Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Francia’

El país más visitado del mundo

26 de mayo, 2017

Según el último ranking de destinos más visitados del mundo Francia vuelve a ser el país preferido para viajar. En 2016 se contabilizaron 83 millones de visitas. Si bien es cierto que ha sufrido un descenso respecto al año anterior, sigue dominando la lista y la encabeza una vez más. Y es que su territorio tiene una vasta oferta turística para todos los públicos. Dispone de grandes ciudades, rincones campestres, paisajes, monumentos, parques temáticos para niños y… ¡mucho más! ¿Qué tiene Francia que la hace tan especial? Vamos a intentar descubrirlo y comenzaremos nuestra visita con sus lugares más visitados.

Lugares más visitados de Francia

Como no puede ser de otra manera empezaremos en París. ¿Quién puede resistirse a ella? La ciudad del amor, de las artes, de las luces… Perderse por sus calles es una de las mejores cosas que se pueden hacer, ya que cada barrio tiene su propia personalidad. Por supuesto, otro gran foco de atracción son los museos, ya que cuenta con algunos de los mejores del mundo como el Museo del Louvre, el Museo de Orsay o Centro Pompidou, entre otros muchos. Igualmente, dispone de monumentos internacionalmente conocidos como la Torre Eiffel, Nôtre Dame o el Arco del Triunfo. A todo ello hay que sumar, además, que está a un paso tanto del Palacio de Versalles como de Disneyland París, dos lugares indispensables de Francia. Para poder disfrutar bien de este destino es recomendable pasar al menos una semana, aunque no hay que descartarlo para escapada en pareja, puesto que París es considerada como la ciudad más romántica del mundo.

En Normandía aguarda otro de los monumentos más vistos del país. Nos referimos al Mont Saint-Michel. Se estima que cada año se acercan a observar el fenómeno de las mareas unos 2,5 millones de personas, muchos de ellos peregrinos que buscan la espiritualidad. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979. En esta región también esperan los paisajes de la Costa de Alabrastro, con sus impresionantes acantilados (destacan los de Etretat), así como los pueblos pequeños y singulares como Fécamp, donde hay que visitar el Palacio Bénédictine.

Otra ruta que suele atraer a un gran número de viajeros es la que recorre el Valle del Loira, en la que los visitantes descubrirán nada más y nada menos que 21 castillos que se integran en el paisaje junto al río del mismo nombre. Entre todos ellos os esperan algunos como el castillo de Cheverny, en el que se inspiró Hergé para que fuera el Castillo de Molinsart de Titín; el castillo del Clos-Lucé, donde vivió el mismísimo Leonardo da Vinci o el impresionante castillo de Chaumont-sur-Loire, que alberga el Festival Internacional de los Jardines, de finales de abril a mediados de octubre.

Igualmente, otro punto de peregrinaje con una gran afluencia es la ciudad de Lourdes, donde se apareció la virgen a una niña en una gruta, que a día de hoy es un lugar de veneración. Cada año se acercan hasta allí miles de peregrinos para recoger el agua que mana de la fuente, a la que se le suponen poderes sanadores.

No nos olvidamos de un rincón muy especial, sobre todo para los amantes de la adrenalina: los Alpes. En invierno se cubren de nieve y se desempolvan los telesillas para que miles de esquiadores puedan deslizarse por sus colinas. Aquí se ubica el Dominio de los 3 Valles, más de 490 kilómetros repartidos en 330 pistas. Asimismo en esta región, los viajeros podrán observar el Mont-Blanc, una de las cimas más altas de Europa con sus 4.810 metros de altura. Para ello, una opción si no se está en forma, es subir al Pico del Midi desde donde se puede coger un teleférico para observar, desde varias terrazas, unas hermosas vistas panorámicas.

Un país lleno de rincones

Pero Francia es mucho más que sus indispensables. Cada región es única y ofrece un tipo de turismo diferente. Muy cerquita de España, se puede visitar el País Vasco Francés, un territorio con gran personalidad que nos ofrece desde practicar deportes acuáticos en sus aguas, sobre todo surf, a disfrutar del encanto de sus localidades que combinan una mezcla de tradición con tiempos más modernos. Hay que hacer una parada en San Juan de Luz, lugar donde se casó Luis XIV, y por supuesto no hay que dejar de ver Bayona y su catedral y si apetece hacer algo más arriesgado, una visita al Casino de Biarritz podría ser perfecta.

Para los que busquen un destino tranquilo, donde poder sentarse en una terraza a disfrutar del atardecer con una copa de vino, quizá les interesen otros enclaves de Francia como la Provenza. Allí esperan Saint Rémy de Provence, Aix en Provence, Avignon y Nîmes, localidades pequeñas con una larga historia detrás. Pero además, dispone de una gran riqueza natural, materializada en sus campos de lavanda junto al Mont Ventoux. En la Provenza, además, podemos encontrar un paisaje muy curioso que nos recuerda al Gran Cañón del Colorado, pero de pequeñas dimensiones. Se trata de los alrededores de Rustrel, una estampa a la que merece la pena hacer una escapada para conocer sus cascadas y grutas. En este mismo sentido, Borgoña ofrece unas vacaciones tranquilas donde conviven naturaleza y patrimonio. Los vinos son una gran atracción en todas sus facetas. No sólo se pueden probar, sino que también se puede conocer cómo se elaboran, conocer dónde están las vides, sus peculiaridades… Otra sugerencia es recorrer Borgoña en barco a través de sus canales para obtener una visión diferente de la región de los vinos.

Si lo que se quiere es hacer turismo urbano, además de su capital, Francia cuenta con otras grandes urbes, quizá menos conocidas, pero que esperan con un rico patrimonio. Sorprenden lugares como Burdeos, Toulouse, Marsella y Lyon, donde se descubre el aroma francés en cada esquina y se puede convivir con sus vecinos y probar su gastronomía.

Estos son sólo algunos lugares que hacen de Francia, el país más visitado del mundo. Pero tampoco hay que olvidar que cuenta con más zonas igualmente atractivas como Alsacia, la Costa Azul, Córcega, la Bretaña

¿Cuál es vuestro rincón de Francia preferido? ¿Nos lo contáis?

Categories: Viajar a Europa, ¡VIAJA! Tags:

Cinco cosas que hacer en París una vez en la vida

08 de octubre, 2014

París es un lugar que ha cautivado a lo largo de la historia a todos aquellos que la han pisado. Y no es para menos con su encanto especial. ¿Habéis estado? Tanto si sí como si no, os traemos cinco propuestas de cosas que hay que hacer en París al menos una vez en la vida.

París, sena

Subir a la Torre Eiffel

Es sin duda el emblema de la capital francesa. La estructura realizada por Gustave Eiffel para la Exposición Universal de París de 1899 es la estampa que viene a la mente cuando se piensa en París. Por eso hay que subir. Las filas suelen ser largas, así que tendréis que reservar al menos una mañana o una tarde de vuestro viaje. Se puede acceder a ella o bien por escalones o por ascensores. De estos últimos hay 3, y hay que cambiar en el segundo piso para llegar hasta arriba. Si sois unos valientes, podéis enfrentaros a 704 escalones que os llevarán hasta la segunda planta. Es más económico, pero si no estáis en forma, coged los ascensores. Os dejamos las tarifas actuales.

Sonreír a la Mona Lisa

Este cuadro es quizá el más conocido del mundo. Se encuentra en el Museo de Louvre. Puede servir como excusa para visitar este maravilloso museo, que acoge todo tipo de arte, albergando algunas de las obras más importantes de la historia del arte. Es muy difícil ver todo el museo entero, por lo que existen itinerarios dentro que os guiarán hasta lo que queráis ver. Una de ellas será la Mona Lisa, de Leonardo da Vinci. No os permitirán acercaros demasiado y probablemente esté rodeada de una marabunta humana. Por eso id, a primera hora, cuando la afluencia es menor. Nuestro consejo es que organicéis la visita con este plano del museo.

Emular a Amélie en Montmatre

Montmartre es el barrio de la bohemia francesa. En sus calles se sitúan lugares como el famoso Moulin Rouge o el Sacre Coeur, además de bares de striptease y de marcha. Siempre ha sido un polo de atracción de artistas, de hecho Picasso, Dalí o Degas y muchos más se dejaron seducir por su ambiente. Allí se rodó parte de la famosa película de Amélie. Podréis visitar el café donde trabajaba, el Cafe des 2 moulins, en la 15 rue Lepic y tomaros algo en una de sus mesas. También os invitamos a que investiguéis por las calles empinadas y encontréis lugares como la Place du Tertre o bares como Le Relais Gascon (6, rue des Abbesses), donde os sorprenderán con sus ensaladas gigantes servidas con patatas con sabor a ajo. No podéis dejar de subir hasta el Sacre Coeur y observar unas vistas únicas de París.

Pasear por el París más lujoso

La zona de la Plaza Vendôme y Ópera alberga un gran número de establecimientos de lujo donde hay joyerías, tiendas de grandes diseñadores… Si vuestro bolsillo os lo permite, daros un caprichito, sino conformaros con pasear por allí y descubrir el París más exclusivo. Se puede visitar el Palacio Garnier, donde se ubica la Ópera (su interior os impresionará). Cerca se encuentran las Galerías Lafayette (Boulevard Haussmann 40).os recomendamos que entréis y observéis su maravillosa cúpula modernista y que subáis hasta su terraza para regalaros una panorámica maravillosa.

Visitar la tumba de Napoleón

Sin duda Napoleón Bonaparte fue un personaje clave en la historia de Europa y a él le debemos gran parte de las bases de nuestra actual sociedad. Napoleón, el gran emperador francés, está enterrado en París, en los Inválidos. Al principio esta zona fue creada como residencia real para soldados y militares retirados. Dentro, uno de los edificios que más destaca es el Mausoleo de Napoleón. Allí descansan sus restos, en una cripta circular. También está enterrado en este punto José Bonaparte, conocido por haber sido rey de España durante la dominación francesa. Impresionan las dimensiones.

Para hacer una o las cinco propuestas tendréis que pasar varios días a orillas del Sena. Así que reservad hotel y preparad bien el viaje. ¿Qué nos recomendáis vosotros? ¿Qué tenéis ganas de hacer en París?

Hoteles para disfrutar de las flores

26 de mayo, 2014

Las flores llenan de colores los paisajes. Aunque para los alérgicos pueda ser un problema, lo cierto es que dan alegría y hacen que los lugares luzcan de manera especial. ¿Queréis disfrutar de una gama cromática única? Acompañadnos en este viaje a través de hoteles donde las flores os ofrecerán una panorámica especial.

Hoteles con flores

Tulipanes en Flevolanda

Viajaremos hasta Países Bajos para ver de primera mano sus famosos campos de tulipanes. Si bien es cierto que esta flor es originaria de Turquía, es en el país europeo donde se han hecho más que famosos. Existe una región en el Noroeste, en la provincia de Flevolanda, donde se encuentran la mayor parte de campos de cultivo.

Allí además se ubica el Parque Keukenhof, el mayor parque floral del mundo. Éste abre sus puertas entre abril y mayo, meses en que los tulipanes están en su mejor momento. Allí se plantan más de 7 millones de bulbos cada año en los jardines y en los pabellones. No sólo será una experiencia visual, sino también olfativa, ya que la nariz se verá inundada de cientos de olores agradables.

Podéis alojaros en el Hotel Apollo, en Lelystad, situado en la provincia de Flevolanda. Desde este hotel de cuatro estrellas podréis subir gracias a su wifi gratutito todas vuestras fotos con los tulipanes a las diferentes redes sociales.

Lavanda en Francia

Otro destino que nos viene a la cabeza cuando pensamos en flores es Francia con sus campos de lavanda. El morado invade las laderas de regiones como la Provenza y la Costa Azul para crear un escenario mágico. El periodo de floración es entre junio y julio.

Podeis acercaros a la ciudad de Sault, la capital de la lavanda

 

Os proponemos un viaje a la Provenza para que además de disfrutar del paisaje, conozcáis otros encantos del país galo como sus vinos Chateauneuf-des-papes o su aceite de oliva. Os podéis alojar en Arlés, localidad conocida por aquí vivió Van Gogh, en el Hotel Julio Cesar. Desde allí podéis hacer una excursión de un día a localidades como Sault, capital de la lavanda, Rousillon o Coustellet.

Un paisaje salpicado de lavanda. No os podéis perder el Museo de la lavanda de Coustellet y la Abadía de Senanque.

Girasoles en España

Una flor que pinta de color los campos en la Península Ibérica es el girasol. No es raro viajar por la geografía española y toparse con uno de sus campos, con los girasoles mirando al sol. Un destino donde podréis disfrutarlo en vuestros paseos es en Ronda, Málaga. Sus alrededores están llenos de campos moteados de amarillo.

Podéis hacer una escapada rural y alojaros en el Hotel Molino del Arco, un establecimiento a 3 kilómetros de Ronda, donde descansar y relajarse viene con la llave de la habitación. Sacar fotos y observar el comportamiento de esta planta a lo largo del día.

Jazmines en Tailandia

Un lugar pintoresco es el mercado de las flores de Bangkok. La capital tailandesa está llena de mercadillos que a ojos occidentales son todo un descubrimiento lleno de secretos y cosas nuevas que probar. Pues bien, uno de ellos, el de Pak Khlong Talat, está especializado en flores.

Es el principal mercado de Bangkok y abre… ¡las 24 horas del día! Está situado cerca del Memorial Bridge y es visitado por pocos turistas. Sin embargo, sí que tiene mucha afluencia de tailandeses que acuden sobre todo a primera hora, nada más amanecer.

Allí se venden guirnaldas de flores o flores sueltas como jazmines y caléndulas. Toda una experiencia.

En Bangkok, un alojamiento donde podéis descansar es el Hotel Park Plaza, ubicado en un rascacielos en una zona comercial y de negocios de la ciudad. Y lo mejor es que está muy bien comunicado, con una estación de metro en las proximidades.

La Noche en Blanco en Europa

23 de mayo, 2014

La Noche en Blanco es una iniciativa cultural que surgió en París en el año 2002, mediante la cual los principales museos de la ciudad permanecieron abiertos hasta altas horas de la madrugada ofreciendo además actividades y programación especial para esa noche. Fue todo un éxito.

La idea fue creciendo y con el paso de los años, otros espacios europeos se sumaron a la idea y ciudades como Londres, Roma, Bruselas, Riga, Zaragoza, Málaga, Florencia, Turín, Cáceres Ljubljana, Madrid... abrieron su cultura a la luz de la luna. Con la crisis ha habido algunas localidades que han dejado de celebrarla. No obstante, sigue en pie en varios lugares. Hoy os hablamos de algunos de ellos. Cada ciudad festeja la Noche en Blanco en una fecha diferente. ¿Queréis saber cuándo?

París

Fue aquí donde nació y la ciudad del Sena sigue apostando por la cita nocturna

Nuestro primer destino es París, no podría ser de otra manera. Fue aquí donde nació y la ciudad del Sena sigue apostando por la cita nocturna. En 2014 la Noche en Blanco de París tendrá lugar el 4 de octubre. Lo mejor de todo es que los actos son gratuitos para cumplir así su objetivo: acercar la cultura a todos los ciudadanos. Es una noche en la que visitar museos, pero también librerías, parques, jardines y monumentos, en la que no faltan artistas, guías que os explicarán las actividades, curiosos, turistas… El programa todavía no está definido, pero podéis ir ya reservando hotel para no perderos la edición de este año.

Bruselas

bruselas-1a3c

En la misma fecha, la noche que va del 4 al 5 de octubre, Bruselas celebra su propia Noche en Blanco. La capital de Bélgica, rica en museos y galerías, invita a todos los amantes de la cultura a permanecer despiertos para compartir la belleza del arte. Este año las actividades girarán alrededor del cine. Las propuestas comenzarán a las 7:00 pm y se alargarán hasta las 7:00 de la mañana. Más os vale haberos tomado varios cafés. ¿Qué podréis encontrar? Instalaciones, performances, proyectos multimedia, conciertos, eventos interactivos, djs… Cuando el sol aparezca será el momento de irse a dormir.

Londres

El 14 de junio Londres se une a la Noche en Blanco apostando por la divulgación del arte contemporáneo

El 14 de junio Londres se une a la Noche en Blanco apostando por la divulgación del arte contemporáneo. En la capital británica las actividades durarán desde las 7:00 de la tarde hasta la 1:00 de la mañana del domingo 15 de junio. Es una buena excusa para visitar rincones que suelen permanecer cerrados y conocer galerías o museos no tan famosos como otros de la ciudad. Si pasáis la noche en Londres descubriréis instalaciones, películas, esculturas, teatro callejero, música… La diversidad y la diversión están aseguradas. ¡Además, todo es gratis! ¿Ya sabéis qué museo os gustaría ver? Esperamos que pronto cuelguen el programa completo.

Amsterdam

barrio-rojo-1ed

En septiembre, pero todavía sin fecha exacta, Amsterdam se une a la celebración. Al igual que en Bruselas las actividades durarán hasta el amanecer, desde las 7:00 de la tarde hasta las 7:00 de la mañana del día siguiente. Para haceros una idea de lo que os espera, podéis mirar las propuestas que tuvieron lugar la edición pasada entre las que se encuentran la recreación de Syncity, una ciudad futurista en miniatura habitada por performance, debates de la confluencia de arte y ciencia o música en conventos. ¡Estad atentos a la programación!

Ljubljana

El ambiente es único: se combina el arte moderno con el rico patrimonio cultural

La capital de Eslovenia aprovecha el buen tiempo para celebrar su Noche en Blanco (Poletna Muzej Ska Noc en esloveno) el 21 de junio. Es una fiesta nacional ya que la mayoría de galerías y museos del país abren desde las 6:00 hasta la medianoche, con un montón de propuestas en esloveno y en inglés. Si viajáis hasta este país semidesconocido encontraréis más de 80 actividades diferentes con visitas guiadas, talleres, conciertos… El ambiente es único, ya que se combina el arte moderno con el rico patrimonio cultural y arquitectónico de las calles de Ljubljana.

¿Preparados para pasar una noche en vela?

 

La primavera el reserving altera: hoteles de montaña que están preciosos en primavera

16 de abril, 2014

Ya llegó la primavera. Es hora de deshacernos de nuestros abrigos y dar paso a la ropa de entretiempo. También es el momento de sacar las zapatillas y la ropa de deporte. Por fin hace tiempo para pasear por la montaña y los senderos. ¿Lo echabais de menos? Si os apetece visitar cuatro destinos a los que les sienta bien la primavera, aquí os recomendamos cuatro hoteles donde alojaros.

Tarazona

Nuestra primera parada será cerca del Moncayo, en Tarazona. Esta localidad os acogerá entre sus calles empedradas y sus cuestas. Os podéis alojar en el Hotel Condes de Visconsi, un establecimiento ubicado dentro de un palacete del siglo XVI.
Hotel Condes de Visconti Tarazona
A 12 kilómetros os esperan el Monasterio Cisterciense de Veruela, que con la primavera luce más bello que en cualquier época del año, y el Parque Natural del Moncayo. El Moncayo dispone de unas características únicas que mezclan el paisaje húmedo del Norte de Europa con el cálido del Mediterráneo. La fauna y la flora es bien variada y es ahora cuando empiezan a florecer los principales árboles y plantas. Existen numerosas rutas interesantes en el parque.

Lo mejor es que preguntéis en la Oficina de Turismo de Tarazona. Allí os recomendarán los mejores senderos para esta época del año. Después del paseo, podréis descansar en el patio Renacentista del hotel o caminando por Tarazona. Un último apunte, no podéis dejar de ver la recién restaurada Catedral de Tarazona.

Austria

Las montañas de Austria las solemos relacionar con la nieve, pero una vez pasa el frío invierno, el verde se va extendiendo poco a poco por sus laderas. Sus paisajes son impresionantes y sus alojamientos están a la par. Podéis alojaros en el Seehotel Huber, un establecimiento a orillas del lago Wolfang, decorado al estilo austriaco.

Paisaje Austria Seehotel Huber

En el mismo hotel podréis alquilar bicicletas y equipo deportivo para realizar excursiones por los alrededores. Tras una jornada de ejercicio, el restaurante del Seehotel Huber os ofrecerá platos de comida orgánica (incluida carne) e incluso cocinará para vosotros pescado fresco sacado del mismo lago.

Todavía no hace tiempo para darse un chapuzón en el lago Wolfang, ya que el agua estará un poco fría. Pero sí para disfrutar de los primeros rayos de sol primaverales en su orilla.

Francia

Desde el restaurante panorámico del Hotel Alpina podréis observar cómo el sol va avanzando y cambiando las tonalidades del Mont Blanc y de los glaciares de los alrededores. Éste puede ser vuestra base para descubrir Chamonix y sus alrededores, un área famosa por sus deportes de invierno, pero que cada vez reclama más atención en primavera, debido a la belleza de sus paisajes.

Vista restaurante Hotel Alpina

El valle de Chamonix dispone de más de 350 kilómetros de senderos, repartidos en 160 itinerarios adaptados a todas las capacidades. Muchos de ellos son para época estival, sin embargo, con la llegada de la primavera se pueden hacer pequeñas excursiones para descubrir el encanto de este rincón francés.

Podéis también subir al tren cremallera de Montevers, que se coge junto la estación de tren de Chamonix. Una visita que no olvidaréis y os permitirá ver de cerca el glaciar de Mer de Glace y observar las cumbres de los alrededores.

Japón

Los japoneses tienen un vínculo muy especial con la primavera. Se vive en todo el país de una manera mágica. Un lugar donde lo celebran es en Takayama. Rodeado de montañas, podréis disfrutar de la arquitectura típica japonesa, así como de sus costumbres.

Hotel Best Western Japón Primavera

Os podéis alojar en el Hotel Best Western, un edificio moderno en pleno centro de la localidad. Os recomendamos que paséis por Sanmachi Suji, uno de los barrios con más encanto de todo Japón, que os desplacéis hasta el pueblo tradicional de Shirakawa-gō y que os acerquéis a los Alpes Japoneses.

La naturaleza os asaltará a cada paso con los famosos cerezos en flor orientales y numerosas plantas que os sorprenderán. Además, si vais a mediados del mes de abril coincidiereis con el Sannō Matsuri, un festival muy peculiar.

Escapadas románticas Low Cost

31 de enero, 2014

No queda nada para San Valentín. ¿Qué tal hacer un viaje en honor al santo? Si no tenéis dinero, no os preocupéis, ya que bien planificada, una escapada puede salir económica. Así que sacad calculadora, papel y boli, y haced cuentas para poder disfrutar de algunos de los destinos que os recomendamos para disfrutar en pareja el próximo fin de semana del 14 de febrero.

Con Romeo y Julieta

Seguro que deseáis que vuestro amor no tenga un final parecido al de Romeo y Julieta, sin embargo, sí que queréis sentir la pasión de estos dos enamorados que la literatura sitúa en la ciudad italiana de Verona.

balcon-romeo-y-julieta-942

Verona respira romanticismo por su arquitectura tallada a lo largo de siglos de historia, tal es así que ha recibido el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Destaca su anfiteatro romano que se mantiene en pie o el  Castello Scaligero del siglo XIV.

Verona respira romanticismo

No obstante, si sois una pareja de enamorados, no podéis dejar de visitar la casa de Julieta, situada en el número 27 de la Vía Capello. Allí descubriréis el amor en mil idiomas, ya que los enamorados dejan sus mensajes en forma de cartas o pintadas. Éstas se retiran dos veces al año, el 13 de febrero y el 15 de septiembre (un día antes del cumpleaños de Julieta). Si os dais prisa seréis de los primeros que entreguéis el mensaje el día 14 de febrero.

No olvidéis de tocarle el pecho derecho a la escultura de Julieta, ya que os dará suerte en el amor. Podéis viajar en avión a Milán, que está a 167 kilómetros y desde allí ir en tren a Verona o alquilar un vehículo. Para alojarse, podéis echar un ojo nuestros hoteles.

Las ciudades más románticas

En esta lista de propuestas no podía faltar un clásico del amor. ¿Lo adivináis?

Seguro que dudáis entre dos, así que para no haceros quedar mal, hablaremos de ambos. París y Roma. 

ParisYRoma

Dos destinos unidos a la pasión. París rezuma romanticismo en cada esquina. Hasta la voz del metro os parecerá melodiosa. Lo más romántico de París es pasear por sus calles, acercarse al Louvre y sus jardines, tumbarse en el césped que hay a los pies de la Torre Eiffel, brindar con vino en un restaurante de Montmatre o simplemente degustar un rico plato de cocina francesa. Podéis reservar habitación en barrios como Le Marais y empezar la mañana desayunando en la Plaza de los Vosgos.

¿Qué decir de Roma?

Una ciudad retratada por el cine, cuyos rincones invitan a disfrutar de la belleza. Lo mejor es alejarse del tráfico y de las calles más transitadas para perderse en lugares como el barrio del Trastevere. Este rincón está separado del resto por el río Tíber y en su interior os esperan calles adoquinadas y serpenteantes, llenas de restaurantes sabrosos y tiendas de artesanía originales.

Roma tienen un encanto especial

Podéis pasear y probar los famosos helados italianos. Y ya que estáis en el Trastevere no os dejéis de ver San Pietro in Montorio, con su templete de Bramante. Hoy en día allí se encuentra la Academia de España en Roma. Elegid un buen hotel y desconectad del día a día.

El lago del amor

Otro destino hermoso que os invitará a estar de buen humor es la ciudad belga de Brujas. Allí, os espera una arquitectura con encanto.

5490077928_1c8d6598d9

Imagen: JJ Merelo (Flickr)

Se dice que la vista más bonita de este enclave se tiene desde las barcas que recorren sus canales. ¿Os apetece subiros a la barca? Existen cinco embarcaderos, donde podréis zarpar.

Dejaros sorprender y mecer por el vaivén de las aguas. Después, recorrer sus calles, deteneos en alguna de sus bombonerías y compartid risas delante de un chocolate belga. También podéis cenar en alguno de sus restaurantes más cucos, situados en el casco histórico, o improvisar una cena romántica en la terraza del hotel, bajo la luz de las estrellas y el resplandor de una ciudad que os cautivará. Podéis volar hasta Bruselas y desde allí coger un tren a Brujas, la frecuencia es bastante alta. Junto a la estación se ubica el Minnewaterpark o parque del Lago del Amor. ¿Qué mejor manera de empezar el viaje que reservando una romántica habitación?

Mar y naturaleza en estado puro

Nuestra última idea, se aleja de la vida urbana para respirar la tranquilidad del mar y la naturaleza. ¿Conocéis la ruta del Flysch? En Guipuzcoa, entre la costa de Deba a Zumaia, se encuentra un curioso y bello fenómeno geológico dentro del Geoparque Costa Vasca.

Se le conoce como flysch y se refiere a la plataforma costera que aparece delante de un acantilado cuando la marea baja. Es impresionante la forma de los surcos que se han formado por la erosión del mar durante miles de años. Merece la pena pasear por la zona.

Podéis llevaros un pic-nic y degustarlo en el Geoparque. También podéis contratar alguna excursión en la oficina de turismo de Deba o Zumaia para recorrer en barco el área o hacer una visita guiada. El paisaje os marcará. No os olvidéis la ropa de abrigo, y de mirar la meteorología antes de viajar. Para dormir, podéis reservar habitación en las cercanías del Geoparque Costa Vasca y disfrutar de la magia de la costa guipuzcoana, ideal para una cena romántica.

También os recomendamos que echéis un vistazo a nuestras ofertas de San Valentín. ¡Sorprended a vuestra pareja con un viaje romántico!

Europa, una gran autopista blanca para esquiar

22 de enero, 2014

Europa es un buen destino para disfrutar de la nieve. La geografía de nuestros vecinos permite crear grandes autopistas blancas, con kilómetros por delante. Si os apetece salir de España y probar la dureza de la nieve en otras latitudes, podéis seguir leyendo.

Suiza, el paraíso del esquí

Un país que concentra una gran número de kilómetros esquiables y algunas de las estaciones más exclusivas es Suiza. Este estado, que no pertenece a la Unión Europea, es un destino que se ha ganado su fama mundial gracias a sus pistas de esquí en plenos Alpes.

Suiza Turismo

Suiza Turismo

Uno de esos interminables descensos lo podéis encontrar en el Valle de Lenzerheide. Allí podréis enfrentaros a un descenso de nada menos que de 9 kilómetros, partiendo desde el pico de Rothorn, a 2865 metros de altura.

Aprovechad y disfrutad del paisaje antes de comenzar con la concentración. A lo largo del camino de bajada, los retos son varios y tendréis que demostrar vuestra habilidad en zonas escarpadas y os podréis relajar a partir del kilómetro 6 (hay un famoso bar a mitad de recorrido) para terminar en el centro de Lenzerheide. Aquí, además, ofrecen la posibilidad de esquiar de noche, cuando la luna baña la nieve.

Lo llaman SnowNights y consiste en que se ilumina una pista de 3,5 kilómetros para esquiadores y una pista de trineos para seguir en movimiento una vez el sol ha decidido tomarse un descanso. Podéis alojaros en el cantón de Grisones.

Innsbruck: contraste de colores

Cerca, en Austria, os esperan más de 22.000 kilómetros de pistas. Pero centrémonos y elijamos un solo punto donde poder pasar unos días de diversión.


¿Qué os parece viajar hasta Innsbruck? Esta localidad se ha ganado la fama mundial por el peculiar paisaje que la rodea. Sus casas de colores resplandecen ante el blanco de los Alpes que la vigilan. En esta zona encontraréis hasta 9 estaciones de esquí: Glungezer, Lizum, Patscherkofel, Schlick 2000, Muttereralm, Axamer, Nordkette, Rangger Köpfl, Kühtai, Schlick 2000 y glaciar de Stubai.

Innsbruck ha sido sede de los Juego Olímpicos de Invierno

 

La comunicación con las pistas es buena y se puede uno subir en el mismo centro de la ciudad o bien a un teleférico o bien a un esquí-bus para estar en menos de 20 minutos esquiando. La variedad también es amplia con 300 kilómetros esquiables de alpino, 7 snowparks y funparks, pistas de nórdico…

Innsbruck ha sido sede de los Juego Olímpicos de Invierno hasta en tres ocasiones y como testigos de esos acontecimientos se puede ver la estructura para el salto de esquí que diseñó Zaha Hadid o la pista olímpica de trineo. Tras un día de deporte, os espera una noche de ambiente en Innsbruck. Reservad ya el hotel.

Eslovenia, cultura y nieve

Un país que une su cultura a la de la nieve es Eslovenia. En su parte norte disfruta de las alturas de los Alpes y sus ciudadanos se han acostumbrado a tener los esquís bien a mano cuando llegan los meses de más frío. En este pequeño estado, nacido como tal en 1991, podréis encontrar hasta 10 estaciones.

Alpes eslovenos

 

Nosotros os recomendamos que visitéis la de Mariborsko Pohorje, cerca de Maribor, ciudad que fue Capital Europea de la Cultura en 2012. Allí podréis disfrutar de 27 kilómetros de pistas, de todas las dificultades, además de varios balnearios. Pero una práctica que gusta mucho en Eslovenia son los saltos de esquí.

Eslovenia, el país de los saltos de esquí

De hecho fue en este territorio, en Planica, donde por primera vez el ser humano superó los 200 metros en un salto. El autor de dicha hazaña fue el finés Toni Nieminem, que lo logró en 1994.

Todos los años se celebra en marzo una prueba puntuable para la Copa del Mundo. Podéis reservar un hotel en Maribor o elegir habitación para ser testigos de los saltos de Planica en la zona de Kranjska Gora.

Esquiar al otro lado de los Pirineos

Más cerca, en Francia, también hay sitio para el esquí. Podemos viajar hasta el otro lado de los Pirineos para descubrir Saint Lary. La estación se sitúa en el Valle deAure, a escasos 20 kilómetros de Bielsa y se llega a través del túnel Aragnouet-Bielsa.

saint-lary-1fcd

 

La estación dispone de tres sectores conectados. Pla d´Adet (cota 1700) está destinado a los principiantes y predominan las pistas sencillas, resultado ideal para quienes quieran dar sus primeros pasos sobre la nieve. La segunda, Soum de Mate-Lita-Espiaube (cota 1900) presenta una mayor variedad de pistas, válidas para todo tipo de esquiadores. La tercera es Vallon du Portet (cota 2400) aquí es donde los riders encontrarán el lugar perfecto para sacar sus tablas y practicar el mejor freestyle.

En total, en Saint Lary podréis recorrer más de 100 kilómetros esquiables, repartidos entre 55 pistas (7 verdes, 25 azules, 12 rojas y  10 negras). También encontraréis un boarder cross y otras instalaciones para poder realizar mushing, trineo o esquí de fondo, entre otras muchas cosas. Reservad ya alojamiento en Saint Lary.

Europa a través de sus mercadillos navideños

20 de diciembre, 2013

Los mercadillos navideños son una tradición de gran arraigo en Europa. A pesar del frío que suele hacer siempre en esta época del año, los incondicionales salen a la calle e instalan sus puestos de productos típicos de Navidad.

¿Damos una vuelta a ver qué encontramos?

Alemania

Los germanos son unos auténticos apasionados de estas fechas y prueba de ello es que existen numerosas cadenas de tiendas de productos exclusivamente navideños que permanecen abiertas durante todo el año. Pero es ahora, cuando los puestos salen al pavimento para ofrecer a los paseantes sus productos.

Alemania en Navidad

Para entrar en calor podéis tomar un Glühwein, un vino caliente especiado, que mantendrá vuestras manos a una buena temperatura mientras deambuláis entre los tenderetes. Las opciones son muchas ya que hay más de 150 repartidos por todo el país.

Quizá uno de los más conocidos es el Chriskindlesmarkt de Nuremberg, con más de cuatro siglos de historia. Está ubicado en la Plaza Mayor y desde allí se extiende a lo largo de las calles peatonales de la ciudad. El mercadillo cierra el mismo 24 de diciembre.

El Glühwein es un vino caliente especiado.

El ambiente envuelve a los paseantes y les transporta a la infancia con propuestas como conciertos, exposiciones de belenes, actividades para niños, desfiles, paseos en carros de caballo o teatro. Podéis reservar una habitación con vistas a la calle para ver desde arriba como vibra Nuremberg estos días.

Francia

Nuestros vecinos del norte también celebran de manera especial las Navidades y no pueden faltar los puestos callejeros llenos de comida, artesanía y productos relacionados con la última época del año. Los franceses mantienen tradiciones como la del calendario de Adviento. Cuelgan un calendario que va desde el 1 al 24 de diciembre con ventanitas y cada día van abriendo la que toca y allí hay una chocolatina preparada para ser devorada.

Francia en navidad

Así, la espera de la Navidad se hace más corta. Otra tradición con historia, es el Mercadillo de Estrasburgo, el más antiguo de Francia. Data del año 1570 y desde entonces, el paisaje urbano de sus calles cambia de manera especial en diciembre. Nació como una acción de la religión protestante ante el lujo de los católicos. Se conoce como Christkindelsmärik y se sitúa en las principales calles del centro de la ciudad. Es especialmente bonito cuando cae la noche y las luces brillan, haciendo más única la estampa. Además, se instala un abeto enorme en la plaza Kléber, donde se realizan numerosas actividades navideñas. Podéis echar un ojo a los hoteles en Estrasburgo.

Austria

En Austria, la Navidad se empieza a sentir el primer día de Adviento. De hecho, al igual que muchos otros países europeos, los austriacos celebran la noche del 5 al 6 de diciembre San Nicolás, lo que equivaldría a nuestro Papá Noel.

Austria en Navidad

Una ciudad que se viste de gala durante el Adviento y las Navidades es Viena. En sus calles se pueden encontrar varios mercadillos como por ejemplo el que se sitúa en el Museumsquartier. Es curioso ya que allí se levantan pabellones de hielo iluminados, por lo que es mejor visitarlo cuando anochece (las luces están encendidas de 16:00 a 23:00).

Más tradicional es el Christkindlmarkt, que se coloca en la plaza del Ayuntamiento y está animado constantemente por coros profesionales que cantan los fines de semana. Cierra el 24 de diciembre. Además, podéis quedaros hasta el 1 de enero para disfrutar del Concierto de Año Nuevo en la Filarmónica de Viena. Reservad habitación y coged ropa de abrigo.

Eslovaquia

Este pequeño país guarda un secreto, el Mercadillo de Navidad de su capital, Bratislava. Además de ser una ciudad con precios económicos, en estas fechas luce de manera especial. Los puestos de productos tradicionales se expanden en la plaza central bajo la atenta mirada de su precioso Ayuntamiento.

Prueba la comida tradicional eslovaca en el mercadillo de Bratislava.

Abre en horario de 10:00 a 22:00 y es a última hora cuando hay más afluencia de gente que pasea entre sus más de 100 puestos. Para huir del frío muchos tenderetes ofrecen comida tradicional eslovaca que va desde una calentita sopa de col hasta salchichas o vasos de aguamiel. Entre sus puestos destacan los de vidrio y metales y es fácil ver a los artesanos trabajando al ritmo de los villancicos. Echad un ojo a los hoteles.

España

En España también celebramos tradicionalmente estas fechas y muchos son los que colocan cada año en sus hogares un Belén con paciencia e ingenio. Los hay que optan por el árbol y también los que prefieren poner ambos.

España en Navidad

Para decorarlos, ¿qué tal visitar un mercadillo navideño? Estos días en muchas localidades españolas aparecen para dar un ambiente especial a las calles. Madrid, Barcelona, Zaragoza, Valencia, Sevilla, Santander, León… En la capital es tradicional pasear por la Plaza Mayor para descubrir entre sus puestos figuras artesanales de belenes.

En Barcelona, el más tradicional es la Fira de Santa Llúcia, el más antiguo de la ciudad. Con casi 300 puestos invita a los paseantes a degustar y a observar productos navideños. Termina el 23 de diciembre. No os perdáis las ofertas especiales para visitar mercadillos en Centraldereservas.com

Planes para volver a ser niño

13 de septiembre, 2013

Muchas veces utilizamos a los niños como excusa para ir a los parques de atracciones, sin embargo, somos los adultos los que terminamos disfrutando incluso más que los pequeños de la casa. Hay que quitarse los prejuicios de que los parques temáticos son cosa de niños y os animamos a viajar con nosotros en este post para conocer unas cuantas propuestas que os harán tener de nuevo en el estómago aquellas mariposas que sentíais encima de un caballito de feria.

Parques de atracciones

Shima Spain Village

Un parque temático muy curioso es el Shima Spain Village (Parque España), un parque de atracciones en Japón dedicado a España. Eso sí, una España vista con ojos nipones. Una visita a este lugar puede resultar chocante ya que se puede descubrir cómo la estatua de Cibeles, la Puerta del Sol o la estatua de Colón adornan las calles del parque.

Leer más…

Porra España-Francia de Centraldereservas.com

21 de junio, 2012

El sábado 23 de Junio de 2012, la Selección Española se juega contra la Selección Francesa en el partido de cuartos de final para pasar a la semifinal. Es complicado adivinar el resultado de un partido como este, teniendo en cuenta la calidad de ambas selecciones pero….¿crees que sabes cuál va a ser el resultado final?

¡PARTICIPA EN LA PORRA DE Centraldereservas.com!

 

BASES DE PARTICIPACIÓN:

Sólo podrán participar:

– Residentes en España.

– Personas mayores de 18 años.

– Personas que hayan dado a “Me gusta” en la página de Facebook de Centraldereservas.com.

Para participar:

– El resultado deberá estar escrito como comentario de la imagen subida en Facebook.

– Cada participante solo puede participar una vez con un resultado.

– Está permitido repetir resultados.

– Si el partido llega a penaltis, se contará como resultado ganador el que se queda cuando finalice la prórroga.

Premios:

La persona que adivine el resultado final del partido ganará una bufanda para animar a la selección española. En caso de que haya varias personas que hayan escrito el resultado ganador, se sortearán 5 bufandas entre los acertantes.

Fechas:

– Inicio: 21/06/2012.

– Fin: Sólo se darán como válidos los resultados escritos hasta el sábado 23/06/2012 a las 18h.

Mucha suerte a todos y….¡ARRIBA EUROROJA!