar unas copas, también podréis hacerlo en Salou, ya que dispone de un amplio número de bares y discotecas con todo tipo de ambientes.

Si el día sale nublado, no descartéis hacer una excursión a Tarragona, para descubrir su pasado romano, aquel que la colocó como una de las urbes más importantes de su época. Un poco más lejos, aproximadamente a una hora, se encuentra Barcelona, una ciudad con mucho que ofrecer y con propuestas para todo tipo de gustos y aficiones.

Os dejamos las ofertas en hoteles de Salou que tenemos disponibles, al mejor precio. ¡Tened buen viaje!