Inicio > Consejos para viajar, ¡VIAJA! > Trenes, aviones, coches… viajar con salud

Trenes, aviones, coches… viajar con salud

17 de abril, 2012

Si la enfermedad complica la vida, habitualmente, a quien la padece (y a su entorno), cuando el trastorno se produce durante un viaje, las complicaciones se multiplican. Por esta razón, quizás, no estaría de más tomar algunas precauciones… para evitarse problemas… y más cuando estos males están estrechamente relacionados con los traslados viajeros, como por ejemplo, la cinetosis, una reacción del cuerpo humano frente al movimiento.

¿Cuándo aparece la cinetosis? Pues se da especialmente cuando se viaja en embarcaciones (cuanto más pequeñas, peor) y en coches (en avión sólo se da con fuertes turbulencias en la atmósfera). Algunas medidas preventivas podrían ser no sentarse en el centro del vehículo (o embarcación), colocarse en un lugar bien ventilado, no leer y tratar de no mover demasiado la cabeza. También existen en el mercado medicamentos, en forma de chicles, comprimidos, supositorios o ampollas bebibles, que pueden ser de gran ayuda.

¿Y quien no ha oído hablar del jet-lag? Aquí el problema es la alteración del sueño, ocasionado por cruzar muchas zonas horarias en un corto espacio de tiempo (algo, evidentemente, especialmente frecuente en los viajes internacionales). Para no sentir sus efectos adversos (deshidratación, fatiga, estrés, indigestión, malestar general, insomnio reducción de las facultades físicas y mentales…) se puede aprovechar el propio vuelo para, por ejemplo, dar cabezaditas, ingerir comidas ligeras, evitar el alcohol y beber mucho agua y/o zumos antes y durante el vuelo. Ah… y al llegar, nada de irse a dormir. Lo mejor es adaptarse, lo antes posible, a las horas de sueño y comida de nuestro destino.

DATOS PRÁCTICOS

http://www.msps.es/profesionales/saludPublica/sanidadExterior/salud/consejosViajero.htm

Etiquetas: , ,
Compartir:
  1. Sin comentarios aún.