Archivo

Entradas Etiquetadas ‘islas’

Las mejores islas paradisíacas del mundo

09 de junio, 2017

Aquí estamos delante de la pantalla, pensando en otras latitudes. Es probable que a estas alturas tengáis ya el aire acondicionado o el ventilador puesto y estéis pensando en escapar lejos de esas paredes a un lugar mejor. Y como no hay lugar más idílico que una isla paradisíaca, hoy os llevamos de la mano hasta cuatro repartidas a lo largo y ancho del mundo. ¿Empezáis a oler el mar y a sentir la arena bajo los pies?.

 

Islas Caimán, Caribe

No son solo un paraíso fiscal, que también, sino que esta isla del Caribe esconde un paraíso sobre su superficie capaz de encandilar hasta los menos sensibles a la belleza. Su agua turquesa resalta frente a su arena blanca y su vegetación tropical que invitan a tumbarse como un lagarto a rellenar el tanque de energía con el sol caribeño. Cuando ya tengamos calor, podemos sumergirnos en unas aguas a una temperatura media de 26º, todo un placer para el cuerpo. Estas islas, realmente son tres, se localizan al sur de Cuba y al oeste de Jamaica. Son un territorio no autónomo dependiente de la Corona británica, por lo que la soberanía del lugar pertenece a Reino Unido. La playa más famosa del lugar es Seven Mile Beach, en la isla de Gran Caimán, la más grande. Esta playa es extensa y tiene todo lo necesario para aparecer en cualquier lista de islas paradisíacas que se precie. En este destino tampoco os podéis perder sus fondos submarinos donde el coral, los peces y la vegetación se mezclan con antiguos barcos hundidos. Igualmente, una visita a las Crystal Caves, unas cuevas con estalactitas y estalagmitas, os dará una visión diferente del lugar.

Las Maldivas, Océano Índico

En el océano Índico, al sur de la India, se encuentra este archipiélago que acoge, nada más y nada menos que 1.190 islas, algunas tan pequeñas que están desiertas y sólo cobran vida cuando alguna excursión en barco amarra en su orilla. Este destino es un paraíso, sobre todo para aquellos que adoren las inmersiones. El buceo en esta zona es un privilegio que merece la pena realizar una vez en la vida. Hay lugares para todos los niveles y ninguno de ellos defrauda. Incluso, gracias a la poca profundidad de las aguas y a su claridad, se puede descubrir el mundo submarino haciendo snorkel, sólo con un bañador, unas gafas, un tubo y curiosidad. Existe la posibilidad de alojarse en resorts que ocupan toda una isla y aseguran una estancia tranquila y única. Si en algún momento de vuestra estancia echáis de menos el barullo y la vida de la ciudad, podéis desplazaros hasta Male, la capital, donde podréis visitar la Gran Mezquita del Viernes, el Parque del Sultán o el Bazar. Lo más complicado en Las Maldivas es elegir un destino y un hotel, ya que la mayoría ofrecen una gran relación calidad-precio. Así que lo mejor es ir desdeñando aquellas opciones que no nos convenzan, ateniéndonos a razones como el precio; si tienen todo incluido o no; si están cerca de una ciudad grande… Si necesitáis cualquier ayuda, ya sabéis que en Centraldereservas.com os podemos asesorar sobre qué hoteles son los mejores para vosotros.

 

Zanzíbar, África

África es un diamante en bruto por descubrir y uno de sus lados más brillantes está en la isla de Zanzíbar, la isla en la que nació Freddy Mercury. Las aguas cristalinas y la arena blanca de sus playas atraen cada vez a más viajeros que quedan embrujados por el encanto del lugar. Zanzíbar forma parte las llamadas islas de las especias y en su pasado se encuentran periodos dominados por diversas civilizaciones. La isla, con una extensión como la mitad de la isla de Mallorca, se localiza frente a Dar es Salaam, la capital oficial de Tanzania. Su ciudad más conocida es Stone Town, donde hay que pasear para ver la belleza de las puertas de las casa y la arquitectura propia de la zona. Su clima ecuatorial, con una media de 26 grados al año, y la propia naturaleza del lugar hacen el resto para que Zanzíbar sea una isla paradisíaca. Aprovechad la oportunidad para hacer buceo y si el presupuesto no os llega, por lo menos, intentad hacer snorkel. Las mejores playas están al norte y también es aquí donde se localizan los hoteles más económicos. Allí no dejéis de ver la aldea Nungwi. Al sur se descubre una zona más cara y exclusiva, con muchos manglares y corales, que merece la pena ver por su belleza. También son espectaculares sus atardeceres. Si ponéis un pie en Zanzíbar os costará iros de allí.

Phuket, Tailandia

En Tailandia aguarda Phuket, la Perla de Andaman, un imán para viajeros que buscan descansar de las ciudades, plantando su toalla sobre la arena de la playa para tomar el sol. En estas islas encontraréis de todo, desde playas masificadas, situadas sobre todo en la parte sur de la isla, hasta lugares recónditos llenos de encanto. La cuestión es estudiarse bien las guías para seleccionar dónde ir en Phuket. Las playas más conocidas y por lo tanto las que más bañistas coleccionan son las de de Patong y Karon Beach. Si se busca algo más tranquilo se puede ir hasta Surin Beach o Banana Rock Beach. Un indispensable es acercarse a ver el atardecer en la playa de Laem Phromthep, una experiencia que se os grabará a fuego. Como os hemos dicho, hay un sinfín de rincones que visitar, así que lo mejor es que cojáis una guía de la isla y veáis todas las playas y calas de las que dispone para elegir la que más se adapta a vuestros gustos.

Seis razones para ir a Ibiza en septiembre

18 de agosto, 2014

Las luces de los últimos rayos de sol del verano se dejan ver en Ibiza en el mes de septiembre. Una fecha en la que muchos escogen viajar hasta allí por múltiples razones. ¿Por qué ir a Ibiza en septiembre?

Atardecer en Ibiza

Precio

Una de las principales causas de que muchos elijan este mes para visitar la isla balear son los precios más económicos. Los meses de julio y agosto son los más caros de todo el año. En septiembre hay menos demanda por lo que la estancia en general sale más barata, así como la comida en restaurantes o otras actividades que se promueven en la isla. También saldrán más económicos los vuelos.

Aglomeraciones

Es también una temporada en la que hay menos turistas, por lo que se puede disfrutar de la isla con más calma. No hay grandes multitudes en las playas y en las calas por lo que estaréis mucho más tranquilos. Podéis alquilar un coche o una scooter y recorrer las carreteras en busca de rincones solitarios a la orilla del mar.

Fiesta

A pesar de que hay menos gente en Ibiza la fiesta continúa. El ambiente sigue estando en los bares y discotecas de la zona. Se siguen haciendo fiestas en barcos, fiesta de la espuma, ibicencas… Además, habrá menos problemas de espacio en los bares y evitaréis las largas colas que se producen en ocasiones. Podéis echar un vistazo a la agenda de actividades programadas para septiembre de este año.

Buen tiempo

Si bien es cierto que ya no hace la misma temperatura que en agosto (muchos lo agradeceréis), la meteorología sigue siendo buena y permite disfrutar de la playa y el sol al máximo. Además, si sale algún día nublado, la isla tiene numerosos atractivos que no os podéis perder como la misma ciudad de Ibiza, Es Canar, La Marina, Sant Antoni de Portmany…

Familiar

Al haber menos turistas es un momento adecuado para ir con la familia o en pareja. Si buscáis paz, intimidad y evitar ruidos este es vuestro mes. Podéis alojaros en calas alejadas de Ibiza capital como la Cala Portinax, donde seguro que descansáis y tomáis fuerzas de cara a la vuelta al curso escolar.

Despedir el verano

En septiembre se dice adiós al tiempo estival, una época en la que supuestamente os habréis tomado el día a día con más serenidad. Recargad pilas en el Mediterráneo, disfrutad del amanecer, bebed un buen gin tonic, leed un interesante libro y preparaos mentalmente para regresar a la rutina. En definitiva, exprimir los últimos días de verano en un lugar como Ibiza.

¿Habéis estado en Ibiza alguna vez en septiembre? ¿Por qué nos aconsejaríais ir? Nosotros os dejamos un enlace para que podáis reservar habitación o apartamento en Ibiza.

Cinco calas en islas para viajar en pareja

08 de agosto, 2014

Pequeños paraísos alejados de las grandes aglomeraciones. Las calas son pequeños refugios donde disfrutar de la naturaleza, la calma y el mar. El disfrute es doblemente maravilloso si se hace en pareja. La complicidad de compartir un escenario único con la magia del mar de fondo es una experiencia para recordar. Hoy os proponemos que viajéis hasta las islas para extender vuestras toallas en la arena o guijarros de una cala. ¿Venís?

Mallorca atardecer

Dejad el móvil en el hotel o el apartamento. Llenad un capazo con toalla, chanclas, gafas de sol, crema solar, un tentempié y agua. ¿Preparados? Pues vayamos a nuestra primera cala. Para ello habrá que volar o navegar hasta Mallorca. La Cala Torrent de Pareis, en plena costa de la Tramuntana, es una playa de cantos rodados y agua transparente. La cala, situada en la desembocadura del Torrent de Pareis, se enclava entre dos paredes verticales que la acogen en su estado natural. Para llegar podéis ir en coche por una carretera llena de curvas (si os mareáis no olvidéis la biodramina) y aparcarlo en Sa Calobra. Desde allí, hay 10 minutos caminando. También se puede ir en barco desde Soller. ¿Por qué hacer el camino? Por el turquesa de su agua, y sus formas abruptas. Un consejo: id a primera hora de la mañana para evitar el tráfico en la carretera y encontrar la tranquilidad total en la cala. Para dormir, Soller es una buena opción.

Hablando de turquesa no podemos dejar de visitar en la isla de Menorca la Cala Macarelleta, una de las más conocidas debido a lo atrayente de su agua. Se puede practicar nudismo sin problema. Es una cala de postal por la belleza que desprende y quizá os suene porque una famosa marca de cervezas nacional rodó un anuncio de verano sobre su arena blanca. Para llegar sólo se puede hacer desde Cala Macarella, que está aproximadamente a 25 minutos en coche desde Ciutadella. Desde Macarella hay un pequeño paseo hasta Macarelleta. A veces hay bastante ocupación, por lo que es mejor ir entre semana. Si necesitáis un refrigerio volved a Cala Macarella, ya que ahí hay un chiringuito para refugiaros del sol. Una buena base para conocer la isla es Ciutadella.

Sin salir de las Baleares, espera la isla de Formentera, con lugares como Caló des Mort. Este pequeño paraíso se ubica entre Es Ram y Platja des Migjorn. Es una cala casi virgen con forma semicircular (de sonrisa, dicen) con agua cristalina y escars (para pequeñas embarcaciones). Bañarse en sus aguas es todo un placer, como también lo es quedarse sentado en la orilla hasta el atardecer, entonces os podréis dar un baño de colores. La cala sólo tiene 70 metros y desde allí se pueden hacer excursiones por senderos.

Cambiemos de latitudes y viajemos hasta Canarias. En la pequeña isla de El Hierro la tranquilidad os espera en espacios como la playa Muellito de Orchilla. Es una diminuta cala de 10 metros por 10 metros, con muy poca ocupación. Este espacio está protegido y conserva su estado natural. Aquí se ubica el Faro de Orchilla, el más occidental de toda Europa. ¿Queréis disfrutar juntos del lugar que se consideraba como el fin del mundo durante varios siglos? Podéis recorrer la isla porque hay varios rincones que merecen la pena como la casi desértica Playa Puerto Naos, donde el silencio y las vistas de los acantilados os esperan. Podéis alojaros en Frontera.

Por último, acabaremos nuestra ruta de calas en Lanzarote, en la solitaria playa El Pozo. Tiene muy baja ocupación y recibe a sus bañistas con su arena negra. Para alcanzarla hay que hacer senderismo por Los Ajaches desde Playa Quemada, el camino dura más o menos unos 30 minutos. No os olvidéis el agua, ya que en El Pozo no hay servicios. Estaréis vosotros, las gaviotas, el mar y quizá algún aventurero más.

¿Todavía no tienes destino para tus vacaciones?

12 de julio, 2011

¿Necesitas ayuda para elegir tu destino de vacaciones ideal?

Llegan las tan esperadas vacaciones y no siempre tenemos claro donde disfrutar de nuestros días de descanso. Si todavía estás decidiendo a qué destino escaparte este verano, aquí van unos pequeños consejos por si te pueden ayudar a tomar la decisión adecuada.

Por supuesto todo va en función de gustos, pero también de lo que necesites en esta ocasión. Lo primero que te recomendamos es responder a las siguiente pregunta:

¿Qué busco estas vacaciones?

  • “¡Relax total! Desconectar del mundo y decir adiós al estrés”

Si esta es tu respuesta, te aconsejamos elegir un destino tranquilo. Si te gusta la montaña, el Pirineo aragonés, el catalán o los Picos de Europa serían una buena alternativa para encontrar la paz que necesitas. Pueblos con encanto, preciosos paisajes, contacto con la naturaleza y… algo importante, ¡noches fesquitas!

Si por el contrario, eres más de playa, elige un destino sin aglomeraciones. Cudillero o Luarca en Asturias son dos tranquilos y pintorescos rincones de la Costa Verde, ideales para un poco de descanso. Menorca o Formentera en las Islas Baleares o Fuerteventura o Lanzarote en las Islas Canarias, podrían darte también ese relax que necesitas. Si quieres una combinación relajante de naturaleza y mar, puedes optar por la isla de La Palma, un destino perfecto para desconectar de aglomeraciones y estrés. También algún pueblecito de Costa Brava, como Begur o Cadaqués, serían perfectas opciones antiestrés.

Si ya has saboreado las riquezas turísticas de nuestro país y quieres conocer otros destinos, te recomendamos algunos otros paraísos para desconectar. Santorini, la isla bonita, te atrapará con sus increíbles puestas de sol; Cerdeña, con sus playas paradisíacas y su entorno natural, será todo un lujo para tus sentidos; La Toscana italiana te envolverá en el silencio que necesitas; El Valle de Loira francés te conquistará con sus maravillosos pueblecitos y paisajes naturales; Y para los que ya quieran ir más lejos y cruzar el charco, el Parque Nacional Volcán Arenal de Costa Rica sería un perfecto bálsamo de tranquilidad…

Muchos son los destinos que harán que no quieras volver a la realidad, estos son algunos de ellos, ¡imposible poder nombrar todos!

  • “Un poco de todo! Descansar, hacer alguna actividad veraniega, algo de diversión…”

Si esta respuesta se aproxima más a lo que buscas encontrar este verano, sin duda tienes más opciones para acertar con tu destino. Depende de los días de vacaciones que tengas y de si quieres hacer ruta o estar en un destino fijo, podemos aconsejarte varias opciones.

En general cualquier destino de playa de nuestro país, podría darte una perfecta combinación de descanso y ocio. Si viajas en familia, Tenerife en Islas Canarias, Costa Brava o Costa de Azahar son algunos de los destinos más recomendados. Aunque en cualquiera de nuestras costas hay hoteles más propicios para viajar con niños.

Si vas a disfrutar de tus vacaciones con amigos o en pareja, Baleares, Costa Dorada, Costa del Sol, Costa de la Luz… son algunas de las zonas más demandadas. Por suerte, todas las costas españolas ofrecen esa combinación mágica de sol, mar, ocio, entretenimiento y posibles excursiones por los alrededores, que tanto nos gusta para pasar unas completas vacaciones.

Costa Blanca

 

Fuera de nuestro país, la costa portuguesa del Algarve es uno de los destinos más solicitados por motivos bien merecidos. ¿Y una ruta por las Islas Griegas? Cada una de ellas te aportará la dosis de descanso o diversión que necesites. También Croacia sería una buena alternativa si quieres unas vacaciones de lo más completo, islas paradisíacas, paisajes increíbles y todo el ocio que necesitas en Dubrovnik.  Por último y para los que quieran un destino marítimo con un puntito de glamour extra, la Costa Azul, aunque no es el concepto de playa que tenemos en España y los precios son algo más elevados.

Dubrovnik

Es difícil elegir sólo un destino entre tantas opciones que pueden encajar con nuestro tipo de viaje ideal.  También el presupuesto o los días libres de los que disponemos, influirán en la elección. Pero sin duda, en cualquiera de ellos podrás disfrutar de unas perfectas vacaciones.

¿Ya te has decidido? ¡Saborea al máximo las vacaciones que te mereces!