Inicio > ¡VIAJA! > Viaje a Las Vegas, la ciudad del juego

Viaje a Las Vegas, la ciudad del juego

22 de septiembre, 2010

¿Cómo podríamos definir la ciudad de Las Vegas? ….uuhhmmm….Ya está!…. Las Vegas (Nevada; EEUU) es el parque temático para adultos más grande del mundo. Surgida de la nada en pleno desierto de Mojave, Las Vegas, a menos de cuatro horas de carretera desde Los Ángeles, es ese lugar en el que todo adquiere dimensiones grandiosas, espectaculares, trepidantes, únicas. Para comprobarlo, basta con pasear por Strip (la calle principal), levantar la mirada y encontrarse con una pirámide, construida íntegramente en vidrio negro, que quiere ser una réplica de la original de Giza, y su Esfinge, también aquí replicada… aunque de un tamaño considerablemente mayor que la verdadera… por no hablar de las copias del puente de Brooklyn, la Estatua de la Libertad, la Torre Eiffel, la Plaza de San Marcos de Venecia (casi a tamaño real).. o un volcán que entra en erupción cada treinta minutos. Ni que decir tiene que aquí, en este peculiar bulevar, funcionan la mayoría de los casinos de la ciudad, desde los más grandes y lujosos del sector norte –junto al Aeropuerto McCarran, en el que aterrizan quinientos aviones cada día- hasta los más antiguos, ubicados al sur de la calle.

La ciudad que nació del sueño de un gangster

Hasta que en el año 1931 se legalizaron las apuestas con dinero en el estado de Nevada, en lo que hoy es Las Vegas, tan sólo había un adormecido y polvoriento poblado de igual nombre. En 1941 se construyó El Rancho, el primer hotel casino del lugar. Sin embargo no fue hasta 1946, cuando un gangster llamado Bugsy Siegal construyó Flamingo, un lujoso complejo hotelero, cómo paso previo a levantar allí una verdadera ciudad del juego. Desafortunadamente –para él- un balazo acabó con su sueño… aunque el sueño tomó vida propia hasta convertir a aquel pueblucho polvoriento en una ciudad en la que viven un millón de personas (cada mes se empadronan en Las Vegas 5.000 nuevos residentes); una urbe con praderas de césped, palmeras; una megapolis en la que uno se puede casar –o divorciar- un domingo a las cuatro de la mañana; o en la que, por ejemplo, el Cirque du Soliel, mantiene, de forma permanente, media docena de espectáculos…

La verdad es que en Las Vegas hay espacio para todo…excepto para el aburrimiento. Pero, aún en el caso de que lo hubiera (aburrimiento) siempre está la opción de hacer una excursión al majestuoso cañón del Colorado, que por algo queda a poco más de 200 kilómetros de carretera. Claro que, estando cómo se está en la ciudad de la fantasía, la opción de hacer este viaje en coche es simplemente…una más: avión, helicóptero, ómnibus, van, jeep o hasta en vehículos hummer…hay donde elegir.

Etiquetas: , , , , , , , ,
Compartir:
  1. Sin comentarios aún.