Archivo

Archivo para la categoría ‘Playa’

Hábitos para adictos a la playa

16 de junio, 2017

Hay rasgos y costumbres únicas en cada ser humano, sin embargo, hay algunas otras que se repiten en aquellos que comparten una pasión en común. Los adictos a la playa no pueden evitar realizar determinados rituales cada vez que llega la temporada de verano. ¿Quieres descubrir si eres un adicto a la arena? Comprueba si estos hábitos entran dentro de tu comportamiento.

  • No te importa madrugar para coger el mejor sitio

Hay que tener siempre el mejor lugar para colocar nuestros bártulos. Para aquellos que buscan el sol, hay que tener una plaza en la que dé de lleno durante horas. Para los que quieren colocar sus sombrillas, hay que encontrar un terreno llano, en el que sea fácil colocar la sombrilla y al que el agua no llegue rápido. Lo ideal es colocarse cerca de la orilla, pero no demasiado. Si eres un adicto a la playa, lo tendrás perfectamente estudiado. Incluso tendrás un croquis en la cabeza sobre dónde colocarte. Y si para conseguir ese sitio hay que madrugar, eres capaz de hacerlo, aunque después regreses al hotel o al apartamento a dormir un poquito más.

  • Llevas siempre el bañador en el bolso o en el maletero del coche

Nunca se sabe cuándo vas a poder darte un baño, así que en verano siempre llevas una bolsita de plástico dentro del bolso o en el coche con el bañador. Quizá no te hayas planteado un día de playa, pero si la rutina te regala media hora, eres capaz de cambiarte al estilo de Superman, y ataviarte con un bañador para remojarte aunque sea los pies.

  • Te da igual que sea invierno, otoño, primavera o verano

Sea la estación del año que sea si se presenta la oportunidad de pasar un día en la playa, la aprovechas y es que cualquier rayo de sol es un rayo de esperanza para sacar la toalla y pisar la arena. En las temporadas más frías tienes estudiado el pronóstico del tiempo para saber los fines de semana más proclives a que haga bueno, al igual que en primavera y en otoño. De hecho es posible que hayas salido alguna vez en algún directo del telediario de fondo cuando presentan noticias de los primeros baños de temporada.

  • Crema solar y gafas de sol, listos para el abordaje

Al igual que el bañador, otro indispensable entre tus objetos personales es la crema solar. Sabes que sin ella no puedes salir de casa y es que eres consciente de los beneficios, pero también de los peligros del sol. Seguramente tengas en el armario cremas de diferente gradación y las vayas cambiando a medida que avance el verano. Otra señal de que eres adicto al sol de la playa es que un bote te dura menos de un mes. Asimismo, siempre llevas encima las gafas de sol, otra protección a la que no renuncias nunca cuando vas a la playa.

  • Conoces el nombre de los camareros del chiringuito

Eres tan asiduo que es probable que cada verano traces amistad con los camareros de los chiringuitos de la playa. A lo largo de la temporada, incluso te servirán lo que quieras sin que sea necesario pedirlo. Ir cada día es lo que tiene.

  • Evitas la hora punta del paseo por la orilla

Otra actividad a la que estás enganchado es a pasear por la orilla. La sensación de la arena mojada bajo los pies y el agua corriendo entre los dedos te encanta. Eso sí, esta actividad está muy solicitada y muchos bañistas, especialmente de la tercera edad, aprovechan determinadas horas del día para dar su paseíto. Como buen parroquiano del lugar, ya tienes estudiados los horarios de los paseos, así que sabes a qué hora encontrarás menos transeúntes en el camino.

  • Respeto al medio ambiente

Amas la playa, así que la respetas y la cuidas. Nunca dejas basura y a veces hasta recoges los desperdicios que dejan los demás. Te enfadas cuando ves que alguien tira un papel al suelo y eres capaz de recriminárselo. La playa es un paraíso que hay que mantener limpio e impoluto.

  • El dinero justo

Aunque es probable que nunca te hayan robado, siempre llevas un monedero con el dinero y la documentación justa. Te gusta disfrutar y no preocuparte demasiado de las pertenencias. También es probable que dejes a alguien pendiente de tus cosas mientras te bañas. No tiene porque pasar, pero los cacos hacen su agosto en las playas.

  • Llevas dos toallas

Si no eres de los que se seca al sol, es probable que lleves dos toallas encima, una para secarte tras el baño y otra para tumbarte. Así evitas que la arena se pegue a la toalla y después a tu cuerpo, ya que a veces puede resultar un incordio. Aunque si eres un adicto a la playa, seguro que conoces todos los trucos para que la arena no te moleste y llegas al apartamento o al hotel sin un solo grano encima.

  • Preparas los mejores tuppers para pasar el día entero en la arena

Quizás las primeras veces no acertaste sobre qué comida llevar para pasar un día en la playa. Pero con el paso del tiempo sabes qué alimentos resisten mejor un día entero. Has aprendido de las madres que llevan sus tortillas de patatas y ensaladas, pero quizá has innovado con algún plato frío. Una pequeña nevera es tu gran aliada.

¿Cumples con alguno de estos rasgos? ¿Echas de menos alguno más? ¡Cuéntanoslo!

Y no olvides calcular cuánto tiempo te queda para irte de vacaciones. Seguimos buscando Adictos a Viajar

 

 

Las mejores islas paradisíacas del mundo

09 de junio, 2017

Aquí estamos delante de la pantalla, pensando en otras latitudes. Es probable que a estas alturas tengáis ya el aire acondicionado o el ventilador puesto y estéis pensando en escapar lejos de esas paredes a un lugar mejor. Y como no hay lugar más idílico que una isla paradisíaca, hoy os llevamos de la mano hasta cuatro repartidas a lo largo y ancho del mundo. ¿Empezáis a oler el mar y a sentir la arena bajo los pies?.

 

Islas Caimán, Caribe

No son solo un paraíso fiscal, que también, sino que esta isla del Caribe esconde un paraíso sobre su superficie capaz de encandilar hasta los menos sensibles a la belleza. Su agua turquesa resalta frente a su arena blanca y su vegetación tropical que invitan a tumbarse como un lagarto a rellenar el tanque de energía con el sol caribeño. Cuando ya tengamos calor, podemos sumergirnos en unas aguas a una temperatura media de 26º, todo un placer para el cuerpo. Estas islas, realmente son tres, se localizan al sur de Cuba y al oeste de Jamaica. Son un territorio no autónomo dependiente de la Corona británica, por lo que la soberanía del lugar pertenece a Reino Unido. La playa más famosa del lugar es Seven Mile Beach, en la isla de Gran Caimán, la más grande. Esta playa es extensa y tiene todo lo necesario para aparecer en cualquier lista de islas paradisíacas que se precie. En este destino tampoco os podéis perder sus fondos submarinos donde el coral, los peces y la vegetación se mezclan con antiguos barcos hundidos. Igualmente, una visita a las Crystal Caves, unas cuevas con estalactitas y estalagmitas, os dará una visión diferente del lugar.

Las Maldivas, Océano Índico

En el océano Índico, al sur de la India, se encuentra este archipiélago que acoge, nada más y nada menos que 1.190 islas, algunas tan pequeñas que están desiertas y sólo cobran vida cuando alguna excursión en barco amarra en su orilla. Este destino es un paraíso, sobre todo para aquellos que adoren las inmersiones. El buceo en esta zona es un privilegio que merece la pena realizar una vez en la vida. Hay lugares para todos los niveles y ninguno de ellos defrauda. Incluso, gracias a la poca profundidad de las aguas y a su claridad, se puede descubrir el mundo submarino haciendo snorkel, sólo con un bañador, unas gafas, un tubo y curiosidad. Existe la posibilidad de alojarse en resorts que ocupan toda una isla y aseguran una estancia tranquila y única. Si en algún momento de vuestra estancia echáis de menos el barullo y la vida de la ciudad, podéis desplazaros hasta Male, la capital, donde podréis visitar la Gran Mezquita del Viernes, el Parque del Sultán o el Bazar. Lo más complicado en Las Maldivas es elegir un destino y un hotel, ya que la mayoría ofrecen una gran relación calidad-precio. Así que lo mejor es ir desdeñando aquellas opciones que no nos convenzan, ateniéndonos a razones como el precio; si tienen todo incluido o no; si están cerca de una ciudad grande… Si necesitáis cualquier ayuda, ya sabéis que en Centraldereservas.com os podemos asesorar sobre qué hoteles son los mejores para vosotros.

 

Zanzíbar, África

África es un diamante en bruto por descubrir y uno de sus lados más brillantes está en la isla de Zanzíbar, la isla en la que nació Freddy Mercury. Las aguas cristalinas y la arena blanca de sus playas atraen cada vez a más viajeros que quedan embrujados por el encanto del lugar. Zanzíbar forma parte las llamadas islas de las especias y en su pasado se encuentran periodos dominados por diversas civilizaciones. La isla, con una extensión como la mitad de la isla de Mallorca, se localiza frente a Dar es Salaam, la capital oficial de Tanzania. Su ciudad más conocida es Stone Town, donde hay que pasear para ver la belleza de las puertas de las casa y la arquitectura propia de la zona. Su clima ecuatorial, con una media de 26 grados al año, y la propia naturaleza del lugar hacen el resto para que Zanzíbar sea una isla paradisíaca. Aprovechad la oportunidad para hacer buceo y si el presupuesto no os llega, por lo menos, intentad hacer snorkel. Las mejores playas están al norte y también es aquí donde se localizan los hoteles más económicos. Allí no dejéis de ver la aldea Nungwi. Al sur se descubre una zona más cara y exclusiva, con muchos manglares y corales, que merece la pena ver por su belleza. También son espectaculares sus atardeceres. Si ponéis un pie en Zanzíbar os costará iros de allí.

Phuket, Tailandia

En Tailandia aguarda Phuket, la Perla de Andaman, un imán para viajeros que buscan descansar de las ciudades, plantando su toalla sobre la arena de la playa para tomar el sol. En estas islas encontraréis de todo, desde playas masificadas, situadas sobre todo en la parte sur de la isla, hasta lugares recónditos llenos de encanto. La cuestión es estudiarse bien las guías para seleccionar dónde ir en Phuket. Las playas más conocidas y por lo tanto las que más bañistas coleccionan son las de de Patong y Karon Beach. Si se busca algo más tranquilo se puede ir hasta Surin Beach o Banana Rock Beach. Un indispensable es acercarse a ver el atardecer en la playa de Laem Phromthep, una experiencia que se os grabará a fuego. Como os hemos dicho, hay un sinfín de rincones que visitar, así que lo mejor es que cojáis una guía de la isla y veáis todas las playas y calas de las que dispone para elegir la que más se adapta a vuestros gustos.

Los 5 imprescindibles de Mallorca

02 de junio, 2017

Será maravilloso, viajar hasta Mallorca… Si queremos emular la famosa canción, habrá que saber que la isla es mucho más que sol y playa. Para conocer Mallorca lo mejor es alquilar un coche y recorrer todos sus rincones. Si bien es cierto que hay zonas con bastante afluencia, también es verdad que se pueden encontrar auténticos tesoros escondidos en su costa. Para que la conozcáis bien hemos preparado esta entrada dedicada a los cinco imprescindibles de la isla.

Palma de Mallorca

Una parada obligatoria para cualquiera que ponga un pie en Mallorca es la ciudad de Palma de Mallorca, una urbe totalmente mediterránea en la que os espera una amplia oferta cultural, de ocio y de compras. El enclave más representativo de la ciudad es la impresionante catedral, que se levanta junto al mar, imponente. De estilo gótico resalta su rosetón que deja pasar la luz a su interior a través de más de 1.200 cristales y sus arbotantes en la parte externa. En verano es posible subir a sus terrazas desde donde se disfruta de una hermosa vista de Palma. Además de la catedral, se recomienda pasear por el casco antiguo de la ciudad a través de sus calles estrechas que llevan hasta la plaza Mayor; allí encontraréis cafeterías, restaurantes, tiendas… Otra zona recomendable para ver es El Born. Caminad por el paseo del mismo nombre para llegar hasta la plaza de las Tortugas que da paso a la avenida de Antonio Maura. Para ver más patrimonio, otra idea es subir hasta el Castillo de Bellver. No os asustéis, pero el castillo está en lo alto. Podéis subir andando, pero tened en cuenta que la pendiente es pronunciada. Igualmente, para evitar el esfuerzo, podéis coger el autobús turístico. Dedicad también parte de vuestro tiempo a conocer el paseo marítimo y descubrir parte de su muralla, el Palacio Real de la Almudaina y la lonja. Y si lo que os gusta es el arte más contemporáneo, sabed que es posible visitar la Fundación de Joan Miró, donde se pueden ver obras del artista así como otros documentos.

Calas de ensueño

Existen en la isla un sinfín de calas, playas y recovecos creados por el paso del tiempo. Una de las más bonitas es la Cala Pi, a unos 25 kilómetros de Palma de Mallorca, en la localidad de Lluchmayor. Está enclavada entre acantilados de más de 30 metros de altura, lo que la convierte en un lugar muy especial. Sus aguas turquesas suman más puntos. Además, no tiene apenas desnivel por lo que los niños la pueden disfrutar al máximo. Pero esta cala no es la única que puede presumir de un paisaje de ensueño. A lo largo de la costa nos vamos encontrando con otros puntos de gran interés como la Cala Antena y la Cala Gran (a unos 10 y 15 kilómetros de Portocolom, respectivamente); Cala Barques (a 7 kilómetros de Pollença); Sa Font de Sa Cala (a 2 kilómetros de Cala Ratjada); Cala Tuent (a 40 kilómetros de Sóller)… La lista es interminable, así que nuestro consejo es que visitéis el portal oficial de turismo de la isla dedicado a las playas. Además de una descripción de cada una de ellas, sabréis si disponen de bandera azul y os podréis informar sobre el oleaje y todos los detalles necesarios para pasar un día inolvidable.

Cuevas del Drach

Si pensáis que Mallorca es bonita por su exterior, esperad a conocer su interior. Su geología y las características de su terreno han provocado que bajo lo que se ve se escondan tesoros como las Cuevas del Drach, ubicadas a unos 60 kilómetros de Manacor. Éstas se pueden visitar desde 1935 y desde entonces han atraído a millones de visitantes que han quedado fascinados por su belleza. Hay que visitarlo de manera organizada. La visita dura aproximadamente una hora y media y en ese tiempo se recorren 1.200 metros. En el tour disfrutaréis de un concierto de música clásica y de un paseo en barca a través del lago Martel. Hay que ir con un jersey haga la temperatura que haga fuera, ya que la temperatura media en su interior es de unos 21 grados y la humedad alcanza el 80%.

 

Alcúdia

Quizá es menos conocida, pero sin duda merece una visita. La Alcúdia es una de las localidades más bonitas de la isla. Se sitúa al nordeste de la misma, con un casco histórico que podréis recorrer a pie para conocer, entre otros lugares de interés, las diferentes murallas (medieval y renacentista), las puertas y baluartes de las murallas, la iglesia de Sant Jaume y la capilla del Sant Cristo; así como las casas (casals) del municipio. Una idea es pasear por el camí de Ronda, que corre paralelo a las murallas, y subir a las mismas para observar una bonita vista de la sierra de Tramontana. Después de la visita, comed en alguno de sus restaurantes algún plato de gastronomía local para coger fuerzas, ya que aguarda otro lugar de gran interés: la ciudad romana de Pollentia. Era la capital de las Baleares en tiempos de la República y el Imperio Romano. Descubriréis los restos romanos más importantes de la isla visitando los vestigios que quedan del foro y del teatro romano. Igualmente, para conocer mejor el asentamiento romano, no dejéis de visitar el museo monográfico de Pollentia, localizado en el antiguo hospital del siglo XIV. Y, por supuesto, ya que estáis en la zona aprovechad para conocer parte del Parque Natural de S’Albufera y sus playas.

 

Cap de Formentor

Acabamos el viaje de imprescindibles en el Cap de Formentor, al norte de la isla. Aquí acaba la sierra de Tramontana y se abre el Mediterráneo al frente. Si el día es suficientemente claro y está despejado adivinaréis el contorno de Menorca en el horizonte. Acercaros cámara en mano puesto que las panorámicas son increíbles. Eso sí, tenéis que ser conscientes que para llegar hasta él, tendréis que enfrentaros a una carretera serpenteante, apta para los estómagos más fuertes. Este lugar ha atraído a grandes personajes de la historia como Charlie Chaplin, Winston Churchill o Scott Fitzgerald quienes pasaron estancias en el Hotel Formentor, un establecimiento de quilates con una gran historia detrás que sigue ofreciendo estancias únicas en unas instalaciones totalmente renovadas.

Los 10 destinos más reservados en 2014

19 de diciembre, 2014

Con el final de año, vamos a descubrir cuáles han sido los 10 destinos más reservados en Centraldereservas.com ¿Qué tendencias ha habido en 2014?

parada de metro
Entre los diez destinos más elegidos se encuentran tanto grandes ciudades como Madrid, Barcelona y Granada como lugares de playa y de montaña.

 

escaleras

Nuestros clientes han escogido la arena y el ambiente del Mediterráneo, viajando hasta Benidorm, Salou, Peñíscola, Lloret de Mar y Cambrils para disfrutar del sol.

reloj dali panorama

La montaña tampoco ha quedado relegada a un segundo plano puesto que nuestro top 10 también se han colado dos destinos del Principado de Andorra como lo son Andorra La Vella o Les Escaldes.

PZA REINA 2

En el puesto 11 muy cerca del 10, se sitúa la ciudad de Valencia, a la que queremos incluir también en esta lista, debido al gran número de reservas que ha recibido.
¿Dónde habéis viajado vosotros? ¿Qué destinos serán el top 10 de 2015? Tenemos todo un año para descubrirlo juntos. Gracias por confiar en nosotros.

 

Hoteles de miedo para Halloween en España

17 de octubre, 2014

En unas semanas llega la noche más terrorífica del año: Halloween. ¿Quién se apunta a pasarla en un hotel de miedo? Si os animáis, cargaros de valentía porque durante esta velada vagan los espíritus dispuestos a presentarse en cualquier momento.

Halloween

Gran Hotel La Perla, Pamplona

Cuando se levantó este hotel en 1881, poco podían imaginarse sus dueños que entre sus muros pasarían cosas extraordinarias. El Gran Hotel La Perla se ubica en pleno centro de Pamplona y ofrece un alojamiento en un cinco estrellas de lujo. Lo clásico prevalece sobre lo demás, y todas sus habitaciones están dedicadas a personajes históricos. Sin embargo, según cuenta la leyenda, no sólo perviven los nombres de los personajes históricos, sino que sus pasillos son morados por un fantasma que se aparece en forma de sombra. ¿Será verdad? ¿Algún voluntario para descubrirlo? Mientras se averigua, se puede disfrutar de unas instalaciones por las que merece la pena pasar miedo.

Hotel Gold River, Port Aventura

El parque temático es todo un clásico para Halloween. Cada año se estrujan la cabeza para ofrecer una experiencia más mortalmente asustadiza. Pero además, disponen de alojamientos donde pasar la noche como el Hotel Golden River, que se unen a la fiesta más tétrica del año. Terroríficamente divertido. En nuestra web encontraréis ofertas para poder reservar alojamiento más entradas a un precio muy especial.

Castillo del Buen Amor, Topas

Dormir en un castillo siempre impresiona y más si corre una leyenda que asegura que en sus habitaciones viven los espíritus de dos amantes que vagan todavía por sus estancias intentado poder estar juntos al fin. El hotel está a 20 kilómetros de Salamanca y guarda un aspecto medieval gracias a su decoración. El restaurante se sitúa en las mazmorras del castillo, ofreciendo una rica demostración de la gastronomía local. Tras un buen bocado, os esperan las habitaciones. Atentos a cualquier ruido, quién sabe quién puede ser…

Gran Hotel Peñíscola

En este establecimiento llevan siete años celebrando la noche de Halloween de manera especial y en esta ocasión no va a ser menos. El hotel cambiará la piel y se verá invadido por una decoración especial, llena de secretos aterradores. Aunque para pasárselo de miedo nada mejor que su fiesta de disfraces, con premio a los mejores ataviados en la velada. Además habrá una cena temática y un gran túnel del terror para todos los públicos. ¿Ya sabéis que meter en la maleta? Llevaros una ristra de ajos, por si acaso, ya que en el edificio habrá invitados especiales de otras dimensiones y épocas.

Hotel Playas de Guardamar, en Guardamar Segura

En Alicante tampoco se quieren perder esta noche de espíritus y en el Hotel Playas de Guardamar han organizado numerosas actividades pensadas tanto para niños como para adultos. Los más pequeños tendrán que enfrentarse a gymkanas, podrán pintarse la cara, posar con caras en el photocall, bailar en la pequedisco terrorífica… Mientras, los mayores podrán distraerse participando en el taller de disfraces terrorífico, jugando a los bolos peligrosos, disfrutando de un masaje relax en el baile de disfraces o en la fiesta del terror… Un no parar.

Cinco cosas que hacer en la Playa del Silencio

14 de octubre, 2014

Asturias esconde en su costa preciosas joyas. Una de ellas es la Playa del Silencio, en Cudillero, también conocida con el nombre de Playa Gaviero. Para que le saquéis el máximo partido os traemos cinco ideas de cosas que hacer en la Playa del Silencio.

la-playa-del-silencio-1a69

  1. Dejad el coche en el pueblo

    La playa se encuentra dentro del Paisaje Protegido de la Costa Occidental, por lo que todo lo que la rodea merece la pena ser observado. Os recomendamos que dejéis el coche en el pueblo de Castañeras y no en el camino de tierra. Muchos aprovechan para aparcar en él y es complicado encontrar un buen sitio.

    Para alcanzar la costa, tendréis que andar unos 10 minutos, bajo un paisaje impresionante. Llegaréis a la playa y la veréis desde arriba. Una imagen de postal.

  2. Id a primera hora

    La Playa del Silencio no es muy grande, más o menos tiene unos 500 metros de longitud, y es muy estrecha. Además, tiene poca arena, ya que casi todo son cantos rodados.

    Así que si queréis tener un buen sitio hay que ir a buena hora en temporada alta para poder escoger el que más os guste. Extended vuestra toalla, llevaros bebida y comida y disfrutad del sol del Cantábrico. En temporada baja tiene menos ocupación y no hay problemas de espacio.

  3. Haced nudismo

    Este emplazamiento es elegido por muchos bañistas para practicar naturismo. Aquí conviven personas con bañador (textiles) y personas que van desnudas (naturistas). Así que decantaros por la manera que más os guste y daros crema por todo el cuerpo.

    Eso sí, vayáis con bañador o como dios os trajo al mundo, no olvidéis poneros zapatillas, ya que los guijarros y los cantos rodados pueden dañaros los pies.

  4. Guardad silencio

    Como su propio nombre indica, este enclave está alejado del mundanal ruido, por lo que si queréis disfrutar de una jornada tranquila, aquí os espera el rugir del mar con el sonido de las gaviotas. El paisaje invita a relajarse a la vez que las olas murmuran de fondo. Hay poco aire, por lo que la calma está garantizada. Por una vez, dejad el MP3 en casa y afinad bien los oídos para descubrir los sonidos de Asturias.

  5. Fotografiad cada rincón

    No podemos negarlo, esta playa es fotogénica. Así que aprovechad y llevad una buena cámara para buscar los mejores enfoques. Seguro que salen muy buenas imágenes, de las que después podréis sentiros orgullosos.

    Los acantilados harán de atrezzo, mientras que el azul del mar calmado os hará de escenario. Buscad el mejor ángulo y sacad el artista que lleváis dentro.

Para encontrar alojamiento en la zona, podéis echar un vistazo a nuestros hoteles y apartamentos en Cudillero. Os dejamos unas imágenes para ir abriendo boca…

la-playa-del-silencio-1a6a

la-playa-del-silencio-1a66

la-playa-del-silencio-1a68

Ideas para el Puente del Pilar

03 de octubre, 2014

Octubre nos regala un pequeño impasse en este comienzo de año académico y de trabajo. El día 12 es el Día de la Hispanidad y al caer en domingo, el lunes es fiesta en algunas comunidades, que disfrutarán de un puente de tres días. Si es vuestro caso ¿tenéis ya destino pensado?

Escapada a Milán

Vittorio Emanuele Milán

Italia es siempre un rincón muy atractivo al que escaparse sea la época del año que sea. Milán es una de las ciudades, gracias a las compañías low cost, que reciben un gran número de vuelos diarios y a precio económico. Y además, la gran urbe tiene mucho que ofrecer a quienes la visitan. Desde su Duomo, que os dejará impresionados por la belleza gótica de su fachada hasta la elegancia de las Galerías de Vittorio Emanuele o del Teatro alla Scala. Se encuentra en la ciudad la famosa pintura de Leonardo da Vinci de la Última Cena. Si queréis observarla tendréis que reservar con antelación, ya que las visitas están muy restringidas. Para ver una buena panorámica de la ciudad, podéis subir a la Torre Branca, conocida como la Torre Eiffel de Milán. Por supuesto, otro de los atractivos que no os podéis perder es la gastronomía. Helados, pastas, pizzas y aperitivos. Para estos últimos dejaros caer por la zona del Naviglio Grande, donde además hay varias tiendas de antigüedades a las que echar un ojo.

Perderse por Sevilla

barrio Triana Sevilla

Sevilla tiene un color especial todo el año y es en este mes cuando el calor ha remitido al fin y se puede disfrutar al máximo de la capital andaluza. Caminado por sus calles descubriréis el carácter propio de este enclave, donde la tradición se une con la modernidad. No podéis dejar de visitar la hermosa Plaza de España, así como la Catedral, el Real Alcázar y la Iglesia del Salvador. Podéis hacer una visita nocturna teatralizada al Real Alcázar, una experiencia curiosa y única, que os aportará interés y diversión a la vez que aprendéis historia. Pero lo mejor de esta ciudad es caminar y vivirla. Hay que tapear en la plaza de Santa María la Blanca, perderse por los Jardines de Murillo, acudir a algún espectáculo de flamenco en algún tablao de la ciudad o en el Museo del Baile Flamenco. Un reto será orientarse en la antigua judería, por sus calles y recovecos en el Barrio de Santa Cruz. Tampoco hay que perderse el barrio de Triana con sus tascas, bares y corrales de vecinos. ¿Os dará tiempo a todo?

Relajarse en Lanzarote

Playa Puerto del Carmen en Lanzarote

Si lo que os apetece es playa, un destino adecuado puede ser la isla de Lanzarote. Ésta es la isla más oriental del archipiélago canario y os espera con su arena y paisaje. Es conocida por la huella dejada por César Manrique quien unió naturaleza y arquitectura para crear lugares mágicos como el Mirador del Río, el Jardín de Cáctus o los Jameos del Agua. Para encontrar alojamiento en primera línea de costa se puede viajar hasta Costa Teguise o Playa del Carmen, donde la oferta hotelera es amplia y apta para todos los bolsillos. Si alquiláis un vehículo, podéis alejaros de la zona más turística y conocer los pueblecitos del interior de la isla con casas blancas y ventanas de colores. Os recomendamos que visitéis la Cueva de los Verdes, en la parte norte de la isla. Relajaros y dejaros invadir por el espíritu de tranquilidad que se respira en esta isla, así recargaréis la pilas.

¿Por qué visitar Filipinas?

17 de septiembre, 2014

Este país, formado por 7107 islas, es uno de los menos turísticos del Sudeste Asiático. Si os apetece unas vacaciones lejos de los típicos resorts turísticos, disfrutando de la autenticidad, Filipinas es vuestro destino, pero ¿por qué viajar a Filipinas?

Atardecer en Filipinas

En este archipiélago podréis encontrar desde ciudades grandes como su capital Manila, a playas paradisíacas como White Beach en la isla de Boracay, sin olvidar lugares salvajes como la isla de Bohol o impresionantes como el Underground River. Además, es un destino que permite viajar con todo tipo de presupuestos, ya que se pueden encontrar desde alojamientos y restaurantes económicos a grandes complejos de lujo. Vuestra es la elección de elegir qué tipo de vacaciones pasar. Nuestro consejo es que las disfrutéis. Allá vamos.

Manila

Manila es la capital y es un centro de mezcla de culturas donde no falta la parte colonial de intramuros o el barrio chino. Aquí se combina lo exótico con lo occidental, la riqueza con la pobreza. Pasear por Makati, el distrito financiero (con hasta 11 centros comerciales) contrasta con una visita al Mercado de Divisoria o al Parque Rizal. Puede ser un buen punto de partida para tomar contacto con el país. Eso sí, el tráfico se hace agobiante, así que lo mejor es pasar un par de días y visitar puntos más tranquilos.

Isla Palawan

Esta isla alberga lugares tan impresionantes como el Underground River, el río subterráneo más grande del planeta, con un total de 8,2 kilómetros. Es considerado como una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo. Poneros los chalecos para navegar por sus aguas y descubrir el transcurso del tiempo marcado en sus estalactitas y estalagmitas. En la misma isla podéis visitar El Nido, un paraíso para hacer buceo. Otra opción es saltar de isla en isla descubriendo parajes inhabitados llenos de sorpresas agradables. No podéis dejar de visitar la isla de Corón, cuyo paisaje kárstico os dejará con la boca abierta.

Isla de Bohol

En esta isla os espera un paisaje de ensueño que podréis observar desde el mirador de el pueblo de Carmen. Ante vosotros se extenderán las Colinas de Chocolate, ondulantes en el horizonte. Son de color verdoso, pero se vuelven marrones cuando llega la estación seca. En esta isla descubriréis también al primate más pequeño del mundo: el Tarsier. Para conocerlo, podéis desplazaros hasta Corella, donde existe un santuario Tarsier, donde viven en libertad. Por último antes de iros de la isla disfrutad del azul y del fondo marino de sus playas.

Isla de Boracay

Es uno de los destinos más turísticos de Filipinas gracias a playas como la White Beach. Está a 300 kilómetros de Manila y se llega a ella en 35 minutos de avión. Allí encontraréis un gran número de calas y rincones donde pasar desapercibido, así como una animadísima vida nocturna. El paisaje que os espera es el de arena fina blanca, arrecifes de coral y aguas cristalinas llenas de peces de colores.

Cono de Mayón

Al verlo es inevitable pensar en el Monte Fuji. El Cono Mayón, el volcán en activo más importante de Filipinas es otra atracción turística de las islas. Se ubica en la isla de Luzón, a 330 kilómetros de Manila. La ciudad más próxima es Legazpi, desde allí, desde su playa, se pueden observar los 2.400 metros de altura del gigante de fuego. Se recomienda no acercarse mucho sin haberse informado sobre su actividad sísmica. En el volcán, a 750 metros se puede visitar un Observatorio, al que se accede por una carretera. Allí también hay un Planetario y una Casa de las Ciencias, dedicados al mundo de los volcanes.

Cinco imprescindibles de la Rías Baixas

05 de septiembre, 2014

En este rincón de España, el calor da un respiro para disfrutar de una tierra rica en tradiciones, gastronomía, vino, paisaje, costa y patrimonio. ¿Os apetece conocer los cinco imprescindibles de las Rías Baixas?

Rías Baixas

1.Tradición y rituales

Situado en el Suroeste de Galicia desde Baiona a Finisterra, este territorio está lleno de pueblos marineros que se combinan con paisaje rural de interior. La autenticidad de esta zona sorprende en lugares como Covelo. Aquí se encuentra el punto más alto de las Rías Baixas, rodeado de una naturaleza que merece la pena recorrer. Además se descubren espacios como el aserradero de Os Carranyos o los pasos sobre el río. Podéis visitar igualmente la Casa Museo Etnográfica Pazo Da Cruz, donde observaréis objetos de labranza o dejaros caer por la ermita Virxe da Xestosa. Allí hay una tradición un tanto curiosa. Hay que frotarse con el pan depositado dentro de una tumba antropomorfa con agua. Supuestamente tiene fines terapéuticos. Otra tradición conocida de las Rías Baixas son sus caballos salvajes, cuya fiestas, llamadas A Rapa das Bestas, se celebran en junio y julio. La más conocida es la que tiene lugar en Sabucedo.

2.Gastronomía

Gastronomía en Galicia

Turgalicia.es

Es muy difícil no comer bien en Galicia, ya que hay platos para todos los gustos. Estos van desde el marisco fresco de sus costas a la carne más tierna de sus prados. En las Rías Baixas se encuentran seis restaurantes premiados en el 2013 con Estrella Michelín (O Grove: Culler de Pau; Cambados: Yayo Daporta; Poio: Casa Solla y Pepe Vieira; Vigo: Maruja Limón y Tuj: Silabario). Pero no hace falta ir a uno de ellos para disfrutar de una maravillosa receta. Si os volvéis locos con el marisco, en sus mesas os esperan percebes, centollos, nécoras, almejas, mejillones… Sin olvidarse de una buena ración de pulpo gallego o un trozo de empanada o un plato de lacón con grelos. El queso de Tetilla es también para probarlo. Así, que ya sabéis que probar su gastronomía local va a ser una de las experiencias que tendréis que hacer en Galicia sí o sí.

3.Ruta de los vinos

Ruta Vino Rías Baixas

Rutadelvinoriasbaixas.com

Hemos hablado de alimentos, pero es que Galicia tiene otro manjar del que presumir: el vino. Existe el vino Denominación de Origen Rías Baixas, al que están adheridos 33 ayuntamientos de las provincias de Pontevedra y La Coruña. Podéis realizar la Ruta del Vino Rías Baixas, donde encontraréis hasta cinco zonas distintas:Val do Salnés, O Rosal, Condado de Tea, Soutomaior y Ribeira do Ulla. Dice la tradición que el cultivo de la vid lo trajeron los monjes del monasterio de Armenteira. De esta zona es originario la variedad del Albariño, conocido por su particular sabor. Os recomendamos que visitéis alguna de sus bodegas para conocer de primera mano todos sus secretos.

4. Pontevedra

Iglesia Pontevedra

La ciudad de Pontevedra es una gran desconocida por eso quedaréis sorprendidos cuando recorráis su casco histórico lleno de calles estrechas y placitas. El casco fue declarado Conjunto-Histórico-Artístico en 1951 por su conservación. Caminando pasaréis por debajo de calles aportaladas y llegaréis a rincones como el que alberga las ruinas del Convento de Santo Domingo (actual Museo Provincial). También podréis visitar la Basílica de Santa María la Mayor con una portada plateresca o la iglesia de la Peregrina, donde tendréis que mirar muy bien su plano para descubrir que su forma es de concha como la que llevan los peregrinos que van a Santiago.

5. Playas

Rías Baixas playa

Las Rías Baixas están bañadas por el Atlántico y ofrecen una amplia oferta de playas. Desde las más familiares y urbanas como la de Sanxexo a otras más paradisíacas como las de las Islas Cíes, (a las que hay que llegar desde Vigo) En esta región encontraréis el agua limpia y extensos arenales donde tumbaros, eso sí, el sol no está garantizado. Lo mejor es ir en verano para que el agua esté más caliente y luzca el sol en lo alto. Existen otras playas con gran afluencia de turistas como La Lanzada, en O Grove o otras más naturales como la de Aguete en Marín.

¿Convencidos? Podéis echar un ojo a nuestras ofertas de hoteles en las Rías Baixas. Ya sabéis que os espera buena comida, playas, patrimonio, tradiciones y vino.

Qué ver en la playa de las Catedrales

01 de septiembre, 2014

La Playa de las Catedrales es una de las playas más bellas de la costa española. Se sitúa en Galicia, más concretamente en la provincia de Lugo. La naturaleza ha obrado para que las rocas conformen un paisaje de bóvedas y arcos que recuerdan a la grandeza de una catedral gótica. ¿Queréis daros un baño con nosotros?

playa-de-las-catedrales-296

El nombre real de este rincón gallego es Aguas Santas, aunque su aspecto le ha hecho ganar la fama como Playa de las Catedrales. Pertenece a Ribadeo, a la parroquia de A Devesa. Es el Cantábrico, no el Mediterráneo por lo que hay que tener cuidado con el tiempo y el estado del mar. Las mareas, en este caso, transforman por completo el aspecto de la playa. A las mareas de esta zona se les conoce como “mareas vivas”, ya que cambian rápidamente. Es cuando está baja cuando es considerado el momento óptimo para visitarla, ya que es entonces, cuando se puede caminar por la arena entre los acantilados. Se accede a ella por unas escaleras y, en bajamar, se puede llegar hasta las cavidades formadas por el paisaje y recorrer las galerías de hasta 32 metros de altura. Antes de ir, informaros sobre las mareas y el tiempo que os espera. Y una vez estéis allí no descuidéis el reloj, no os vayáis a llevar un susto, puesto que las mareas no avisan. Podéis consultar las mareas en esta web.

Playa de las catedrales

La playa tiene bandera azul desde 1997 y se extiende a lo largo de casi 1.400 metros de arena fina. Dispone de aparcamiento, vestuarios, socorristas y servicios, por lo que podéis o bien llevaros la comida para pasar la jornada (hay zona de pic-nic con bancos y mesas) o ir al restaurante de la playa, cuyas vistas son impresionantes.

Playa de las catedrales vista aérea

Si no habéis mirado las mareas y resulta que vuestra visita coincide con marea alta, no podréis acceder a la arena, pero sí podréis deleitaros con un paseo por los acantilados, sintiendo la fuerza de la naturaleza a vuestros pies. Si además, elegís una fecha en la que la marea alta coincida con el atardecer, la experiencia puede ser inolvidable.

Ya que estáis en Ribadeo, podéis hacer turismo por el área. Uno de los atractivos turísticos de este destino es su patrimonio arqueológico donde destacan sus castros con yacimientos como el Castro de As Grobas, en la parroquia de Vilaselán. Tampoco hay que dejar de visitar el yacimiento paleolítico de Louselas, al que se data con una antigüedad de 300.000 años. Allí se han encontrado bifaces, raspas y otros utensilios elaborados con los cantos rodados de la Ría. También podéis visitar el pueblo marinero de Rinlo y por supuesto conocer Ribadeo. En él os tenéis que fijar en edificios como la Torre de los Morenos, una casa de indianos de principios del siglo XX o el Pazo de Ibáñez, hoy sede de la casa consistorial.

Playa de las catedrales

Para descansar hay una amplia oferta de hoteles en Ribadeo, elegid el que más os guste y preparaos para disfrutar de un paisaje único.